Sanidad mantiene que cada comunidad asuma sus pacientes pese a unificar el mando
  1. España
SIN TRASLADOS DE MADRID A PROVINCIAS VECINAS

Sanidad mantiene que cada comunidad asuma sus pacientes pese a unificar el mando

El Ministerio está al mando del Sistema Nacional de Salud pero, por el momento, no ha habido traslado de pacientes a comunidades vecinas para aliviar el colapso de los hospitales madrileños

Foto: Sanidad mantiene que cada comunidad asuma sus pacientes pese a unificar el mando
Sanidad mantiene que cada comunidad asuma sus pacientes pese a unificar el mando

El Gobierno nunca cerró Madrid pese a las presiones para evitar el éxodo de infectados en las primeras fases de la pandemia de coronavirus. Pero ahora, con los hospitales de la comunidad a rebosar y limitando el acceso a las UCI, sí la ha cerrado para los pacientes. Según confirman fuentes médicas y autonómicas, no ha habido ningún traslado a comunidades vecinas como Castilla-La Mancha. El mando de la gestión es del Ministerio de Sanidad desde hace una semana, que asegura que Madrid está demostrando tener capacidad para gestionar a los enfermos. El mando único no supone de momento una red nacional de hospitales.

Los testimonios del hospital Severo Ochoa, de Leganés, al sur de Madrid, son terribles. Una enfermera que pide no dar su nombre por miedo a represalias describe un panorama de guerra: "La gente se tiraba horas y horas esperando un sillón blando y una vez allí podían pasar dos días. Llegó a haber 200 personas en Urgencias y no teníamos ni agua. La higiene era penosa, las pobres limpiadoras no daban abasto. El jefe de celadores me dijo que había bajado cinco muertos en una hora. Vaciaron la sala de autopsias porque no había sitio donde meter a los muertos. A uno lo dejamos al lado de un paciente con alzhéimer".

"Me tiré un rato dándole la mano a un abuelo que solo me decía que tenía miedo. Murió sin su familia. Si esto no es el pico, ¿qué va a ser el pico?"

A la enfermera, con décadas de experiencia, se le quiebra la voz: "Había un matrimonio de ancianos separados y cuando los hemos juntado se han puesto a llorar. Me tiré un rato dándole la mano a un abuelo que solo me decía que tenía miedo. A las tres horas murió sin su familia. Si esto no es el pico, ¿qué va a ser el pico? No me lo puedo ni imaginar".

Después de tres días más que al límite, la Unidad Militar de Emergencias (UME) acudió el sábado y se llevó tres autobuses con pacientes a una clínica de Mapfre a 40 kilómetros y a la Clínica Quirón. Con más de 760 pacientes en la UCI, Madrid es la comunidad que más sufre el coronavirus. El Ejército está preparando un hospital de campaña en Ifema de 5.500 camas y ha medicalizado nueve hoteles para casos leves.

Lo que no se ha planteado es derivar pacientes a provincias limítrofes como Guadalajara o Toledo y con las que comparte un flujo continuo de trabajadores. El Hospital de Alcalá de Henares, uno de los más saturados, está a 25 kilómetros del de Guadalajara, pero fuentes médicas y comunitarias explican que no se han derivado pacientes. La falta de traslados está sorprendiendo a los gerentes. "Deberían empezar a trasladar ya a otras provincias", opina uno de ellos.

El personal de La Paz está denunciando la falta de medios. (Reuters)
El personal de La Paz está denunciando la falta de medios. (Reuters)

El Ministerio de Sanidad confirma que no hay traslados entre autonomías aunque "el sistema nacional de salud es único para toda España": "La Comunidad de Madrid está soportando mucha presión asistencial pero de momento, por lo que aseguran, tienen capacidad. Y las camas que va a desplegar la UME en Ifema serán un refuerzo". El País Vasco, la segunda comunidad en incidencia, tampoco está derivando pacientes y afirma que tiene capacidad de sobra para gestionar sus casos de Covid-19. El Ejecutivo de Urkullu ha llegado a minimizar los avisos del personal sanitario sobre el alud de casos y la falta de medios: "No estamos saturados, ni muchísimo menos".

En 2002, con José María Aznar (PP) en Moncloa, el Gobierno culminó la transferencia de las competencias en Sanidad que hasta entonces solo gestionaban las comunidades consideradas históricas. Hasta entonces, el Insalud gestionaba la mayor parte de los hospitales como una única red. Eso vació el Ministerio de Sanidad que ahora sufre incluso para dar datos básicos de la epidemia. El decreto del estado de alarma que aprobó el Gobierno hace una semana devolvía esas competencias y lo centralizaba todo en el Ministerio de Sanidad. Pedro Sánchez lo definió gráficamente al declarar al estado de alarma: "La única autoridad competente es el Gobierno".

El objetivo de la estrategia del confinamiento es aplanar la curva de contagios para no llegar al límite de la capacidad del sistema público, pero es compatible con aumentar esa capacidad poniendo a disposición más hospitales, lo que están haciendo pero dentro de cada comunidad. Hay muchos hospitales cerca de los límites de las comunidades pero, salvo cambio de estrategia, solo atenderán a los de su área. El estado alemán de Baden-Wuerttemberg se ha ofrecido a tratar a pacientes de la región vecina de Francia.

La UME acudió a descongestionar el hospital Severo Ochoa de Leganés y trasladó pacientes a otros hospitales de Madrid

Las comunidades no se han quejado de no derivar pacientes. Ni Madrid ni el País Vasco lo han pedido públicamente. El choque con el ministerio ha sido a cuenta del material, ya que con el decreto de alarma se interpretó que Sanidad centralizaba las compras de material sanitario, especialmente después de que la Guardia Civil divulgase una incautación de mascarillas en una empresa que proveía a la Junta de Andalucía. El personal sanitario denuncia una acuciante falta de material y el Ejecutivo responde que está en camino y que las comunidades mantienen su capacidad para adquirirlo.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, está evitando entrar a las polémicas con las comunidades e insiste en mantener sus competencias. Lo mismo hace el ministerio de Defensa, que no ha desplegado a la UME en el País Vasco y en Cataluña lo hizo al final para desinfectar el aeropuerto del Prat y el Puerto de Barcelona y para montar unas instalaciones para personas sin techo a petición de la alcaldesa, Ada Colau. El Gobierno necesita los votos de ERC y PNV para convalidar el decreto ley de ayudas económicas que aprobó para hacer frente a los estragos del Covid-19. Políticos de JxCAT y de Bildu han criticado estas actuaciones.

  
Sanidad Ministerio de Sanidad Pandemia Ifema Coronavirus Salvador Illa Madrid
El redactor recomienda