EL EJECUTIVO EVITA LA AUTOCRÍTICA

UP cierra filas con el Gobierno por las manifestaciones del 8-M: "No había indicios"

Desde el Ejecutivo, se insiste en que las decisiones responden a las indicaciones de los expertos y añaden que esta crisis no es estática, por lo que se van adaptando los escenarios

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, junto a otros miembros de Unidas Podemos en el Gobierno, durante la manifestación por el Día de la Mujer. (EFE)
La ministra de Igualdad, Irene Montero, junto a otros miembros de Unidas Podemos en el Gobierno, durante la manifestación por el Día de la Mujer. (EFE)

El presidente Pedro Sánchez volvía a evitar en su última comparecencia de este jueves la autocrítica por no haber tomado con más antelación medidas restrictivas para prevenir el contagio del coronavirus, principalmente con vistas a no permitirse las manifestaciones del 8-M. Sanidad solo recomendó la no asistencia a aquellas personas que presentasen síntomas. Una posición con la que han cerrado filas desde Unidas Podemos, al entender que el fin de semana "no había indicios" que llevasen a aconsejar la prohibición de estos actos públicos. Se da la circunstancia de que la ministra de Igualdad, Irene Montero, estuvo presente en dicha manifestación y este jueves por la mañana se hacía público su positivo por coronavirus.

El mismo día, Vox celebró un acto multitudinario en Vistalegre, coincidiendo con su tercer congreso, y apenas 48 horas después se confirmaba que su dirigente Javier Ortega Smith había dado positivo en las pruebas por coronavirus. Ahora, tanto el grupo parlamentario liderado por Santiago Abascal como el de Unidas Podemos han decidido someterse voluntariamente a cuarentena. También el vicepresidente primero de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, siguiendo los protocolos. Las primeras medidas de contención, como las relativas a prohibir actos públicos de más de un millar de personas en las zonas de riesgo, se tomaron en el Consejo de Ministros celebrado este martes.

Desde el Ejecutivo, se insiste en que todas las decisiones que se están tomando responden a las indicaciones de los expertos y añaden que esta crisis no es estática, por lo que se van adaptando los escenarios en función de su evolución y de las recomendaciones de los científicos. En Unidas Podemos, se aferran a esta tesis y concluyen que las medidas se tomaron cuando los expertos lo consideraron pertinente, ni antes ni después.

El incremento de casos en la Comunidad de Madrid se produjo entre la noche del domingo y la mañana del lunes, por lo que no fue hasta entonces cuando se pasó del escenario de contención del virus a uno denominado de contención reforzada. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, reconoció el mismo lunes la evolución "a peor" de la crisis por el incremento sustancial de contagios, principalmente en Madrid. En el conjunto del país crecieron de los 589 casos a casi un millar. Fue entonces cuando se asumió la existencia de focos descontrolados para la propagación del virus, "con transmisión comunitaria", obligando a endurecer las medidas.

El mismo día de la celebración del 8-M, el Ayuntamiento de Barcelona en coordinación con la Generalitat decidió suspender el maratón que estaba previsto celebrarse en la capital una semana después. Con una participación prevista de hasta 17.000 corredores, la decisión se justificó en las recomendaciones de las autoridades sanitarias y la OMS en materia de grandes eventos, máxime por la inscripción de personas que provenían de zonas consideradas focos de infección. En el caso de Madrid, las autoridades autonómicas no habrían solicitado medidas excepcionales como la cancelación de la manifestación por el Día de la Mujer, según fuentes tanto de Sanidad como de la comunidad. En dicha manifestación, participaron un total de 120.000 personas, según los datos aportados desde la Delegación del Gobierno.

En Francia, donde el número de contagiados el domingo se situaba alrededor del millar, ya se habían establecido medidas más restrictivas, suspendiendo la celebración de eventos con más de 1.000 personas. En Italia, por su parte, estaban en vigor ya las cuarentenas masivas.

UP cierra filas con el Gobierno por las manifestaciones del 8-M: "No había indicios"

Sánchez ha defendido, por su parte, que el Ejecutivo ha estado monitorizando esta crisis desde el primer minuto, antes de que se confirmase el primer caso de contagio, por lo que niega que se haya llegado tarde, como han reprochado desde la oposición. En esta línea, se ha querido recordar desde el Gobierno que el 24 de enero ya se celebró ese día la ponencia de planes de protección y respuesta, en la que participaron responsables del Ministerio de Sanidad y técnicos de todas las CCAA para revisar el protocolo de actuación en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, que es el organismo responsable de los trabajos de análisis del coronavirus. Cuatro días después, fue cuando se creó el comité de coordinación interministerial para combatir el virus.

Este jueves, tras la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario donde se aprobó un primer paquete de medidas económicas, el presidente del Gobierno recomendaba extender las limitaciones de las zonas de riesgo a todo el país. Entre ellas, la suspensión de la actividad en todos los centros educativos o la prohibición de celebrar eventos en espacios cerrados con un aforo mayor de 1.000 personas. Asimismo, se han recomendado la promoción del teletrabajo, el fomento de la flexibilidad horaria y los turnos escalonados, evitar los viajes que no sean imprescindibles y que todos los que tengan síntomas respiratorios o fiebre permanezcan en sus domicilios si lo permite su condición clínica. Nuevamente, se insistía en la necesidad de ir adaptando la "respuesta" a la situación actual y acomodarla a lo que adviertan los expertos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios