El detenido por la desaparición de Marta Calvo confiesa que la descuartizó
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
Tras 27 días sin aparecer

El detenido por la desaparición de Marta Calvo confiesa que la descuartizó

Jorge, de 38 años y de origen colombiano, había cumplido una condena por narcotráfico en Italia en 2008 cuando una patrulla de 'carabinieri' encontró nueve kilogramos de cocaína pura en su coche

Foto: El detenido por la desaparición de Marta Calvo confiesa que la descuartizó
El detenido por la desaparición de Marta Calvo confiesa que la descuartizó

Jorge Ignacio T .J., el principal sospechoso por la desaparición de Marta Calvo hace ya 27 días, ha confesado que descuartizó a la joven y tiró las partes del cuerpo por diversos contenedores. Las pesquisas se centran en estos momentos en recuperar los restos mortales de la mujer.

El sospechoso se entregó este miércoles por la mañana a la Guardia Civil, tras varias semanas huido y con una orden de busca y captura internacional emitida por las autoridades españoles el pasado 18 noviembre.

El delegado de Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, ha comparecido en la mañana de este miércoles para informar de que investigan como una "muerte violenta" la desaparición de la joven y asegurar que la Guardia Civil considera que el detenido por la desaparición de Marta es también autor de una agresión "que posiblemente le hizo perder la vida".

El detenido por la desaparición de Marta Calvo asegura que la descuartizó

En una rueda de prensa urgente, Fulgencio informó de que el sospechoso fue detenido tras entregarse en el puesto de la Guardia Civil de Carcaixent y posteriormente se procedió a su interrogatorio sobre la desaparición violenta de Marta Calvo. "La hipótesis que siempre se ha barajado es que sufrió una agresión violenta que posiblemente le hizo perder la vida. Eso se contrastará a lo largo de la mañana con el detenido, con conocimiento de la autoridad judicial que investiga el caso", añadió.

Foto: La UME se une al centenar de guardias civiles que siguen buscando a Marta Calvo

En su intervención, insistió en la posibilidad de que el detenido "sea el causante de la desaparición y también de una agresión física y, en consecuencia, de la muerte violenta" de la joven. El detenido, según el delegado del Gobierno, no llegó a salir de España y su captura ha sido posible gracias a "la presión policial", subrayó Fulgencio, quien no dio más detalles sobre el operativo.

Foto: El sospechoso por el caso Marta Calvo está en busca y captura internacional desde el 18-N

El detenido, de 38 años y de origen colombiano, había cumplido una condena por narcotráfico en Italia en 2008 cuando una patrulla de 'carabinieri' encontró nueve kilogramos de cocaína pura escondidos en su coche cuando viajaba hacia Brescia (al norte de Italia, entre Milán y Verona) para hacer una entrega. En el vehículo también estaba su abuelo de 75 años, a quien habría llevado con la intención de disimular y quien sería totalmente ajeno a lo que pasaba.

El pasado 23 de noviembre, la Asociación Sosdesaparecidos lanzó una alerta aportando una descripción física de Marta Calvo y detallando que fue vista por última vez el 7 de noviembre en la localidad valenciana de Manuel.

La joven había quedado ese día en casa de un hombre con quien había estado hablando a través de una aplicación de citas. Antes de subir a su domicilio, Calvo compartió su ubicación con su madre a través de WhatsApp a las 5:55 de la madrugada. Esa es la última pista acerca del paradero de Marta.

Unas horas más tarde, al no tener más noticias de su hija, su madre acudió en persona a la dirección que le había compartido y llamó a la puerta. Allí le recibió Jorge, el sospechoso, quien negó que conociera a ninguna joven llamada Marta. Inmediatamente después de abandonar el inmueble, la madre de la joven presentó una denuncia.

Marta Calvo sigue sin aparecer. La UME se ha unido al centenar de agentes de la Guardia Civil que buscan a la joven desde hace casi ya un mes

Pocos días después, y tras enterarse de que la Guardia Civil estaba investigándole, Jorge decidió desaparecer. Dejó su vivienda de Manuel y, según fuentes policiales, se fue a una segunda vivienda en la localidad de L'Olleria, alquilada bajo el nombre de su madre.

Determinado a huir, Jorge entregó su coche a un amigo para que lo desguazara y desapareció sin dejar rastro hasta este miércoles que se ha entregado voluntariamente a las autoridades.

La Guardia Civil busca a Marta en acequias y pozos de los alrededores de Manuel

Según fuentes, fueron los propios caseros de la casa de L'Olleria quienes avisaron a la Guardia Civil el lunes 11 de noviembre de que su inquilino no aparecía y que la madre de este les había llamado preocupada al no dar con su hijo.

Cuando la Guardia Civil registró la vivienda de Manuel, notó un fuerte olor a lejía, por lo que llamó a la Unidad Central Operativa (UCO) y al Equipo Central de Inspecciones Oculares (ECIO) para que se encargaran de la búsqueda de pistas debido a la complejidad del escenario. Al no encontrar nada, decidieron levantar parte del suelo por si, al limpiar, se había filtrado algo entre las baldosas.

Aunque en una de las viviendas encontraron prendas con manchas que podrían ser sangre, aún no se ha confirmado. De hecho, el delegado del Gobierno explicó este lunes que "cuando se escudriña de una manera tan detallada cualquier escenario, evidentemente se encuentran restos de todo tipo".

"Lo que están haciendo los investigadores es determinar si esto tiene una correlación entre la persona desaparecida y el presunto autor, pero todavía no tenemos constancia de los hechos y, por tanto, tenemos que ser muy cuidadosos. Puede haber aparecido sangre y no haber víctima", indicó.

De momento, Marta Calvo sigue sin aparecer. La Unidad Militar de Emergencias (UME) se ha unido al centenar de agentes de la Guardia Civil que buscan a la joven desde hace casi ya un mes.

Marta Calvo Guardia Civil Drogas Narcotráfico Sucesos Desaparecidos
El redactor recomienda