La ejecutiva fijará el voto el viernes

ERC se acerca a la abstención y avisa a Iglesias: en septiembre "todo" se complica

Rufián insiste en que la posición de su partido sigue siendo la de "diálogo y no bloquear absolutamente nada" y no estará condicionada por lo que pueda decidir Unidas Podemos. No descarta el apoyo

Foto: Adriana Lastra y Rafa Simancas, con los republicanos Gabriel Rufián y Carolina Telechea, este 16 de julio en el Congreso. (EFE)
Adriana Lastra y Rafa Simancas, con los republicanos Gabriel Rufián y Carolina Telechea, este 16 de julio en el Congreso. (EFE)

ERC quiere ejercer casi de mediador. Pide "responsabilidad" a PSOE y Unidas Podemos para que se sienten a la mesa y negocien hasta el último minuto y no aboquen al país a nuevas elecciones. Porque "no hay ningún ministerio ni ningún veto que merezca lo que está pasando estos días". ¿Y ellos? Ellos, los republicanos, están ya acariciando la abstención a Pedro Sánchez, aunque el partido tomará la decisión definitiva el viernes. Y avisan, en un mensaje claramente dirigido a los morados, que septiembre, el momento en el que Pablo Iglesias piensa que se desbloqueará la reelección del líder socialista, "complica la vida a todos" por la Diada y la inminencia de la sentencia del 'procés'.

Estas palabras llegaron después de una reunión en el Congreso de algo más de una hora entre los portavoces parlamentarios de PSOE y ERC, Adriana Lastra y Gabriel Rufián, que estuvieron acompañados de sus escuderos Rafael Simancas y Carolina Telechea. Una cita "cordial", de buen tono, que era la segunda tras el encuentro de junio y que sucedía a varias conversaciones telefónicas entre Rufián y Lastra.

El portavoz republicano no acabó de aclarar el voto de su partido en el debate de investidura, porque se adoptará el viernes en la reunión de la ejecutiva de ERC. Pero sí insistió en que la posición es la misma que defendió en campaña: sí al diálogo, no a "bloquear absolutamente nada". ¿Se traduce en una abstención? Rufián subrayó que su grupo aún no ha dicho eso. ¿Y puede haber un sí, un apoyo a Sánchez? "También lo tiene que decidir" la dirección de ERC el viernes.

"No hay ningún ministerio ni ningún veto que merezca lo que está pasando estos días", dice Rufián, que pide a PSOE y Podemos negociar


En todo caso, el voto del partido independentista será "autónomo" a lo que determine Unidas Podemos. No van ligados. Con JxCAT, ERC sí está hablando: es su socio en el Govern y mantiene una relación muy cordial. "Pero eso no significa que vayamos a votar lo mismo". Es más, "no sería dramático" que "el espacio convergente" no coincidiera con los de Oriol Junqueras. Con quien sí que se coordinará ERC y, por tanto, votará lo mismo, es con EH Bildu.

Un capote al PSOE

Además, para los republicanos es difícil pronunciarse sobre un acuerdo que por ahora "no existe" y que casi con toda seguridad no llegará para el viernes. Rufián echó un capote a los socialistas al advertir de que cuando esté próximo a expirar el plazo constitucional para elegir nuevo jefe del Ejecutivo, todo será mucho más difícil. "Septiembre nos complica la vida a todos, siendo breve y franco", señaló. En ese mes se cruza la Diada, cuando la emoción del independentismo más aflora, y una sentencia contra los líderes del 'procés' que los separatistas prevén "muy dura" y que hará que sea "muy complicado de gestionar todo y hacer política".

Si hay repetición electoral, el escenario puede ser negro: "Entre los que no irán a votar y los que nos meterán en el mismo saco, aquí palmamos todos"


Fuentes de la dirección socialista se apoyaban en el razonamiento de Rufián para preguntarse de dónde saca los números para que la investidura prospere en septiembre, porque para entonces los independentistas, en los que Sánchez no quiere hacer recaer la gobernabilidad pero a los que necesita en última instancia para obtener la confianza de la Cámara —la abstención de PP o Ciudadanos es hoy imposible—, tendrán muy difícil salirse de un voto contrario. Justo por el escenario tan explosivo que amenaza la vuelta del verano.

ERC se acerca a la abstención y avisa a Iglesias: en septiembre "todo" se complica

Rufián no paró de pedir "responsabilidad a todos", especialmente a PSOE y Unidas Podemos, porque recibieron diez millones de votos en las generales del 28-A y lograron captar "muchísima ilusión", puesto que muchos ciudadanos votaron "con la nariz tapada para frenar al fascismo". "A los políticos se nos paga para aportar soluciones y no conflictos", y la gente "está cansada y fatigada" y quiere, "independientemente de la bandera" que enarbole, que los partidos se pongan "de acuerdo" y "haya Gobierno" lo antes posible. "Queremos que la legislatura avance", insistió el diputado.

ERC cree que una repetición electoral en noviembre sería un escenario catastrófico. "Me da igual" quién sea el culpable de esas nuevas urnas. "La gente nos meterá en el mismo saco a todos, sobre todo a las izquierdas. Entre los que no irán a votar y los que nos meterán en el mismo saco, aquí palmamos todos", dijo gráficamente. Otros comicios sería "dar una segunda oportunidad" a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, y eso es, a juicio de Rufián, "una irresponsabilidad histórica", pues supondría "echar por la borda" la ilusión de miles de personas.

Que "se encierren en una sala"

El diputado pidió por tanto a socialistas y morados que dejen de "hablarse a través de titulares" y de "amenazarse entre ellos", que dialoguen, que "se encierren en una sala" porque están "condenados a entenderse", aunque tengan "enormes diferencias". No les queda otra, vino a decir.

Lastra agradece el "tono constructivo" de ERC pese a las diferencias y su predisposición a no bloquear la investidura, al contrario de lo que prevé Iglesias

Rufián señaló que la reunión de este martes no estaba convocada para "presionar" a Unidas Podemos, porque esa presión realmente "está en la calle". Y si los republicanos han firmado "acuerdos muy complicados", ambas fuerzas "lo pueden hacer también".

ERC se acerca a la abstención y avisa a Iglesias: en septiembre "todo" se complica

El portavoz republicano remarcó que no había negociado "absolutamente nada" con el PSOE. Tras él, compareció en la Cámara Baja Lastra, quien agradeció el "tono constructivo" planteado por ERC —por contraposición al de un Pablo Iglesias que no tiene "voluntad" de negociar y que solo busca "imponer" un "Gobierno paralelo a su servicio"— y su "predisposición" a "no bloquear" la investidura de Sánchez. Rufián le trasladó la "preocupación" por la "dificultad de encontrar un acuerdo de gobierno". Inquietud que, obviamente, comparten los socialistas por la ruptura con los morados.

La vicesecretaria general sí recalcó que todo el mundo es "consciente" de las diferencias que separan a los socialistas de los republicanos, pero también señaló que al menos es de agradecer el giro en ERC, que se aviene al "diálogo y el entendimiento" en políticas progresistas que necesita el país. Eso sí, el diálogo que tenga que ver con Cataluña siempre discurrirá, añadió, en los márgenes de la Constitución, del Estatuto y de la ley.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios