LA NEGOCIACIÓN DE LA INVESTIDURA

El PNV y ERC valoran la retirada de Iglesias y reclaman una investidura inmediata

El PNV y ERC, dos partidos cuyo voto es clave para la investidura de Pedro Sánchez si alcanza un acuerdo con Unidas Podemos, valoraron la renuncia del lider de Podemos

Foto: La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, con Gabriel Rufián y Aitor Esteban. EFE
La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, con Gabriel Rufián y Aitor Esteban. EFE

El PNV y ERC, dos partidos cuyo voto es clave para la investidura de Pedro Sánchez si alcanza un acuerdo con Unidas Podemos, valoraron la renuncia de Pablo Iglesias a ser ministro. Para el PNV (seis diputados) es "una señal positiva" que permite que "se abra de una vez por todas un verdadero proceso negociador". Fuentes de ERC (15 escaños), que se debatía entre el no y la abstención, también consideraron que puede desbloquear el asunto. Ninguno de los dos partidos quiere ir a una repetición electoral.

Los republicanos habían aplazado la decisión de su voto, con la esperanza de que precisamente se produjese el movimiento de Iglesias. Hasta conocer si hay un pacto entre PSOE y Unidas Podemos, explicaba este viernes su portavoz Gabriel Rufián. Hasta ahora habían presionado a Unidas Podemos, avanzando que se inclinaban por la abstención e incluso por el voto afirmativo. Una presión que ahora trasladan hacia el PSOE. Su compromiso sigue siendo de "no bloqueo".

Los republicanos habían retrasado su voto hasta conocer si había un pacto entre PSOE y Podemos

Hubo discusión en la dirección de ERC, se planteó incluso votar no, pero finalmente se optó por este aplazamiento a la espera de nuevos acontecimientos. Un movimiento que se ha demostrado inteligente de cara a su objetivo buscado: "Para que las fuerzas supuestamente de izquierdas del Estado hagan política, para que hagan aquello por lo que se les paga y se les votó", añadía el jefe de filas del partido en el Congreso. Rufían recodaba así que tanto el PSOE como Podemos "hicieron el 28A un llamamiento a votar para frenar al fascismo" y que se mostraban partidarios de "buscar soluciones" a la situación de Cataluña, mientras que ERC y PNV ganaron en sus respectivos territorios "con un discurso similar, diciendo que hay que hacer política".

La formación de un gobierno progresista, que tendría que consolidar el bloque de la moción de censura con nacionalistas e independentistas para sacar adelante los Presupuestos y las principales medidas de las legislatura, es un asidero para los sectores del independentismo que reclaman un asidero para bajarse del carro del procés. Una oportunidad también, por tanto, para destensar el conflicto catalán, y tener una legislatura estable, de cuatro años, e incluso que pueda repetir otros cuatro más Pedro Sánchez en la Moncloa. La vía Zapatero ganaría peso frente a la vía Felipe González.

Un eventual acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos necesita además de apoyos o abstenciones de PNV, ERC, Bildu. Estos partidos se han mostrado favorables a permitir un Gobierno de Sánchez en minoría, para lo que bastaría su abstención en segunda votación. El PNV (seis diputados) ha afirmado que actuará "con responsabilidad". Los nacionalistas vascos no quieren una repetición electoral.

En un comunicado, el PNV afirmó: "La renuncia de Pablo Iglesias a participar en un hipotético Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos constituye para EAJ-PNV una señal positiva si es que esta decisión posibilita realmente que se abra de una vez por todas un verdadero proceso negociador, no solo entre las citadas formaciones sino también con aquellas fuerzas políticas con cuyo apoyo aspira a contar el candidato Sánchez en la sesión de investidura". Añadió que "nadie ha llamado al PNV para negociar. Aguardamos con paciencia y responsabilidad esa llamada, confiadas y confiados en que se producirá, porque se equivoca quien dé automáticamente por hecho el apoyo de los seis diputados y diputadas del PNV".

Una repetición electoral es el peor escenario para el PNV. Ya lo era con Rajoy y después con Sánchez. Con las transferencias pendientes de ejecutar, el PNV solo revisará que el acuerdo PSOE-Unidas Podemos no afecte al autogobierno. En otros partidos añaden que vigilará que tiene otras líneas rojas como defender a las eléctricas, ya que Iberdrola tributa en el País Vasco.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios