22 días de la desaparición

El sospechoso por el caso Marta Calvo está en busca y captura internacional desde el 18-N

La Guardia Civil ya ha podido acceder al teléfono de Marta y ahora mismo está revisando mensajes, llamadas y el contenido del móvil en busca de pistas sobre su paradero

Foto:

El principal sospechoso por la desaparición de Marta Calvo hace ya 22 días está en busca y captura internacional desde el pasado 18 de noviembre cuando la Guardia Civil sospechó que Jorge podía haber huido fuera de España por miedo a ser capturado. Cuando la madre de Marta apareció en su vivienda preguntando dónde estaba su hija, ya que esta le había mandado la ubicación de la casa justo antes de tener una cita con él, Jorge, de 35 años y origen colombiano, sospechó que era cuestión de tiempo que fueran tras él.

Se deshizo del coche encargándole a un amigo que lo desguazara y luego desapareció. Como tiene antecedentes penales porque estuvo en la cárcel en Italia, los agentes sospechan que podría estar en territorio italiano por lo que emitieron una orden internacional de busca y captura. De momento, no hay rastro de él.

Jorge fue detenido en 2.008 con nueve kilogramos de cocaína mientras viajaba hacia Brescia (al norte de Italia, entre Milán y Verona), donde tenía que hacer la entrega de la droga. En el vehículo también estaba su abuelo de 75 años, a quien habría llevado con la intención de disimular y quien sería totalmente ajeno a lo que pasaba.

Cuando una patrulla de Carabinieri les interceptaron en el peaje de la salida Brescia Oeste de la autopista A4, encontró, tras un tiempo registrando el vehículo, nueve paquetes de cocaína, de un kilo cada uno, ocultos en una caleta creada en el parachoques trasero del vehículo.

El sospechoso por el caso Marta Calvo está en busca y captura internacional desde el 18-N

Una vez cumplida la pena, Jorge volvió a Valencia, donde ya vivía, y entonces alquiló una casa en L'Olleria, bajo el nombre de su madre, que también residía por la zona y con la que, según los vecinos, solía estar. Posteriormente, alquiló la casa de Manuel, también con ayuda de la madre, casa de la que no se sabe si era su vivienda habitual o si la usaba solo puntualmente.

Se desconoce también si Jorge tenía algún trabajo, pero los caseros de la casa de L'Olleria explican que le veían poco y que era un joven educado. Ahora, la Guardia Civil les interroga porque fueron quienes denunciaron la desaparición de Jorge cuando la madre del mismo no conseguía dar con él desde hacía días.

Casa que el sospechoso tenía alquilada en L'Olleria (Valencia). (El Confidencial)
Casa que el sospechoso tenía alquilada en L'Olleria (Valencia). (El Confidencial)

Según fuentes, los caseros avisaron a la Guardia Civil el lunes 11 de noviembre, cuatro días después de la desaparición de Marta. Cuando su madre les avisó porque no encontraba a su hijo, los caseros buscaron en Google su nombre y descubrieron la condena por narcotráfico en Italia. En ese momento, comenzaron a sospechar que algo podía haber pasado y denunciaron la desaparición de su inquilino.

La Guardia Civil ya ha podido acceder al teléfono de Marta y ahora mismo está revisando mensajes, llamadas y el contenido del móvil en busca de pistas sobre su paradero.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios