PODEMOS EVITA QUE ACUDA DE FORMA URGENTE

El PSOE alarga el bloqueo del Congreso y retrasa otra vez la comparecencia de Sánchez

Los socialistas ofrecen una comparecencia en septiembre para explicar los consejos europeos de junio y julio. La Cámara cumple seis meses sin control al Ejecutivo

Foto: Reunión de la Diputación Permanente del Congreso. (EFE)
Reunión de la Diputación Permanente del Congreso. (EFE)

El PSOE sigue demorando el regreso de la actividad al Congreso y el control al Gobierno en funciones. En la Diputación Permanente, el órgano de guardia de la Cámara, PSOE, Unidas Podemos y PNV se han opuesto a que Pedro Sánchez comparezca de forma inmediata ante el pleno para explicar los consejos europeos de junio y julio, una obligación legal que el PP quería realizar ya. El PSOE ha ofrecido hacerlo en septiembre y ha tenido el apoyo de Unidas Podemos -la segunda vez que salva una comparecencia de Sánchez, con el que exhibió guante blanco- y PNV. El Congreso cumple seis meses sin actividad.

El Congreso de los Diputados sigue instalado en la parálisis. Sin actividad legislativa, el Gobierno en funciones está eludiendo el control de la Cámara. Como hizo Mariano Rajoy el año que estuvo en funciones, Pedro Sánchez va retrasando sus comparecencias. La ley establece que "el Gobierno comparecerá ante el pleno del Congreso de los Diputados, con posterioridad a cada Consejo Europeo, ordinario o extraordinario, para informar sobre lo allí decidido y mantener un debate con los grupos parlamentarios". A finales de junio y julio, los líderes europeos celebraron dos consejos. Allí, entre otras cosas, se repartieron los nuevos cargos en las instituciones europeas.

Como Sánchez no ha acudido al Congreso, el PP pidió un pleno extraordinario antes de septiembre. La diputada del PP Marta González Vázquez usó la hemeroteca contra el presidente en funciones. En 2016, con Rajoy pendiente de si renovaba o no el mandato en La Moncloa, el PSOE fue muy duro con la decisión del PP de eludir el control parlamentario.

La portavoz recordó unas declaraciones de Sánchez de ese año. "Un Gobierno en funciones está más sujeto que nunca al control parlamentario. Gobierno en funciones no significa Gobierno descontrolado". El PSOE hizo campaña contra el PP por sortear a la Cámara y el Tribunal Constitucional le dio la razón. Tres años después, los socialistas dan largas a la Cámara y los populares critican que es "una muestra más de la arrogancia y el desprecio de Sánchez al Parlamento y las instituciones".

Como Sánchez no ha acudido al Congreso, el PP pidió un pleno extraordinario antes de septiembre

Ciudadanos apoyó la petición y señaló que esto muestra los males del bipartidismo. Paradójicamente, la diputada María Muñoz recurrió a las mismas citas de Sánchez de 2016 que usó el PP. Según esta, la actitud de Sánchez es una prueba de su "flagrante doble moral y del uso de las instituciones partidistas. Tienen secuestradas las instituciones y el Parlamento".

Vox, Coalición Canaria y Junts también apoyaron la comparecencia inmediata, pero Unidas Podemos y PNV salvaron a Sánchez de comparecer ya. El diputado socialista Héctor Gómez anunció que Sánchez comparecería "cuanto antes" pero ya en septiembre, y eso bastó a los grupos más próximos. Más adelante, otra socialista señaló que si se quería desbloquear la Cámara, la oposición lo que tiene que hacer es apoyar la investidura de Sánchez. El PNV señaló que el retraso en la comparecencia evidentemente iba contra lo previsto en la ley, pero lo dio por bueno.

Txema Guijarro, que tomó la palabra por Unidas Podemos, criticó los nombramientos de la UE en esos consejos europeos -llamó "verdugo" a Christine Lagarde por su actitud desde el FMI con Grecia durante la crisis y "alfil de Merkel" a la nueva presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen- pero aceptó que Sánchez comparezca cuando lo proponga.

Aunque fuese dos meses después de esos nombramientos, y sin Sánchez presente en el Congreso, la Cámara sí trató aunque fuese de refilón esos nombramientos. Laura Borràs (Junts) fue la más dura al criticar el nombramiento de Josep Borrell como alto representante de la UE. Para Borràs, Borrell es una de las "mentes más soberbias y provincianas" de España.

La oposición había pedido comparecencias urgentes de los ministros Luis Planas, María Jesús Montero, Grande-Marlaska, Carcedo y Ábalos

Ese fue el tono de la sesión. La oposición había pedido comparecencias urgentes de los ministros Luis Planas, María Jesús Montero, Fernando Grande-Marlaska, María Luisa Carcedo y José Luis Ábalos. Al dejar el Congreso esta sesión para la última semana de agosto, los socialistas fueron pidiendo dejarlo todo para septiembre y los previsibles socios lo aceptaron, ya fuera para explicar el acuerdo de la UE con Mercosur y su impacto en la agricultura o para saber saber si el Gobierno en funciones va a presentar un techo de gasto o no.

Unidas Podemos mostró diferencias con los socialistas pero sin cargar las tintas. Alberto Garzón, por ejemplo, criticó que el "el PSOE conserva no solo los presupuestos sino la lógica económica del PP". La jornada dejó el estreno del polémico Marcos de Quinto como portavoz económico de Ciudadanos y la crítica a la gestión socialista del asunto del Open Arms. “Sánchez mantiene secuestradas las instituciones y pide como rescate que todos nos arrodillemos ante él".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios