desaparecida en Manuel (valencia)

Las claves del caso de Marta Calvo: 'fiesta blanca', restos de ADN y sin rastro del cuerpo

La joven de 25 años fue vista por última vez cuando acudió a una cita con un hombre que conoció en una 'app' y que está vinculado a turbios casos de drogas y prostitución

Foto: Marta Calvo, desaparecida el 7 de noviembre y aún sin rastro de su cuerpo. (Efe/SOS Desaparecidos)
Marta Calvo, desaparecida el 7 de noviembre y aún sin rastro de su cuerpo. (Efe/SOS Desaparecidos)
Autor
Tiempo de lectura9 min

Se cumple más de un mes de la desaparición de Marta Calvo Burón, vista por última vez el pasado 7 de noviembre en un piso de la localidad de Manuel, en Valencia. Lo último que se sabe sobre el caso es que los investigadores han rastreado el vertedero de Dos Aguas en busca de los restos de la joven. El principal sospechoso ya está detenido, pero niega que fuera él el responsable de su muerte y solo ha confesado parte de lo ocurrido.

En el marco de la investigación, las autoridades han descubierto que el desconocido con quien acordó un encuentro está en busca y captura internacional y, tras casi un mes en paradero desconocido, se ha entregado a las autoridades. El asesino confeso ha admitido ante la Guardia Civil que descuartizó a la joven y tiró las partes de su cuerpo en diferentes contenedores, tras haber mantenido relaciones sexuales en su piso. Sin embargo, niega que fuera él quien causó su muerte.

El pasado 23 de noviembre, la Asociación Sosdesaparecidos lanzó una alerta aportando una descripción física de Marta Calvo y detallando la fecha en la que fue vista por última vez: el 7 de noviembre.

Ese día la joven había quedado en casa de un hombre con quien había estado hablando a través de una aplicación de citas. Antes de subir a su domicilio, Calvo compartió su ubicación con su madre a través de WhatsApp a las 5:55 horas de la madrugada, como informó El Confidencial.

Unas horas más tarde, al no tener más noticias de su hija, su madre acudió en persona a la dirección que había recibido y llamó a la puerta. Allí le recibió Jorge, — un hombre de 35 años y nacionalidad colombiana con antecedentes penales, tal y como se comprobó después —, quien le respondió que no conocía a la joven que estaba buscando. Inmediatamente después de abandonar el inmueble, la madre de la joven presentó una denuncia.

Una vez abierta la investigación por la desaparición de la joven y tras dar a conocer el caso en los medios de comunicación, una persona del entorno del sospechoso contactó con la Guardia Civil para informarles de que tenía el vehículo de Jorge. Según relató este testigo a las autoridades más adelante, el supuesto implicado acudió a su casa — después de la 'cita' con Calvo — para pedirle que le guardase su monovolumen negro y lo desguazara.

Miembros de criminalística de la Guardia Civil registran el piso del sospechoso en la localidad valenciana de Manuel. (Efe)
Miembros de criminalística de la Guardia Civil registran el piso del sospechoso en la localidad valenciana de Manuel. (Efe)

Cuatro días más tarde de interponer la denuncia por la desaparición de Calvo, los caseros del piso que el presunto implicado tenía alquilado en Manuel alertaron a las autoridades de que la madre de Jorge les había llamado diciendo que no tenían noticias suyas.

Una confesión a medias

Este miércoles, el Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) de la Benemérita registró el domicilio del hombre, aún en paradero desconocido. Previo a ese día, algunos agentes acudieron a la vivienda acompañados de los propietarios, ya que el sospechoso lo había alquilado tres meses antes, y comprobaron que el piso olía a lejía, como si lo acabasen de limpiar.

El mismo día en el que se estaba llevando a cabo la inspección del domicilio, el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, advirtió ante los medios de comunicación que el desenlace podía ser "duro". Asimismo, fuentes cercanas a la investigación informaron de que Jorge cumplió condena en Italia por un delito de tráfico y venta de cocaína.

El día 27, anunciaron avances en la investigación. Agentes de la UCO y del ECIO tenían previsto levantar el suelo del inmueble del sospechosa tras no hallar ningún tipo de prueba durante el primer registro. A su vez, las autoridades informaron de que estaban trabajando con la hipótesis de que la desaparecida se encontrase en el pueblo de L'Olleria (a unos 30 km del lugar en el que se le perdió la pista), razón por la cual, los agentes ampliaron el perímetro de búsqueda hasta una segunda vivienda propiedad del sospechoso.

Días más tarde, El Confidencial informó de que el presunto implicado en la desaparición de la joven de 25 años se encuentra en busca y captura internacional desde el pasado 18 de noviembre. El hombre fue detenido en 2008 en el peaje de la salida Brescia Oeste (entre Milán y Verona) cuando viajaba en un vehículo con el que transportaba nueve kilogramos de cocaína. El sospechoso viajaba con su abuelo a modo de tapadera.

Tras conocer esta información, los agentes procedieron a analizar el teléfono de Calvo. Los investigadores están tratando de encontrar pruebas en los mensajes, llamadas y archivos que les dé una pista sobre dónde se encuentra.

No fue hasta unos días más tarde, tras casi un mes de la desaparición de la joven, cuando el sospechoso principal — el hombre con quien iba a citarse — se ha entregado ante la Guardia Civil y en las próximas horas procederá a colaborar con los investigadores en la reconstrucción de los hechos. El acusado ha reconocido que descuartizó a Calvo.

¿Muerte repentina?

Cuando se cumplieron 28 días de su desaparición, y tras cuatro horas de interrogatorio, el sospechoso relató a los agentes que el día de los hechos, ambos quedaron en la vivienda del presunto implicado, donde mantuvieron sexo consentido y consumieron cocaína juntos pero que, en un momento dado durante ese encuentro, la joven murió de forma repentina.

GRAFCVA325. MANUEL (VALENCIA), 04 12 2019.- Imagen de la vivienda del detenido por la desaparición de Marta Calvo en el municipio de Manuel (Valencia). El sospechoso se ha entregado esta mañana en el puesto de la Guardia Civil en Carcaixent (Valencia), donde ha sido detenido para ser interrogado y puesto a disposición judicial en las próximas horas.- EFE Manuel Bruque
GRAFCVA325. MANUEL (VALENCIA), 04 12 2019.- Imagen de la vivienda del detenido por la desaparición de Marta Calvo en el municipio de Manuel (Valencia). El sospechoso se ha entregado esta mañana en el puesto de la Guardia Civil en Carcaixent (Valencia), donde ha sido detenido para ser interrogado y puesto a disposición judicial en las próximas horas.- EFE Manuel Bruque

Pese a su confesión, el sospechoso asegura que él no tuvo nada que ver con la muerte de la desaparecida y destaca que si no se presentó antes ante la Benemérita fue debido a sus antecedentes. El hombre ha expresado su miedo a que pudieran inculparle porque ya fue interrogado en una ocasión anterior por las autoridades en relación con la muerte de una prostituta en la localidad valenciana de Ruzafa, con quien también mantuvo relaciones sexuales y consumió drogas.


Aunque fue identificado por la Policía Nacional no pudieron inculparle por un delito de omisión del deber de socorro, ya que, a pesar de que el sospechoso huyó del lugar de los hechos cuando vio que la prostituta se encontraba en mal estado, no la dejó sola cuando se fue, ya que estaba con sus compañeras de piso.

Tras haber quedado fichado por las autoridades con ese suceso, el sospechoso se asustó al ver que Calvo estaba muerta y decidió descuartizarla y esparcir sus restos por varios contenedores de basura. Por ello, los investigadores procedieron al registro de la planta de reciclaje de Guadassuar, en busca de pruebas que los lleven al cuerpo de la desaparecida.

La Guardia Civil continúa la búsqueda del cuerpo de la joven Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas (Valencia). (Efe)
La Guardia Civil continúa la búsqueda del cuerpo de la joven Marta Calvo en el vertedero de Dos Aguas (Valencia). (Efe)

Pese a la insistencia del detenido en demostrar que no tuvo nada que ver con la muerte de Calvo, la Guardia Civil considera que su única intención es librarse de los cargos. Según sus declaraciones, Jorge Ignacio quedó con la joven ese día y la fue a buscar en su coche hasta Valencia. Ambos se conocían y ya habían mantenido relaciones sexuales, por lo que cuando llegaron a su domicilio en Manuel, lo hicieron para practicar sexo consentido y consumir cocaína. Concretamente, según las declaraciones del sospechoso, él colocó la droga en las zonas erógenas de la víctima y, después, a la mañana siguiente cuando se despertó "ya estaba muerta".

De acuerdo con sus declaraciones, "pensó en suicidarse" pero, en lugar de eso, compró sierras manuales, bolsas y productos de limpieza — tal y como muestran las cámaras de seguridad — y descuartizó a la joven. Un día después, ocultó los restos en diferentes bolsas de basura y los metió en varios cubos.

Hasta ahí el relato del sospechoso. Pero las investigaciones de la UCO se profundizaron y relacionaron su nombre con un caso anterior muy similar, al menos en apariencia, al de Calvo. Los hechos se remontan al 25 de marzo, cuando encontraron a una prostituta que sufría convulsiones por sobredosis y que falleció a los pocos días. En ese momento no hubo detenidos ni investigación — a pesar de que se sabía que Jorge Ignacio era el cliente que había pasado con ella aquella noche — porque la autopsia reveló la causa de la muerte: un ataque epiléptico. Dentro del cuerpo de la mujer, no obstante, hallaron restos de sustancias estupefacientes en sus zonas íntimas.

"Entonces noté algo raro en la vagina: metí la mano y me saqué una piedra de cocaína "

Al conocer este caso y la presunta vinculación del detenido con este suceso, una prostituta que había sido contratada por el sospechoso decidió dar su testimonio a la Guardia Civil. En declaraciones recogidas por El Confidencial, la testigo afirmó que cuando llegaron a su vivienda de Manuel, le propuso montar una fiesta blanca. "Él quería esnifar coca sobre mi cuerpo e introducírmela por mis órganos sexuales, tanto por delante como por detrás", explicó. Ella se negó y contó a los agentes que pensaba que su cliente le había echado algo en la bebida, ya que, de forma repentina, empezó a encontrarse muy mal: "Entonces noté algo raro en la vagina: metí la mano y me saqué una piedra de cocaína del tamaño de media falange del pulgar".

Este no fue el único caso. El mismo diario tuvo acceso al relato de otra mujer, también prostituta, que quedó con un cliente que consumió cocaína durante su encuentro y se colocó "unas bolitas" de esta sustancia en su pene para introducírselo. Días después, el 6 de noviembre — solo un día antes de quedar con Calvo —, volvió a contactar con ella para ofrecerle una 'fiesta blanca'.

El lunes 23 de diciembre, a pocas semanas de cumplirse dos meses del fallecimiento de Calvo, los investigadores han acudido al vertedero de Dos Aguas mientras esperan a conocer los resultados de los restos orgánicos encontrados en el baño del domicilio de Manuel del sospechoso, ahora en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Pasadas las navidades, este viernes día 27 de diciembre, fuentes cercanas a la investigación del caso han informado a Efe de que los análisis de los restos biológicos que encontraron los investigadores en el domicilio de Manuel donde presuntamente fue descuartizada la joven no han sido concluyentes, por lo que aún no han podido determinar si existe vinculación con el ADN de la desaparecida y, por tanto, tampoco ha habido avances sobre las causas de su muerte por el momento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios