las ccaa no comparten los datos

El quebradero de cabeza de las cifras oficiales del coronavirus en España

Sanidad no ha informado sobre las edades de los infectados y ha cometido numerosos errores de actualización. Esto contrasta con la publicación detallada y abierta de datos en otros países

Foto: Rueda de prensa porterior a la reunión del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus. (EFE)
Rueda de prensa porterior a la reunión del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus. (EFE)

España está gestionando la peor crisis sanitaria en un siglo con datos muy básicos, sin distinguir la edad de los infectados y con una publicación a veces desfasada y con diferencias entre comunidades. En la época de la gestión masiva de datos y el 'big data', el Ministerio de Sanidad y las comunidades no están creando y compartiendo la base numérica sólida, fiable y detallada que es imprescindible para los estudios científicos que permitan analizar la expansión del coronavirus, el impacto de las medidas para frenarlo, el perfil de la población de riesgo o predecir el aumento de los casos. Las comunidades que tienen mejores datos a menudo no los hacen públicos.

El manejo de datos es clave en epidemiología para ver los efectos y la evolución del virus, así como para ver posibles escenarios sobre la transmisión. Los países han ido mejorando sus sistemas de información para que cualquier persona, especialmente médicos, investigadores y científicos, pueda analizarlos y predecir la curva epidemiológica del Covid-19.

Por ejemplo, Italia mantiene un repositorio de datos abiertos en GitHub, donde cada día publica a las cinco de la tarde información sobre el impacto del coronavirus a nivel nacional, por regiones y provincias (para conocer los casos en cada provincia española, hay que ir comunidad por comunidad). En el caso de las regiones, ofrece el número de hospitalizados con síntomas, ingresados en la UCI, personas en aislamiento domiciliario, nuevos positivos, personas curadas o test realizados.

Uno de los países que han ido más allá ha sido Singapur, que mantiene una página web con todo lujo de detalles sobre los 313 infectados por coronavirus que ha tenido hasta la fecha. De hecho, el país asiático ofrece información anonimizada sobre el sexo y la edad, la nacionalidad y la situación actual de cada caso positivo de coronavirus. Toda esta información le ha permitido controlar la epidemia desde un principio, aunque en los últimos días ha experimentado un ligero aumento por la llegada de viajeros procedentes de Europa.

Sin embargo, la gestión de las cifras oficiales del Covid-19 en España por parte del Ministerio de Sanidad va a trompicones. Sanidad emitió una orden en la que reclamaba a las comunidades datos de casos confirmados, casos hospitalizados, casos en UCI, dados de alta, fallecidos y casos en las últimas 24 horas. Al tomar el control con el estado de alarma, el ministerio incluyó el dato de los test realizados. Pero no incluyó las edades de los afectados o el número de infectados en residencias.

Además de que los datos no tienen ningún detalle, los diferentes sistemas de recogida de datos de comunidades autónomas y hospitales, así como las diferentes horas de actualización, están haciendo que esta información sea en ocasiones provisional, parcial y superficial. Hay cifras mencionadas en las ruedas de prensa que no coinciden con las de la nota de prensa posterior, datos de comunidades autónomas sin actualizar e información que no se facilita sobre el desglose de casos y fallecidos de coronavirus por edades.

El sábado, por ejemplo, la nota de prensa ministerial indicaba que en Madrid había hasta ese momento 86 muertos. Una hora más tarde, la Consejería de Sanidad madrileña informaba de que en realidad habían fallecido 133 personas. Tras el baile de números, y con el estado de alarma ya decretado, el ministerio decidió centralizar la información de todas las comunidades.

Pero los fallos en las cifras han persistido durante esta semana. Así, varias notas de prensa recogían datos sin actualizar de algunas comunidades. Por ejemplo, los datos del País Vasco y la Comunidad Valenciana que se ofrecieron el lunes eran los mismos que los del domingo. Un día más tarde, los que no habían variado eran los de Castilla-La Mancha. Fernando Simón cometió el último desliz ayer mismo, cuando en la rueda de prensa anunció 558 fallecidos. El dato oficial que recogía la nota de prensa era 598 y afirmó que los casos habían subido un 18%, cuando lo habían hecho un 22% si se tenía en cuenta el dato ofrecido el día anterior, cifra a la que le faltaba actualizar la situación en Castilla-La Mancha.

Desde el sector sanitario achacan estos fallos a los diferentes y obsoletos sistemas de gestión estadística entre comunidades, así como a la escasa inversión económica y política durante los últimos años para actualizarlos. “Elaborar esta información es un proceso laborioso y requiere un esfuerzo humano gigantesco por la mala estructura existente. Y ahora esas personas tienen que estar gestionando otras cosas, como la atención de los domicilios, los protocolos sanitarios…”, explica el epidemiólogo Javier del Águila.

Esta misma semana, el Ministerio de Sanidad ha lanzado una página web, a través del Instituto de Salud Carlos III, en la que recoge los datos diarios de la expansión del coronavirus en nuestro país. Con un diseño que recuerda al internet de principios de siglo, el portal muestra gráficos y mapas por comunidades autónomas, pero carece de una evolución con la serie histórica de estos datos en el tiempo.

La página web impulsada por Sanidad contrasta con el panel en tiempo real de la incidencia mundial del coronavirus gestionado por la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, Estados Unidos). Convertido en un referente mundial para el seguimiento del Covid-19, este 'dashboard' se actualiza varias veces al día gracias a la consulta de varias fuentes, y no son pocas las ocasiones en que los datos que publica este panel sobre España están más adelantados que los oficiales del ministerio.

Las comunidades sí poseen mejores datos, pero en ocasiones no los hacen públicos. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, no da información sobre los casos por hospitales, ni del número de médicos que han dado positivo en el test de coronavirus o están aislados ni el desglose de pacientes ingresados en UCI por hospital. Eso lo manejan algunos sanitarios en un Excel que a veces comparten con colegas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
86 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios