SEGUNDO COMUNICADO EN SIETE HORAS

Sánchez rectifica tras verse con Rufián y dice que reunirá la mesa antes de las elecciones

El Gobierno protagoniza una insólita marcha atrás en el mismo día y señala, tras la firme protesta de ERC, que está dispuesto a que se forme el foro entre gobiernos antes de las catalanas

Foto: Pedro Sánchez, antes de la firma con patronal y sindicatos por la subida del SMI, este 30 de enero. (EFE)
Pedro Sánchez, antes de la firma con patronal y sindicatos por la subida del SMI, este 30 de enero. (EFE)

Marcha atrás por completo. El Gobierno ahora sí se abre a celebrar la mesa de diálogo antes de las elecciones catalanas. Rectifica en tan solo unas horas por la protesta airada de ERC, que calificó de "incumplimiento flagrante" de los acuerdos la intención de Pedro Sánchez de reunir ese foro una vez que pasaran los comicios y se constituyeran el Parlament y el nuevo Govern.

Al filo de las siete de la tarde, la Moncloa lanzó su segundo comunicado, sumamente relevante, sobre el mismo asunto, y lo hizo, de hecho, tras una reunión de urgencia en el complejo presidencial entre Sánchez y el portavoz republicano en el Congreso, Gabriel Rufián. El escrito enmendó por completo la primera nota, emitida a las 12:35. En el segundo comunicado, se subraya que el Gobierno ha manifestado su "clara vocación de iniciar el diálogo con el Govern". Y que entiende que, dado el horizonte electoral decidido por el 'president' de la Generalitat, Quim Torra —ha anunciado nuevas autonómicas, pero sin fecha—, "no se dan las mejores circunstancias para iniciar el diálogo entre gobiernos, cuando uno de ellos ha puesto punto final a la legislatura y el nuevo Govern no podrá constituirse hasta la celebración de las elecciones anunciadas".

Sin embargo, sigue la Moncloa, a lo largo de este jueves el Gobierno ha "escuchado" que se pusiera en duda la "voluntad de dialogar" y el "compromiso de cumplir con los acuerdos pactados". El Ejecutivo se refería, con rotundidad, al durísimo comunicado de ERC. Los republicanos, después de que el Gobierno señalara por la mañana que aplazaba la mesa de diálogo hasta después de que hubiera elecciones, nuevo Parlament y nuevo Govern, replicaron advirtiendo el "incumplimiento del acuerdo con el PSOE", su "irresponsabilidad absoluta", y exigieron una "fecha de reunión [de la mesa entre gobiernos] para los próximos días". "No tenemos tiempo que perder. Quedan muchos meses para las elecciones y no tiene ningún sentido esperar a la constitución de un nuevo Govern de la Generalitat, porque la vía política hay que abrirla ya, es urgente y es imprescindible", protestó ERC. Y es que el acuerdo alcanzado por PSOE y ERC sí decía que ese foro de diálogo había de conformarse 15 días después de configurado el nuevo Ejecutivo de coalición.

"Para descartar dudas respecto a nuestra voluntad de dialogar, manifestamos nuestra disposición a celebrar la mesa antes de las elecciones", señala


"En este sentido, y para descartar cualquier duda respecto a nuestra voluntad de dialogar, manifestamos nuestra disposición a celebrar la mesa de diálogo entre gobiernos acordada antes de las elecciones catalanas", finalizó el comunicado de la Moncloa de las 18:57. El Gobierno acababa de protagonizar una rectificación insólita menos de siete horas después.

18:57: el segundo comunicado emitido por la Moncloa este jueves

"1. El Gobierno ha manifestado su clara vocación de iniciar el diálogo con el Govern de Cataluña. 

»2. Entendemos que, dado el horizonte electoral decidido por el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, no se dan las mejores circunstancias para iniciar el diálogo entre gobiernos, cuando uno de ellos ha puesto punto y final a la legislatura y el nuevo Govern no podrá constituirse hasta la celebración de las elecciones anunciadas.

»3. A lo largo del día de hoy, hemos escuchado poner en duda nuestra voluntad de dialogar y nuestro compromiso de cumplir con los acuerdos pactados.

»4. En este sentido, y para descartar cualquier duda respecto a nuestra voluntad de dialogar, manifestamos nuestra disposición a celebrar la mesa de diálogo entre gobiernos acordada, antes de las elecciones catalanas". 

La presión de ERC, en quien descansa la estabilidad de la legislatura y quien ha de dar el visto bueno a los próximos Presupuestos Generales del Estado de 2020, vitales para Sánchez, funcionó. El presidente no tuvo problema en dar marcha atrás ante el peligro cierto de que el arriesgado camino de entendimiento con los republicanos se chafase y, con él, la viabilidad del propio Ejecutivo.

Día de idas y venidas

La rectificación de la Moncloa llegaba después de un día marcado, otra vez, por la confusión y las idas y venidas. Abrió Carmen Calvo, la vicepresidenta primera, sobre las 11:00. Aseguró que la reunión con Sánchez con Torra, prevista para el 6 de febrero en Barcelona, "de producirse", se centraría en los problemas urgentes que tienen los catalanes, y siempre dentro de la "seguridad jurídica". No para abordar planteamientos "absurdos" o fuera de la realidad. Y es que el 'president' exigió a primera hora hablar de autodeterminación y amnistía para los presos del 'procés' como una condición imprescindible para que luego se pudiera montar la mesa entre gobiernos.

ERC denunció el "incumplimiento fragrante" del acuerdo con el PSOE y Rufián marchó a la Moncloa para reunirse con el presidente del Gobierno

A las 12:35, la Moncloa lanzó el primer comunicado del día, en el que decía que la entrevista con Torra en la capital catalana se mantiene, "como no podía ser de otra manera", pero que lo que no tenía sentido armar era la mesa de gobiernos. "El Gobierno mantiene su voluntad de iniciar el proceso de diálogo con las instituciones catalanas para resolver el conflicto político. En este sentido —decía esa primera nota—, el Gobierno espera poder iniciar dicho diálogo en cuanto haya hablado el pueblo catalán y se constituya el nuevo Parlament, así como el nuevo Govern. Cuanto antes se celebren las elecciones y haya nuevo Govern, antes iniciaremos el diálogo".

De meter en un cajó, por tanto, la mesa entre gobiernos se pasó a recuperarla para antes de las catalanas. Lo que pasó entre un comunicado y otro fue la protesta de ERC pero también un encuentro en la Moncloa entre Rufián y Sánchez, tal y como adelantó TV3 y confirmaron fuentes de ERC.

12:35: la primera nota de la Moncloa

"1. El Gobierno respeta la decisión tomada por el 'president' de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, de convocar de forma anticipada las elecciones catalanas.

»2. El Gobierno mantiene su voluntad de iniciar el proceso de diálogo con las instituciones catalanas para resolver el conflicto político.

»3. En este sentido, el Gobierno espera poder iniciar dicho diálogo en cuanto haya hablado el pueblo catalán y se constituya el nuevo Parlament, así como el nuevo Govern. Cuanto antes se celebren las elecciones y haya nuevo Govern, antes iniciaremos el diálogo.

»4. Resulta evidente que el proceso electoral no impide la necesaria relación entre administraciones para resolver los problemas urgentes de la sociedad catalana. Las consecuencias de la borrasca Gloria son un buen ejemplo de ello. En consecuencia, el Gobierno expresa su voluntad de mantener esa colaboración entre los distintos ministerios y mantiene, como no podía ser de otra manera, el encuentro con el 'president' Torra el próximo jueves, día 6 de febrero.

»5. El Gobierno anuncia que el presidente Pedro Sánchez estará en Barcelona hasta el día 7 y tiene intención de poder reunirse también con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, así como la entidad Barcelona Global, que engloba a 221 empresas, centros de investigación, emprendedores, escuelas de negocio, universidades e instituciones culturales, y a más de 780 profesionales que promueven el talento y la actividad económica en Barcelona".

No lo hizo así la Moncloa. Fuentes del Ejecutivo indicaron a este periódico que la última nota, la de las 18:57, reflejaba, "pese a las dificultades, que el Gobierno apuesta y mantiene la bandera del diálogo". Añadía una valoración importante: "ERC y JxCAT están teniendo fricciones y quieren trasladar el foco de tensión a la Moncloa. Lo que defiende nuestra posición, incluyendo la evolución habida en el día de hoy, es que la apuesta por el diálogo de este Gobierno es firme". Tras el nuevo comunicado, pues, queda la duda de cuándo se celebrará esa primera mesa entre gobiernos y quiénes la formarán. Lo que es evidente es que la primera jugada del Ejecutivo no prosperó. ERC tiene la llave.

15:56: comunicado de ERC

"Esquerra Republicana denuncia el incumplimiento del acuerdo con el PSOE para la mesa de negociación entre gobiernos y exige una fecha de reunión para los próximos días.

»Aplazar la mesa de negociación entre el Gobierno español y el Govern catalán es un incumplimiento flagrante del acuerdo entre Esquerra Republicana y el PSOE para la investidura. Y, además, es una irresponsabilidad absoluta.

»No tenemos tiempo que perder. Quedan muchos meses para las elecciones y no tiene ningún sentido esperar a la constitución de un nuevo Govern de la Generalitat, porque la vía política hay que abrirla ya, es urgente y es imprescindible.

»Ya sabemos que algunos no la quieren porque no la sienten suya y otros no la quieren tampoco, porque la han hecho porque se han visto obligados, pero es un acuerdo firmado y si no se cumple será un incumplimiento flagrante para Esquerra Republicana.

»Esquerra Republicana hace un llamamiento a la responsabilidad del momento histórico, hace un llamamiento tanto al PSOE como a JxCAT y a Podemos a reflexionar y a hacer el favor de volver a trabajar por el diálogo, y eso pasa por reunir la mesa de negociación ya, como marca el pacto de investidura.

»Por lo tanto, exigimos que en la reunión entre presidentes de la semana se fije una fecha para que la mesa entre gobiernos se reúna de forma inminente".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios