Críticas del PP a la hoja de ruta de Sánchez: "Su 'no hay plan B' es un 'o yo o el caos'"
  1. España
SOLICITARÁ UNA NUEVA PRÓRROGA DE LA ALARMA

Críticas del PP a la hoja de ruta de Sánchez: "Su 'no hay plan B' es un 'o yo o el caos'"

Tanto los populares como varios dirigentes de Ciudadanos trasladan su malestar ante la falta de diálogo del Gobierno con la oposición de cara a las prórrogas del estado de alarma

placeholder Foto: El líder del PP, Pablo Casado (d) y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
El líder del PP, Pablo Casado (d) y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en el Congreso de los Diputados. (EFE)

No hay "plan B" para el Gobierno con respecto al estado de la alarma. La estrategia del Ejecutivo pasa por seguir solicitando al Congreso las siguientes prórrogas y confiar en que las cuentas le cuadren: es decir, que de la cámara baja salga una mayoría suficiente para extender este periodo otra quincena más. Y no contempla otros escenarios. Pero, según transcurren las semanas, Pedro Sánchez pierde apoyos, incluso en el llamado 'bloque de la moción de censura' que le aupó como presidente.

Tras su discurso de este sábado –en el que ha reiterado su intención de ampliar el estado de alarma que comenzó el pasado 14 de marzo y la "eficacia" y "necesidad" de mantener esta figura–, la oposición también ha hecho lo propio con Sánchez y ya le ha trasladado sus críticas a este plan de ruta.

El Partido Popular, a través de su perfil oficial de Twitter, ha definido la ausencia de "plan B" del Gobierno del siguiente modo: "Es lo mismo que decir 'o yo o el caos'", apuntan los conservadores, que también manifiestan que ha sido su grupo el que "le ha aprobado las medidas más drásticas de la historia democrática de España", con sus 'síes' en sede parlamentaria.

Fuentes del PP aseguran a este diario que Sánchez lleva sin contactar con el líder de la oposición 13 días, desde el lunes 20 de abril, y que en esa fecha, ya acumulaba otros 17 días sin telefonearle, desde el sábado 4. Insisten, de nuevo, en que, en esta última fecha, llevaba también otros 13 días sin dirigirse a Pablo Casado. En resumen: tres acercamientos en 43 jornadas. Además, los 'populares' precisan en redes sociales que uno de estos contactos tan solo "duró 3 minutos".

Las críticas a esta gestión resuenan por Génova 13. El presidente del Gobierno "no informa" al líder popular de sus medidas, denuncian a El Confidencial. "Es un vulgar chantaje basado en una burda mentira", escribía en un tuit la diputada Cayetana Álvarez de Toledo. Casado ha amagado con dejar de apoyar los próximos decretos, aunque, de momento, no ha dado un 'no' rotundo.

También hay malestar en Ciudadanos. Desde el partido naranja declaran que Sánchez no se pone en contacto con ellos "desde el 16 de abril". "Y hasta ese momento, solo nos había llamado justo antes de que el Congreso debata la prórroga, y siempre después de haber anunciado por televisión que la iba a pedir".

La líder de esta formación, Inés Arrimadas, a través de Twitter, ha exigido al presidente que "busque el consenso para acordar un verdadero plan A". Y le pide que predique con el ejemplo: "Para pedir responsabilidad, primero hay que practicarla", ha escrito, criticando una ausencia de llamadas que ya dura 16 días.

Foto: Pedro Sánchez, interviene en la última sesión de control al Gobierno en el Congreso, el pasado 29 de abril. (EFE / Emilio Naranjo)

La última vez que el Gobierno solicitó al Congreso de los Diputados ampliar el estado de alarma –como le obliga la Constitución con cada petición de prórroga– fue el pasado 22 de abril, cuando obtuvo 269 votos a favor, 60 en contra y 16 abstenciones. A la creciente hostilidad (de momento, verbal) de Casado, dentro y fuera de la sede parlamentaria, se unió entonces el rechazo frontal a esta medida de los independentistas catalanes de JxCAT, que se habían mantenido hasta la fecha en la abstención.

El partido de Torra se sumaba así a los 'noes' de Vox y la CUP (que no ha cambiado de postura). El 'president' de la Generalitat ha expresado este sábado que defiende que su grupo vote en contra si las competencias para gestionar un desconfinamiento propio no son devueltas a Cataluña.

Sánchez volverá a someterse a examen en la cámara baja el próximo miércoles con apoyos menguantes y críticas crecientes. En las últimas semanas, PNV y ERC –también parte del 'bloque de la moción de censura'– han avisado al Ejecutivo, por boca de Íñigo Urkullu y de Gabriel Rufián, de que su complacencia con la siguiente prórroga no está tan clara. El 'sí' de los nacionalistas vascos y la abstención de Esquerra penden de un hilo. De mantenerse como hasta ahora, avisan, será por la "falta de alternativa política". Y no sin malestar.

Partido Popular (PP) Criticas PNV Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Gabriel Rufián Aitor Esteban Pedro Sánchez
El redactor recomienda