POLÉMICA PARLAMENTARIA

La oposición pide cambios frente a "la treta" de Sánchez contra el control del Congreso

El PP plantea un reordenamiento de los plenos para esquivar la decisión del presidente de trasladar el Consejo de Ministros a los martes. El PSOE entiende que no hacen falta modificaciones

Foto: Cayetana Álvarez de Toledo (PP) y Edmundo Bal (Cs), este 15 de enero tras la primera Junta de Portavoces en el Congreso después de la investidura. (EFE)
Cayetana Álvarez de Toledo (PP) y Edmundo Bal (Cs), este 15 de enero tras la primera Junta de Portavoces en el Congreso después de la investidura. (EFE)

El Partido Popular ha planteado en el Congreso un reordenamiento de los plenos para sortear el plan de Pedro Sánchez de diluir el foco de la Cámara sobre el Ejecutivo al celebrar los martes el Consejo de Ministros. La oposición entiende que las Cortes se quedan fuera del centro de la actualidad y ven mermadas sus facultades dado que los anuncios y proyectos del Gabinete se juntarán con la actividad principal del legislativo: los plenos de control del Senado son el mismo martes por la tarde y los del Congreso, el miércoles por la mañana. Las preguntas a los ministros corren el riesgo de quedarse obsoletas al no haber tiempo para registrar los asuntos que trate el Consejo de Ministros. Los socialistas, sin embargo, entienden que no hay "afectación" alguna al trabajo de las Cámaras y consideran que el régimen de sesiones en el hemiciclo ha de continuar sin cambios.

El Grupo Popular propone de entrada que los plenos de control al Gobierno vuelvan a celebrarse los miércoles por la tarde, como era tradicional hasta que el socialista José Bono los pasó a las nueve de la mañana, y que las preguntas a los ministros se puedan registrar o cambiar después de las reuniones del Gabinete, además de que las sesiones para las iniciativas legislativas de la oposición dejen de debatirse los martes. La reforma propuesta supondría dejar para el final de la semana, viernes incluido, las reuniones de comisión.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, calificó de "treta", "rodillo" y muestra de "pulsión autoritaria" contra el poder legislativo la decisión de Sánchez de llevar a los martes el Consejo de Ministros con el fin de "opacar" y "silenciar" las tareas de control al Ejecutivo de la oposición en las Cámaras. En el Senado, el portavoz de los populares, Javier Maroto, acusó a Sánchez de querer maniatar a la oposición. En concreto, citó la situación que se registraría en la Cámara Alta al empezar sus plenos de control horas antes de que terminara el Consejo de Ministros. "Pregunto al presidente del Gobierno si él, como demócrata, cree que la posición puede ejercer así el control", comentó. Vox y Ciudadanos también cargaron contra el Ejecutivo por las mismas razones.

Batet estudiará todas las propuestas que lleguen, y hay tiempo hasta febrero, pero en su entorno señalan que no hay por qué introducir cambios


Pese a las quejas de la oposición, es fácil saber por dónde irán los tiros esta legislatura. La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ya comentó este miércoles a los miembros de la Mesa que estudiará todas las propuestas que vayan llegando antes de tomar la decisión definitiva, que puede demorarse porque este mes de enero es inhábil y el periodo de sesiones arranca en febrero. Sin embargo, fuentes de su entorno subrayaban que no hay “afectación” alguna al régimen de plenos por el hecho de que el gabinete se traslade a los martes. La única diferencia, apuntan, es que las comisiones parlamentarias a las que estén convocados los ministros no podrán celebrarse los martes por la mañana, pero sí el resto de franjas horarias de la semana en la que no hay plenos —cuando hay sesión en el hemiciclo, no pueden reunirse ni ponencias ni comisiones—. Es decir, que los ministros podrían ir a las comisiones miércoles por la tarde, jueves (si no hay pleno) o viernes.

"No tapa, opaca ni degrada"

Al final, el Congreso actuará según prefiera la coalición gubernamental, dado que PSOE y Unidas Podemos controlan sobradamente la Mesa —seis de los nueve puestos— y tienen mayoría en la junta. El número dos de los socialistas en la Cámara Baja, Rafael Simancas, sostuvo ante los periodistas que en su grupo están dispuestos a flexibilizar el registro de las preguntas al Gobierno, pero entienden que no hay que cambiar en absoluto la dinámica de trabajo del Congreso. Es decir, que el pleno arrancará todos los martes por la tarde, para el debate de iniciativas legislativas de las comunidades autónomas y de los grupos, y de mociones y proposiciones no de ley, continuará con la sesión de control al Ejecutivo el miércoles por la mañana y seguirá el jueves con la discusión de los proyectos de ley o de las enmiendas que procedan del Senado.

Álvarez de Toledo habla de "rodillo" y muestra de "pulsión autoritaria" contra las Cámaras. El PSOE está dispuesto a flexibilizar el registro de preguntas

Simancas defendió que las comisiones, por tanto, pueden ubicarse el resto de la semana con normalidad, incluidos los viernes. “No veo las dificultades que plantean PP y Ciudadanos. Entendemos que el nuevo calendario de reuniones del Consejo de Ministros no afecta negativamente en modo alguno al funcionamiento del poder legislativo. Tampoco tapa, opaca o degrada, como se ha dicho en la Junta de Portavoces, la tarea de este Parlamento”, subrayó con rotundidad el diputado.

La oposición pide cambios frente a "la treta" de Sánchez contra el control del Congreso

La flexibilidad que está dispuesto a estudiar el PSOE se relaciona más con la entrada en registro de las preguntas orales e interpelaciones dirigidas al Gobierno. Hasta ahora, cada grupo debía presentarlas cada jueves. Y disponía de dos plazos por si quería introducir modificaciones: uno primero, el viernes por la tarde, para introducir preguntas relacionadas con lo aprobado en el Consejo de Ministros —posibilidad que, esgrimen los socialistas, no se había utilizado—, y uno segundo, el lunes a las 12:00, para registrar cuestiones más pegadas a la actualidad.

Unidas Podemos lo apoya

Esos dos plazos se habilitaron con el fin de que la sesión de control al Gobierno girara en torno a asuntos lo más recientes posible. Ahora, se podría hacer que este segundo plazo finalizara avanzado el martes. Siempre antes de las 18:00, que es cuando cierra el registro de la Cámara en esta legislatura. La dirección del grupo advierte, no obstante, de que los ministros deben disponer de un tiempo prudencial para prepararse las preguntas orales a las que se van a tener que enfrentar. El PSOE atenderá propuestas “sensatas”, aseguró Simancas. “Estamos tan seguros de que el Gobierno lo va a hacer bien que queremos que las sesiones de control sean todo lo ágiles y todo lo transparentes que sea posible. Estamos dispuestos a estudiar cualquier fórmula para facilitar la labor de control al Gobierno”, defendió Simancas, que insistió en que “no hay solapamiento alguno” entre la labor del Ejecutivo y la de las Cámaras.

Los socialistas insisten en la necesidad de renovar los órganos constitucionales y piden que el PP abandone el "boicot". El PP no está dispuesto

La opinión del PSOE es secundada, obviamente, por Unidas Podemos. La vicepresidenta tercera de la Mesa, Gloria Elizo, señaló que le parece "perfecto" el cambio de día del Consejo de Ministros y recordó que hay "separación de poderes" respecto al Congreso, por lo que hay también esta división para la "gestión del trabajo", informa EFE.

La oposición pide cambios frente a "la treta" de Sánchez contra el control del Congreso

Además, el PSOE y la oposición combaten a su vez por la renovación de los órganos constitucionales. Los populares aseguran que no quieren ser "cómplices" del Ejecutivo en su intención de "controlar" el poder judicial a través del órgano de gobierno, el Consejo General del Poder Judicial. "No hay posibilidad de acuerdo" para el relevo de otras instituciones como RTVE, el Tribunal Constitucional o el Defensor del Pueblo. Simancas acusó a los populares de "boicot", y por eso pidió a las derechas "respeto y lealtad" a la Carta Magna y al Estado y que dejen su actitud de "radicalidad y de sabotaje". Que abandonen "comportamientos matoniles" como las llamadas al transfuguismo que se vieron en la investidura, remató. Ya ayer martes el presidente, Pedro Sánchez, había reclamado a la oposición que deje de "bloquear" el reemplazo de responsables de las instituciones. En este contexto, sorprendió la actitud de Vox. Su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, aseguró que su grupo no paralizará la renovación del CGPJ y promete participar activamente en las negociaciones.

PSOE y UP necesitarán a ERC y PNV para tener mayoría en la Diputación Permanente del Congreso

La Mesa de este miércoles, previa audiencia de la Junta de Portavoces, acordó la composición de la Diputación Permanente del Congreso, para la gestión de la Cámara en los periodos inhábiles (este mes de enero, julio y agosto) y cuando las Cortes están disueltas por convocatoria de elecciones. 

La Diputación Permanente del Congreso, aún sin fecha de constitución, estará formada en esta XIV Legislatura por 68 vocales más la presidenta de la Cámara, la socialista Meritxell Batet. Lo que hace este órgano es reproducir en pequeño el hemiciclo de 350 parlamentarios. 

 

Los socialistas dispondrán de 23 miembros más Batet, y el PP, 17. Vox, tercera fuerza de la Cámara, sentará a 10 de los suyos. Unidas Podemos tiene siete vocales, y tres ERC. Ciudadanos, el Grupo Plural (JxCAT, Más País-Equo, Compromís y BNG) y el Mixto (CUP, Unión del Pueblo Navarro, Coalición Canaria-Nueva Canarias, Partido Regionalista de Cantabria, Foro Asturias y Teruel Existe) cuentan con dos miembros cada uno. Y el PNV y EH Bildu tienen un diputado cada uno. 

Al tener 69 miembros en total, la mayoría absoluta se obtiene con 35 votos. Umbral que suman PSOE (23 más la presidenta = 24), UP (7), ERC (3) y PNV (1). No haría falta el concurso de EH Bildu. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios