La Unidad Militar de Emergencias (UME) se convierte en el blasón de las FAS
  1. España
Putin quiere crear una en Rusia

La Unidad Militar de Emergencias (UME) se convierte en el blasón de las FAS

Esta fuerza militar conjunta de despliegue rápido se ha convertido en objeto de deseo por parte de otros países del globo que suelen resultar afectados por terremotos, inundaciones y otras desgracias

Foto: La Unidad Militar de Emergencias (UME) se convierte en el blasón de las FAS
La Unidad Militar de Emergencias (UME) se convierte en el blasón de las FAS

Lejos estaba de pensar el entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero que cuando decidió crear la Unidad Militar de Emergencias (UME) —7 de octubre de 2005—, la misma se iba a convertir en un santo y seña dentro de las Fuerzas Armadas.

En efecto, 12 años después, esta fuerza militar conjunta de despliegue rápido —con la finalidad de intervenir en cualquier parte del territorio nacional en caso de catástrofe, grave riesgo u otras necesidades públicas— se ha convertido en objeto de deseo por parte de otros países del globo que suelen resultar afectados por terremotos, inundaciones y otras desgracias de gran calado.

Dentro de nuestro país, la UME, pese a sus pocos años de existencia, goza de gran prestigio entre el pueblo, como reflejan los estudios realizados al respecto por el propio departamento ministerial. ”La sociedad civil tiene de esa forma ejemplos prácticos y muy prácticos de que sus FAS son útiles a la gente en caso de necesidad extrema cuando más se valora...”, subraya una alta fuente de Defensa.

La espectacularidad y eficacia de sus operaciones tienen un impacto mediático global e inciden muy positivamente en la imagen que las Fuerzas Armadas proyectan en la sociedad, no solo dentro de España sino también en aquellos países que demandan ayuda a Madrid en caso de necesidad extrema.

La espectacularidad y eficacia de sus operaciones tienen un impacto mediático global e inciden muy positivamente en la imagen que las FAS proyectan

Así, fuentes del Ministerio de Defensa subrayan esta dimensión, y aunque en otros países occidentales ya existía de alguna forma la 'unidad militar' con destinos civiles, están pidiendo información y asesoramiento al Gobierno español para poner en sus organizaciones militares y de defensa sus particulares UME. Entre estos países, se encuentra la Rusia del presidente Vladimir Putin, donde por la extensión de su territorio nacional suelen ocurrir muchas tragedias que necesitan ser paliadas 'manu militari'.

También otros países del entorno hispano, como México, Argentina, Perú o Colombia, han mostrado su interés en implantar dentro de sus organizaciones de defensa militar unidades de corte parecido. De hecho, integrantes de la UME provienen de esos países iberoamericanos, como un buen porcentaje del resto de los efectivos militares (soldados y suboficiales) que integran las unidades militares de nuestro país.

Recientemente, efectivos de la UME ayudaron a sofocar los enormes incendios en Chile, y al reconocerlos la gente en los aeropuertos de vuelta a casa, la población prorrumpió en aplausos espontáneos.

Misiones

El Protocolo de Intervención, que contempla las principales misiones encomendadas a la UME, establece que actuarán en aquellas ocasiones graves por motivo de incendios, terremotos, inundaciones, pero también de los riesgos derivados por motivos tecnológicos, entre ellos el químico, el nuclear, el radiológico y el biológico. Actuaciones en caso de riesgo terrorista o la contaminación del medio ambiente.

Los militares que forman la UME disponen de preparación específica propia, incluida la sanitaria. Dicha unidad la conforman alrededor de 5.000 efectivos —entre hombres y mujeres— procedentes de los tres ejércitos, y está bajo el mando de un general. Consta de cinco batallones de Intervención.

El cuartel general y el mando se estableció en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid); el Batallón de Emergencias (BIEM I) en la Base Aérea de Morón (Sevilla); el BIEM III en la Base de Bétera (Valencia); el BIEM IV en la Base Aérea de Zaragoza, y el BIEM V en la localidad leonesa de San Andrés del Rabanero.

Fuerzas Armadas Ministerio de Defensa