La mayor parte son préstamos y aplazamientos

El Gobierno activa un primer paquete de 18.000 millones por la crisis del coronavirus

El Gobierno decide minimizar el esfuerzo presupuestario y la mayor parte de las ayudas se destinarán a aplazar impuestos a pymes y adelantar financiación a las comunidades autónomas

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Reuters)

El Gobierno ha aprobado un primer paquete de medidas económicas de más de 18.000 millones de euros para frenar la crisis que está provocando ya el brote del coronavirus. Lo ha hecho en un Consejo de Ministros extraordinario celebrado en La Moncloa sin periodistas para evitar más contagios dentro del Gobierno. El Gobierno ha optado por que la mayor parte del primer paquete presupuestario no tenga coste presupuestario para el Estado, ya que el grueso de las medidas son adelantos de financiación y aplazamientos de impuestos. De esta forma, el Ejecutivo centra su primer plan de choque en garantizar la liquidez en el tejido productivo y en las comunidades autónomas para evitar un colapso de la demanda.

La principal medida será el aplazamiento del pago de impuestos de las pymes y los autónomos a Hacienda durante un periodo de seis meses. Esta medida permitirá liberar unos 14.000 millones de euros, según los cálculos del Ministerio de Hacienda. Con esta medida, el Ejecutivo tratará de evitar problemas de tesorería al segmento más vulnerable del tejido productivo, las empresas más pequeñas, que son las que tienen mayor dificultad de acceso al crédito. El aplazamiento de los impuestos estará libre de intereses durante los tres primeros meses, pero para los tres siguientes sí tendrá recargo.

En concreto, los autónomos y pymes podrán aplazar el pago de impuestos por valor de hasta 30.000 euros hasta el 30 de mayo. Las figuras fiscales afectadas son las retenciones del IRPF de las nóminas de sus trabajadores, las cuotas repercutidas del IVA y los pagos fracionados del impuesto sobre sociedades. Esto es, los tres principales tributos que liquidan regularmente las empresas además de las cuotas a la Seguridad Social.

El aplazamiento del pago de impuestos liberará esta liquidez que podrán emplear en afrontar el resto de pagos que no pueden aplazar, como nóminas, alquileres, suministros, etc. Eso sí, supone un aplazamiento, esto es, no tendrán que pagar ahora la factura tributaria, pero estarán obligadas a ponerse al día con hacienda a la vuelta del verano.

[Sánchez aconseja cancelar las clases en toda España]

"Hay muchas empresas, pymes y autónomos viables que se verán afectados [por la caída de la demanda y el cierre de centros de producción]", ha explicado Sánchez, opr lo que el Gobierno ha optado por aplazar su pago de impuestos "para que sobrevivan en este periodo". Además, en el caso concreto de la industria, el Ejecutivo permitirá aplazar la devolución de préstamos concedidos por el Ministerio de Industria, para evitar posibles problemas de tesorería.

El Ejecutivo también ha aprobado medidas de apoyo especiales para los dos sectores que ya están siendo los más afectados por la crisis del Covid-19: transportes y hostelería. Las empresas de estas dos actividades podrán acceder a una línea de crédito especial del ICO por valor de 400 millones de euros. Con esta medida, el Gobierno garantiza liquidez a un tipo de interés reducido a muchas empresas de estos dos sectores que probablmente vayan a vivir semanas muy complicadas.

Sanidad ha habilitado una partida presupuestaria de 1.000 millones para garantizar las intervenciones sanitarias prioritarias

El Consejo de Ministros también ha aprobado adelantar 2.800 millones de euros a las comunidades autónomas para que puedan hacer frente a los gastos sanitarios derivados del brote de la enfermedad. Estos 2.800 millones tampoco son financiación adicional, sino que forman parte de las entregas a cuenta que hará el Gobierno este año, de modo que se descontarán de los pagos que se realicen en lo que resta de año. Al no ser una transferencia, sino un adelanto, las regiones que aumenten el gasto sanitario, tendrán que ajustar costes en otras partidas para cuadrar sus cuentas y cumplir con la senda de reducción del déficit recién aprobada.

Además, el Ministerio de Sanidad ha habilitado una partida presupuestaria extraordinaria para garantizar las intervenciones sanitarias prioritarias. Esta partida, que sí computa como incremento de gasto del Estado, ascenderá a 1.000 millones de euros y se destinará a las acciones que Sanidad determine como prioritarias. De esta forma, el Ejecutivo complementará las labores sanitarias de las comundiades autónomas que más lo necesiten, ya que son estas quienes tienen transferida esta competencia.

El Gobierno también ha incorporado al real decreto medidas para evitar el desabastecimiento de productos y utensilios sanitarios a través de una compra centralizada de todos los bienes que sean necesarios. El Estado adquirirá el material y los medicamentos que sean necesarios y posteriormente los distribuirá en función de las prioridades que existan. Además, el Ejecutivo ha decretado que podrá regular los precios del mercado para evitar subidas excesivas como las que ya se están produciendo. "El Gobierno podrá regular los precios de los medicamentos y material sanitario, fijando si es necesario precios máximos", ha anunciado Sánchez.

[China dice que enviará a España miles de mascarillas y reactivos​]

En cuanto al apoyo a las familias vulnerables, el Gobieno ha centrado su esfuerzo en garantizar la alimentación de los niños de las familias en riesgo de exclusión que ya no pueden acudir a los comedores escolares por el cierre de los centros. Lo hará con un programa de ayudas de 25 millones de euros que se canalizarán a través del programa de becas de comedor escolar. Las familias beneficiarias podrán hacer uso de estos fondos incluso aunque los comedores permanezcan cerrados.

Sánchez también ha anunciado que a partir del 16 de marzo, Renfe permitirá cancelaciones y devoluciones en todos los billetes sin coste adicional para los clientes. Con esta medida, el Ejecutivo elimina el incentivo a viajar que tenían todas las personas que ya habían pagado su billete. Todo con el objetivo de limitar los desplazamientos para contener el avance de la enfermedad.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios