EN EL JUICIO DEL 'PROCÉS'

El informe de Forcadell: "Se le juzga por quien es y no por lo que ha hecho"

"Las acusaciones han querido en todo momento exagerar su actuación: ha aparecido en lugares donde no ha estado, ha hablado en lugares donde no ha hablado, se han inventado tuits..."

Foto: Captura de la señal institucional del Tribunal Supremo de de Alex Solá (abajo-d), abogado de Jordi Cuixart, y Olga Anderiu (abajo-i), abogada de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell (arriba). (EFE)
Captura de la señal institucional del Tribunal Supremo de de Alex Solá (abajo-d), abogado de Jordi Cuixart, y Olga Anderiu (abajo-i), abogada de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell (arriba). (EFE)

Olga Arderiu, abogada de la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, arrancó su informe recordando que su clienta no formaba parte del Govern, un argumento que iba más allá de señalar cuáles eran sus competencias. El mensaje era claro: "Esta parte no entiende la diferencia entre Forcadell y el resto de miembros de la Mesa", lanzó la letrada, destacando así que el resto de miembros de la cámara catalana durante los meses más duros del 'procés' no se sientan en el banquillo del Supremo. "Está siendo juzgada aquí por rebelión y se le solicitan 17 años de cárcel, mientras que sus compañeros están siendo procesados por desobediencia", criticó Arderiu. Su exposición no había hecho más que empezar, pero la hidra de mil cabezas que han creado las investigaciones sobre el 'procés' en distintos juzgados ya estaba sobre la mesa. "Se le juzga por quien es y no por lo que ha hecho", zanjó la letrada.

Arderiu siguió también los pasos de las otras defensas y abrió fuego contra la Fiscalía. "Las acusaciones han querido en todo momento exagerar su actuación: ha aparecido en lugares donde no ha estado, ha hablado en lugares donde no ha hablado, se han inventado tuits...", denunció. La idea se repitió una y otra vez a lo largo del informe: Forcadell no figura en la famosa agenda Moleskine de Josep Maria Jové, Forcadell no figura en el documento 'Enfocats'... Durante una hora, la estrategia de la abogada se redujo entonces a desmarcar a la política republicana de los principales hechos que se investigan en el procedimiento, para lo que cargó contra los escritos de las acusaciones en los que se le adjudica un papel clave en la estrategia independentista. "Aquí se trata de exagerar o magnificar en todo momento la conducta de la señora Forcadell", aseguró . "¿En qué quedamos, se juzga o no se juzga una ideología?".

Para dejar patente que la entonces presidenta del Parlament se mantuvo en segundo plano durante el 'procés', la abogada prestó especial atención a la protesta frente a la Conselleria de Economía del 20 de septiembre. Y en concreto, a la declaración de la secretaria judicial que tuvo que salir por el tejado para evitar a los concentrados, pues esta aseguró ante el tribunal que desde el interior del edificio escuchó la voz de Forcadell dirigiéndose a los manifestantes. "Se está mintiendo sobre conductas de ella", aseguró Arderiu. Sobre la presencia de la política en la protesta convocada frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña un día después, el 21 de septiembre de 2017, a la abogada no le quedó más remedio que reconocer que se había dirigido a la gente, pero minimizó sus palabras diciendo que también proclamaron discursos otras personas. "Todos dijeron algo muy parecido. No era ningún intento de coaccionar. Era un ejercicio de derechos fundamentales de libertad de expresión", argumentó.

Tras echar por tierra las principales fechas que subrayan las acusaciones, Arderiu cargó contra el Tribunal Constitucional. "Empieza a criminalizar la mesa del Parlament en el momento en el que hay una mayoría suficiente independentista para que pudiera hacerla efectiva", afirmó la letrada. "Son decisiones de oportunidad política". Frente a los requerimientos que Forcadell recibió —e ignoró— del tribunal de cara a evitar medidas parlamentarias que facilitaran la hoja de ruta independentista, la abogada dio la vuelta al argumento y destacó cómo desde Moncloa también se han ignorado en otras ocasiones los avisos de los magistrados. "El Gobierno del Estado había desobedecido en 34 ocasiones sentencias del Tribunal Constitucional", aseguró.

La defensa trató además de convertir a la presidenta del Parlament en una simple servidora de los deseos de la cámara. "Es el pleno el que introduce la modificación del orden del día y el que acuerda la supresión de todos los trámites, que no son esenciales. Ni la mesa ni la presidenta tienen ninguna facultad para impedirlo", argumentó Arderiu a la hora de abordar las medidas que tomó el Parlament de cara a facilitar la proclamación de independencia. En el Pleno se votó la parte dispositiva donde no estaba el acta de independencia. Y llega el 155. ¿Y qué hace la presidenta del Parlament? Acata". En su análisis de la actividad parlamentaria tampoco faltó el razonamiento que los abogados llevan subrayando desde el arranque del juicio: la inmunidad que tenían los diputados que ahora se sientan en el banquillo. "La inviolabilidad no es una excusa para cometer delito, sino que es una garantía", denunció la letrada.

En la recta final de su informe, Arderiu lanzó entonces un dardo a las fuerzas de seguridad del Estado —"La gente pensaba que la policía venía a investigar, a buscar urnas y papeletas"— pintando así a los cuerpos policiales como violentos antes de situar a su clienta en el lado contrario: "La señora Forcadell es una persona absolutamente pacifista". Con la idea de "Som gent de pau" sobrevolando una vez más por la sala, la letrada cerró su turno con una petición: "Lleva 446 días en prisión, ha colaborado en todo momento y existen medios menos gravosos. Se nos ha dicho que la prisión era para asegurar su presencia en el juicio. El juicio acaba hoy mismo".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios