CONSECUENCIAS DE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Gobierno busca que ERC y PNV respalden sus medidas económicas sin hablar de PGE

El equipo económico negocia con los ministros de Unidas Podemos para el consejo del martes y contacta con ERC y PNV para poder convalidar los decretos

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el Consejo de Ministros del sábado. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el Consejo de Ministros del sábado. (EFE)
Adelantado en

El Gobierno trabaja para intentar lograr el respaldo a las medidas económicas para paliar los efectos del coronavirus. En realidad, su primera negociación es interna porque, como es sabido, hay diferencias de enfoques dentro del Gobierno entre los que quieren preservar la deuda y el déficit y los que consideran que lo esencial es abordar el llamado escudo social.

Sí parece seguro que este martes, en el Consejo de Ministros, se aprobará un primer paquete de medidas, que se buscan acuerdos con los socios de investidura —ERC y PNV— y que parece remota la posibilidad de que se aprueben unos Presupuestos Generales del Estado antes de verano.

Hay también alguna ligera posibilidad de que al acuerdo para las medidas económicas se sumen otros partidos como PP y Ciudadanos, pero con pocas opciones reales. Este lunes está previsto que Pedro Sánchez contacte con los líderes de PP y Ciudadanos para exponerles la situación y pedirles ese apoyo. Casado ya le hizo llegar una serie de propuestas que en casi nada coinciden con las previstas por el Ejecutivo, por lo que no es previsible un acuerdo global, aunque apoyen algunas aisladas.

Las medidas de choque, que llegarán de forma gradual desde el martes, se incluirán en decretos para facilitar su entrada inmediata en vigor. En ningún caso puede esperarse a unos Presupuestos, que no estarían listos hasta el mes de julio, como mínimo, teniendo en cuenta los más de tres meses precisos para la tramitación. Los decretos deben convalidarse en 30 días en el Congreso y, para eso, el Gobierno quiere asegurarse primero el voto de ERC y PNV. Ya están hablando y lo hacen, precisamente, en el momento en que los nacionalistas e independentistas muestran públicamente su malestar porque el decreto de estado de alarma les quita casi todas las competencias sobre la crisis.

En privado, ese enfado está mucho más matizado. “Se podría haber hecho mejor y seguro que con el tiempo se hará mejor”, explica un destacado dirigente independentista, quien añade que no quiere “entrar en una guerra de banderas con la que tenemos encima”.

De hecho, fuentes del Gobierno aseguran estar muy satisfechas de la Conferencia de Presidentes que tuvo lugar este domingo vía telemática. Pese a que el catalán Quim Torra criticó duramente en una comparecencia pública el decreto y no firmó el comunicado final, varios asistentes a la conferencia aseguran que en su intervención apenas dedicó unos segundos a esa crítica.

Sí hubo una coincidencia en que lo primero son las medidas sanitarias, porque la próxima semana será dura, y luego las económicas. El ambiente fue tan cordial que, por ejemplo, el extremeño Guillermo Fernández Vara felicitó a la madrileña Isabel Díaz Ayuso y esta le correspondió luego con un mensaje de agradecimiento.

Sobre las medidas sociales y económicas, el Gobierno mantiene internamente la negociación para presentar el primer paquete al Consejo de Ministros del martes. Unidas Podemos ha perdido la primera batalla con el equipo económico, porque no se aprobaron simultáneamente al estado de alarma, pero la ministra Yolanda Díaz y el secretario de Estado Nacho Álvarez negocian los detalles con Nadia Calviño y María Jesús Montero, con participación activa de José Luis Escrivá. A este último le competen, junto al Ministerio de Trabajo, dos de las medidas fundamentales: ayudas para los ERTE y para quienes se quedan en casa para atender a familiares.

El propio Escrivá ya anticipó la mayoría de estas medidas el pasado martes en Onda Cero, a preguntas de Carlos Alsina, a falta de que sean definidas y aprobadas este martes en el Consejo de Ministros. Coinciden, en gran medida, con las propuestas de Pablo Iglesias y son vistas con reticencias por el equipo económico. Como ya adelantó El Confidencial, Escrivá, pese a proceder de la ortodoxia económica, ha tomado partido casi siempre por las tesis de Podemos respecto a las medidas frente a la crisis.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios