AVISO FALTO ENTUSIASMO DE FERRAZ

El PSOE, tras el paso de Iglesias: "Sin vetos ni imposiciones podemos llegar a un acuerdo"

Los socialistas avisan a Podemos que el presidente "escuchará las propuestas de nombres y decidirá el equipo". "Empecemos por los contenidos. Primero programa y luego el Gobierno"

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este 18 de julio en 'Al rojo vivo'. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este 18 de julio en 'Al rojo vivo'. (EFE)

El PSOE se aviene a negociar tras el paso atrás dado por Pablo Iglesias, y cree que el acuerdo puede llegar. Pero siempre que no haya "imposiciones" por parte de Unidas Podemos. Siempre que quede claro que se preserve su prerrogativa constitucional de nombrar y elegir a su Consejo de Ministros. Y siempre que antes se hable de programa. Es decir, que quiere dejar claras sus posiciones de partida antes de sentarse a la mesa. Su primera reacción, lejos de la euforia, invita a pensar que la negociación no será fácil ni el presidente aceptará cualquier "propuesta" que Iglesias le ponga en el plato.

En la cúpula del partido y en el Gobierno se esperaba la renuncia del jefe de la formación morada. Creían que no tenía más escapatoria después de la entrevista de Pedro Sánchez ayer en 'Al rojo vivo'. El presidente le señaló claramente como "el principal escollo" para el acuerdo, como el único "obstáculo" a remover para posibilitar su investidura la semana próxima. Incluso dejó la puerta abierta a que se incorporaran miembros de primer nivel de la cúpula morada.

La 'caída' de Iglesias llegó esta tarde a través de un tuit. El secretario general renunciaba a entrar en el Gobierno para que su nombre no fuera una "excusa" para "evitar un Gobierno de coalición", el primero en España en 40 años de democracia. Pero no quiere más "vetos" y pide que ese Ejecutivo bipartito sea "proporcional a los votos" y que la propuesta de ministros "lógicamente, la va a hacer Unidas Podemos".

En el PSOE esperaban el movimiento de Iglesias, porque no le dejó más salida Sánchez tras su entrevista, en la que le señalaba como "escollo"


Una hora más tarde, Ferraz lanzó un breve comunicado. "Sin vetos ni imposiciones podemos llegar a un acuerdo. El presidente escuchará las propuestas y decidirá el equipo. Empecemos por los contenidos. Primero programa y luego el Gobierno", indicaron fuentes socialistas.

Documento ya aprobado en la ejecutiva

Las ideas de la breve respuesta de la cúpula federal conectan con las palabras y los argumentos del jefe del Ejecutivo en funciones y de los suyos en las últimas horas. Sánchez no veta de entrada a los integrantes de la dirección de Podemos, sí, pero tampoco quiere que Iglesias le escriba los nombres y él los trague. El propio líder socialista señalaba en su entrevista en La Sexta que se abría a "consensuar" ministros, pero no aceptaría que se los impusiera su "socio preferente". De ahí esa aclaración posterior del comunicado: el presidente "escuchará las propuestas" que le lance UP y con ellas construirá su Consejo de Ministros.

Sánchez no quiere que le 'roben' su competencia constitucional de construir su Gobierno, por eso precisa Ferraz que "decidirá su equipo"

En las últimas horas, en la Moncloa y en Ferraz ya asumían que Sánchez, una vez señalado Iglesias como el único "escollo", no podía rechazar a otros candidatos, pero también indicaban que sería tarea de los morados sugerir esos nombres para esos cargos, para los cuales tendrían que estar "cualificados". Lo dijo en la mañana de este viernes la portavoz del Gabinete, Isabel Celaá: los ministros pueden ser "personas representativas" de UP —o sea, dirigentes—, pero con "conocimientos técnicos y políticos".

Calvo, la interlocutora de Echenique

En cualquier caso, en el PSOE quieren que la negociación lleve el orden que consideran lógico: primero, debatir sobre el programa, el proyecto político que se somete a examen en la investidura, y después la composición del Gobierno. Primero, contenidos, luego los nombres. Para ello, la ejecutiva federal de este jueves aprobó un nuevo documento, más amplio que el anterior, respaldado diez días antes, que contiene, tal y como señaló el número tres, José Luis Ábalos, parte de los acuerdos presupuestarios.

En Ferraz inciden en que primero se ha de negociar el programa, y luego el Ejecutivo. Puede que el fin de semana se reúnan los equipos negociadores

En la Moncloa y en Ferraz mandaba casi un riguroso silencio después de lanzado el comunicado. La dirección sabe que ha llegado el momento de la verdad y que debe andarse con pies de plomo. Fuentes oficiales, no obstante, sí destacaban que el marco para la negociación es solo uno: "Primero, el programa, y luego el Gobierno, y punto. De ahí no nos vamos a mover". Desde la sede federal sí que se deslizaba que quizá este fin de semana, que se prevé intenso, pueda haber reunión de los equipos negociadores —por la parte socialista lo encabezan la vicesecretaria general, Adriana Lastra, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, más los miembros de la ejecutiva federal Paco Salazar y Luz Martínez Seijo—.

El PSOE, tras el paso de Iglesias: "Sin vetos ni imposiciones podemos llegar a un acuerdo"

En el cuartel general de los socialistas ya se avanzaba que la interlocutora directa de Pablo Echenique, el encargado de Iglesias para retomar las conversaciones, será la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, mujer de la máxima confianza de Sánchez.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios