ENTREVISTA EN 'AL ROJO VIVO'

Calvo acusa a Iglesias de pedir "cargos todo el tiempo" y no respetar el triunfo del PSOE

La vicepresidenta subraya que su partido ha ido poniendo propuestas, equipos y distintas fórmulas de composición del Gobierno y han sido rechazadas por Podemos "una detrás de otra"

Foto: Pedro Sánchez y la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, el pasado 29 de abril en Ferraz. (EFE)
Pedro Sánchez y la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, el pasado 29 de abril en Ferraz. (EFE)

La línea discursiva del PSOE, después de dar por "rotas" las negociaciones con Unidas Podemos por su consulta "trucada", está muy clara: es Pablo Iglesias quien ha saboteado el diálogo porque ha pedido "cargos todo el tiempo" y no ha querido entrar en contenidos programáticos. No solo eso, no ha "entendido" las reglas del juego, que a juicio del partido de Pedro Sánchez, supone respetar a quien ha ganado las elecciones.

Nada ha evolucionado en las últimas horas, más allá del cruce de reproches entre quienes estaban llamados a ser aliados. Por la parte del PSOE, terció Carmen Calvo, la vicepresidenta en funciones, en declaraciones en 'Al rojo vivo' (La Sexta). La número dos del Ejecutivo insistió en que su formación ha intentado acercar posturas, y ha sido Podemos quien se ha negado a sentarse a la mesa. Así, los socialistas nombraron un comité negociador, aprobaron un documento programático. Y el presidente se abrió a flexibilizar su postura, hasta llegar la pasada semana a ofrecer la entrada de ministros de Unidas Podemos aunque de perfil técnico. Todas esas propuestas han sido "rechazadas", "una detrás de otra", subrayó.

"Su única respuesta ha sido una consulta trucada. Esto lo ha visto todo el mundo [...]. El señor Iglesias ha hablado todo el tiempo de cargos y de puestos en el Consejo de Ministros. No porque lo diga yo —aseguró la vicepresidenta—, sino porque lo ha visto todo el mundo. Su intención era construir un Gobierno de coalición que solo existe cuando existen los votos. Iglesias veta la investidura de quien ha ganado las elecciones, votando lo mismo que el señor [Santiago] Abascal", líder de Vox. Ese es ya un argumento fuerza de los socialistas: asociar el voto de los morados con el de la ultraderecha, refrescar en los ciudadanos la imagen de 2016, cuando también el jefe de la formación votó en contra de la elección de Sánchez y abocó al país a nuevas elecciones, en las que se reforzó Mariano Rajoy.

La número dos denuncia que Podemos ha puesto "el carro antes que los bueyes" e insiste en que es el presidente el responsable de todo el Gobierno


Calvo justificó la negativa a la entrada de Iglesias en el hecho de que es Sánchez quien, como dice la Constitución, "asume la totalidad" del órgano y quien recibe la confianza de la Cámara. "Por eso era importante hablar de objetivos, de leyes", de contenidos, se quejó. Pero Podemos optó por la "imposición" de nombres, con el objetivo de tener "dos gobiernos en uno". "Esto no es normal en democracia", porque lo lógico, subrayó, es que las dos formaciones se pongan de acuerdo en un programa y "se respete la posición constitucional de quien preside". "Ha querido hablar de cargos y nombres. Ha dicho incluso a tantos escaños, tantos ministerios...", indicó, en referencia a la pretensión de los morados de obtener en el Gobierno una representación proporcional a sus votos.

Actitud "constructiva"

La vicepresidenta volvió a defender las razones del PSOE para rechazar un Ejecutivo de coalición al uso: las dos fuerzas pueden "converger" en cuestiones importantes, pero les separa un abismo en otras materias, como el abordaje del conflicto en Cataluña —puso el ejemplo de la primera votación de la Mesa de esta legislatura, cuando los dos representantes de Unidas Podemos se opusieron a la suspensión de los diputados independentistas encarcelados—, o la ruptura del consenso, a última hora, del Pacto de Toledo. "Ayer el presidente fue clarificador —sostuvo, en referencia a su entrevista en la SER—. Iglesias no ha sabido entender cuáles son las reglas del juego, y va a vetar incluso la investidura de quieén ha ganado las elecciones, a larga distancia del segundo y del tercero y no digamos ya del cuarto. Está haciendo algo que en democracia se entiende poco: dice no a la inmensa mayoría de los españoles".

"No vamos a poner en tela de juicio es el funcionamiento de un sistema que tiene que respetar la mayoría" de 123 escaños, señala

La imagen que quiere proyectar el Gobierno, para ganar la batalla del relato, es la de un Iglesias inflexible, amarrado a una posición "maximalista", como sentenció este lunes Sánchez. "Lo ha dicho con total claridad: o puestos en el Gobierno o todo lo demás ha importado poco". A los socialistas les duele que se ponga "en duda" la victoria electoral del PSOE, que ha mantenido una actitud "constructiva todo el tiempo".

Calvo acusa a Iglesias de pedir "cargos todo el tiempo" y no respetar el triunfo del PSOE

"El asunto no es quién se sienta y quién no" en el Consejo de Ministros, sino "respetar" la mayoría que el presidente sacó "limpiamente en las urnas". Calvo incidió en que en otros países la investidura de Sánchez no estaría en cuestión. Pero "alguien", o sea, Unidas Podemos, "ha puesto el carro antes que los bueyes", y "así no se puede funcionar".

¿Llevará el PSOE a España a una repetición electoral por su rechazo a incluir a Iglesias?, le preguntó la conductora del programa, la periodista María Llapart. "Lo que no vamos a poner en tela de juicio es el funcionamiento de un sistema que tiene que respetar la mayoría, a la mayoría que es la que ha colocado a 123 escaños. No lo podemos someter a ningún tipo de situación que no sea absolutamente idónea a una democracia madura y estable como la nuestra".

La indignación del PSOE con los morados subió de temperatura este martes cuando la única diputada de la formación en el Parlamento de La Rioja, Raquel Romero, tumbó la investidura de la candidata socialista, Concha Andreu. Calvo acusó a Romero de "intentar alterar la regla de oro de la democracia" al bloquear la elección de Andreu. "Curiosa manera" de ver la democracia: que una sola parlamentaria"pretenda tumbar la amplísima mayoría" que tiene la candidata socialista exigiendo "prácticamente la mitad del Gobierno", tres de ocho consejerías.

Calvo recalcó que la responsabilidad de que haya Gobierno no es solo de quien quedó como primera fuerza y recibió el encargo del Rey, sino de todos los grupos. Y, en ese sentido, volvió a reclamar a PP y Cs que se abstengan.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios