EN EL JUICIO DEL 'PROCÉS'

Rifirrafe entre el comandante de la GC y las defensas: "Es que usted lo ha conocido todo..."

Llegado el turno de las defensas, los abogados buscaron aspectos de nulidad en la investigación de la Guardia Civil, pero el comandante intentó zafarse respondiendo "no lo sé" o "no lo recuerdo"

Foto: Andreu Van Den Eynde, abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva. (EFE)
Andreu Van Den Eynde, abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva. (EFE)

La tensión afloró de nuevo en el juicio del 'procés'. La sesión arrancó con el comandante de la Guardia Civil que lideró la investigación sobre los preparativos del 1-O, un testigo que captó la atención de los presentes desde que pronunció la primera frase: a preguntas del juez Marchena, reconoció que estuvo procesado por un delito de torturas del que fue absuelto en el Tribunal Supremo. El interrogatorio de la Fiscalía repasó las reuniones más destacadas que mantuvieron los líderes independentistas desde 2016, pero las defensas no tardaron en protestar ante el tribunal: primero el abogado de Junqueras y Romeva, después el de Cuixart y finalmente la de Sànchez, Turull y Rull. Todos a una contra el comandante.

"Entiende esta defensa que el tribunal sería capaz de leer por sí, si le interesara a la Fiscalía, cualquier documento que consta en las actuaciones", lanzó el letrado de Junqueras, Andreu Van Den Eynde, ante las preguntas de la Fiscalía sobre el material incautado a Josep Maria Jové, mano derecha del líder de ERC. Pero Marchena echó por tierra su protesta: "No tenga ninguna duda de que el tribunal será capaz y lo va a leer. Lo que sucede es que este señor dirige el operativo policial que encuentra ese documento", zanjó. Primera interrupción, primera desestimación.

A los pocos minutos, llegó una nueva protesta por parte de las defensas. "Entendemos que estamos entrando donde parece ser que no queríamos entrar: una pericial de inteligencia. El testigo está entrando ya en valoraciones sobre cómo calificar los hechos", criticó el abogado de Cuixart, Benet Salellas. Una vez más, Marchena se enfundó el traje de árbitro para responder. "Mire, vamos a ver. No se le ha preguntado una valoración de lo que es el fenómeno, si él lo detectó o si él en definitiva quiere pronunciarse sobre la violencia. Lo que se le ha preguntado es en su condición de autor", argumentó el presidente del tribunal. Segunda interrupción, segunda desestimación.

El comandante siguió detallando otras reuniones mientras los abogados Jordi Pina y Ana Bernaola, ambos defensores de Sànchez, Turull y Rull, comenzaron a cuchichear entre ellos. Segundos después, la letrada se dirigió a Marchena para criticar la testifical: "Se está generando, por lo menos a esta defensa, cierta confusión, porque parece que el testigo estaba presente en esa reunión y está relatando lo que decían unos y otros", criticó. La respuesta del magistrado fue tajante: "El tribunal tiene clarísimo que el testigo no estaba presente. Lo que sucede es que este señor no es un testigo de referencia ajeno al que de repente le llega una determinada noticia. Este señor es el que coordina y manda a los efectivos de la Guardia Civil". Tercera interrupción, tercera desestimación.

Llegado el turno de las defensas, los abogados buscaron aspectos de nulidad en la investigación de la Guardia Civil. El comandante, sin embargo, intentó zafarse de las cuestiones más duras con "no lo sé" o "no lo recuerdo", llegando incluso a criticar que los letrados planteasen ciertas preguntas. "Es que usted lo ha conocido todo...", respondió con ironía el abogado de Junqueras. El interrogatorio se alargó varios minutos y la tensión se palpaba en el Supremo. "Si me puede refrescar un poco la temática", pidió el comandante ante una de las preguntas. "No, es que no se la puedo refrescar", respondió Van Den Eynde. La situación se empezaba a ir de las manos cuando el testigo optó por responder con preguntas, ante lo que Marchena le paró los pies: "No interrogue usted al letrado", avisó al mando de la Guardia Civil. La frase final que dedicó el testigo al abogado tampoco decepcionó: "Muchas gracias, a la orden".

La abogada de Joaquim Forn, Judit Gené, no rebajó el tono durante su turno. A cada respuesta, repregunta. A cada duda del testigo, repregunta. La letrada centró su interrogatorio en los correos que envió Trapero a Forn sobre las órdenes de la Fiscalía y el plan de actuación de los Mossos, preguntando en este sentido si el 'exconseller' contestó a alguno de ellos. El comandante respondió primero que en algún caso sí y habló de un mensaje del 30 de septiembre, ante lo que Gené mostró cara de sorpresa. Al plantear la cuestión de forma más concreta, el comandante reconoció que no detectaron una respuesta por parte del político sobre el plan de actuación de la policía autonómica. Los demás abogados se centraron en el documento 'Enfocats', en el que se establece una hoja de ruta del 'procés', ante lo que el testigo se fue deshinchando conforme respondía a las preguntas. Con el puente de Semana Santa a la vuelta de la esquina y el Supremo más vacío de lo habitual, las defensas tuvieron que emplearse a fondo para desarmar al comandante de la Guardia Civil.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios