LA UME YA ESTÁ DESINFECTANDO EL CENTRO

"¡No podemos más. Tenemos 11 bajas!": SOS desesperado de otra residencia

Ha habido un fallecimiento esta misma noche. Están a la espera, siguiendo el protocolo, de que vengan a recogerlo. El cadáver sigue en una habitación.

Foto: Efectivos de la UME desinfectan una residencia de mayores. EFE
Efectivos de la UME desinfectan una residencia de mayores. EFE

"No podemos más. Estamos desbordados. Tenemos a 11 trabajadores de baja y algunos de los que están trabajando se encuentran también enfermos. Ayer pedimos la ayuda de la UME a la Consejería y aún no hemos recibido respuesta... Se sale de nuestras manos. Que nos manden a los trabajadores de los centros de día que estén en sus casas. Algo, la situación es desesperada...". Lidia, terapeuta y adjunta a la dirección de la residencia Madre Maravillas de Perales del Río en Getafe, lleva luchando sin descanso contra el coronavirus. Anoche hubo un fallecimiento. Y hoy siguen a la espera con el cadáver en una bolsa en su habitación.

"Es el protocolo, pero es tan duro... Estamos esperando a que vengan a por él. Hoy no ha venido ya ni el médico. No podemos más". Beatriz, la directora, se rompe al teléfono. Llora desesperada por una ayuda que no llega. Ella también tiene fiebre, pero ante la cantidad de bajas que ha habido entre el personal y que no han sido sustituidas, no puede parar.

Lidia, la adjunta de la residencia Madre Maravillas, cuando el virus no había entrado.
Lidia, la adjunta de la residencia Madre Maravillas, cuando el virus no había entrado.

Hasta el jueves de la semana pasada, la situación en la residencia Madre Maravillas estaba controlada. El Covid19 se mantenía fuera de sus puertas, un edificio de planta baja con un inmenso jardín, que alberga habitualmente a poco más de medio centenar de residentes. Habían prohibido las visitas desde el mismo 8 de marzo por la tarde y no había casos. El "miedo" a que entrara el virus era una constante en su día a día. Y el virus se manifestó a finales de la pasada semana, cuando hubo que enviar a uno de los residentes al Hospital 12 de Octubre y, el viernes, se confirmó su positivo por Covid. "Actualmente hay tres hospitalizados", cuenta Lidia.

Y ha habido un fallecimiento esta misma noche. Están a la espera, siguiendo el protocolo, de que vengan a recogerlo. Tendrá que ser la funeraria, según la nueva orden de la CAM. Los cadáveres, según este documento, deben tener además un tratamiento especial, no pueden ser manipulados y deben ser llevados al depósito por parte de funerarias sin demora, tras ser introducidos en el féretro en el lugar en el que estén. En este texto, la Comunidad de Madrid dicta instrucciones en el caso de que la muerte se produzca tanto en hospitales como en residencias de mayores. El personal asistencial que haya estado administrando los tratamientos o cuidados al fallecido (tanto en hospitales como en residencias)", es responsable de introducir el cuerpo bien en una "bolsa sanitaria estanca" o bien en "un doble sudario de plástico", y en ambos casos se debe "pulverizar con desinfectante".

El resto de los residentes se encuentran estables. Hay un gran porcentaje que presentan algún tipo de sintomatología y hemos ido informando individualmente a los familiares. Por lo general, se encuentran decaídos (llevan más de 15 días sin contacto físico con sus familiares ni recibir visitas), pero estables", insiste la adjunta de la residencia.

El temor de la directora y de su adjunta es lo que pase a partir de ahora. Ya están desbordados por las bajas del personal y no dan abasto. Llevan desde ayer pidiendo ayuda urgente a la Consejería. "Nuestro principal problema es la baja de los 11 trabajadores. No tenemos manos ya. El resto de los profesionales, independientemente de su categoría, estamos atendiendo directamente a los residentes en sus actividades de la vida diaria".

Las llamadas de los familiares

A la situación extrema se une, además, la alta demanda de información de algunos familiares de los residentes, que no pueden hablar con ellos porque, literalmente, no pueden atender al teléfono. En la primera semana, la residencia grababa y enviaba vídeos con los internos, pero la entrada del virus ha obligado a cancelarlo todo. Primero se eliminaron esos vídeos, luego se restringieron las llamadas de 10 a 13 horas y, finalmente, se limitan a enviar una vez al día un escueto parte por WhatsApp. "Rogamos a los familiares que nos ayuden estando pendientes de nuestras comunicaciones y limitando las llamadas al centro. Y también les recordamos que ante el mínimo cambio en el estado de su familiar les seguiremos informando como hasta ahora".

Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid, el vicepresidente Ignacio Aguado asegura que hay un 20% de residencias en la región con problemas por el coronavirus, y ha reclamado que se envíen médicos de la UME a los centros, no solo efectivos para la desinfección como está sucediendo desde el pasado sábado. La UME llegaba esta misma tarde para proceder a la desinfección, pero necesitan ahora personal que pueda suplir las bajas por el Covid 19. Y repiten su SOS: "Por favor, necesitamos ayuda. ¡Que hagan algo ya..!".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios