tras cuatro meses de "información reservada"

La Carlos III reconoce que Cristina Narbona no puede ser considerada doctora en España

El supuesto doctorado italiano de la presidenta del PSOE no es más que una licenciatura, por lo que incumplió la ley al formar parte de un tribunal de evaluación de tesis en 2016

Foto: La exministra de Medio Ambiente y presidenta del PSOE, Cristina Narbona. (EFE)
La exministra de Medio Ambiente y presidenta del PSOE, Cristina Narbona. (EFE)

La presidenta del PSOE y candidata al Senado, Cristina Narbona, se saltó la ley al formar parte de un tribunal de evaluación de tesis doctoral en febrero de 2016 en la Carlos III de Madrid, labor para la que se requiere un doctorado que ella no tiene. Tras adelantar El Confidencial esta información en noviembre, la universidad anunció "la apertura de actuaciones de información previa de carácter reservado", investigación que ha concluido casi cuatro meses después: sus responsables aseguran ahora que la tesis doctoral que evaluó sigue siendo válida, pero al mismo tiempo reconocen que Narbona no puede ser considerada doctora en España.

"Una vez finalizadas las actuaciones de carácter reservado, se ha concluido que Cristina Narbona puso en conocimiento de la universidad que su título italiano no estaba convalidado en España, por lo que no ha incurrido en ninguna irregularidad. Respecto a la tesis doctoral de Jordi Ortega [que evaluó Narbona], su validez se mantiene al haberse valorado por un tribunal constituido en su mayoría por doctores", explican en un comunicado enviado a este diario. La respuesta llega días después de que el catedrático de Estadística y rector de la universidad, Juan Romo, haya sido reelegido para el cargo.

La Carlos III sale así en defensa de la presidenta del PSOE, pero al mismo tiempo reconoce que su título no tiene validez en nuestro país. En la misma línea, incide en que la tesis doctoral fue valorada "en su mayoría por doctores", lo que supone admitir que Narbona no tiene esta titulación: el tribunal estaba compuesto por tres miembros, dos de ellos tienen un doctorado, la política no. Como avanzó este diario, el título italiano que tiene Narbona equivale en realidad a una licenciatura.

La parte del comunicado que no se sostiene es aquella en la que aseguran que Narbona "no ha incurrido en ninguna irregularidad", pues la ley es tajante en este sentido. Según el artículo 14 del Real Decreto 99/2011, que regula las enseñanzas oficiales de doctorado, "la totalidad de los miembros que integren el tribunal deberá estar en posesión del título de doctor", situación que no se cumplió al evaluar la tesis de Jordi Ortega en febrero de 2016. Por mucho que desde la Carlos III aseguren que la política "puso en conocimiento de la universidad que su título italiano no estaba convalidado en España", esto no exime al centro ni a la candidata al Senado de cumplir la ley.

La universidad evita además pronunciarse sobre cómo se saltaron sus propias normas al dejar que Narbona evaluara la tesis de Jordi López Ortega en 2016, un académico con el que había publicado cuatro años antes el libro 'La energía después de Fukushima'. Según el artículo 29 del Reglamento de la Escuela de Doctorado de dicha universidad, "no podrán formar parte del tribunal de evaluación de la tesis doctoral los coautores de publicaciones con el doctorando", una exigencia que la socialista ignoró. Narbona argumenta en este sentido que "desconocía esa norma" porque esa es la única vez que ha formado parte de un tribunal de tesis y desde 1982 no trabaja en la universidad, alegando por tanto que no está "familiarizada con sus prácticas y normativas".

La Carlos III sigue en su comunicado el mismo razonamiento que el PSOE trasladó a El Confidencial en noviembre. El partido aseguró entonces que la política avisó de que "no tenía el título español de doctora, siendo por tanto el tribunal conocedor de esta circunstancia y del currículo académico de Narbona". Asimismo, la formación trató de justificar su presencia en la Carlos III diciendo que "Cristina Narbona fue invitada a participar en el tribunal de doctorado de Jordi López Ortega, que presentaba una tesis sobre cambio climático, materia en la que Narbona tiene reconocida solvencia". Tras cuatro meses "de información previa de carácter reservado", la universidad ha llegado por tanto a la misma conclusión —Narbona no puede ser considerada doctora en España—, pero sigue sin entrar en el fondo de la cuestión: el supuesto doctorado italiano de Narbona no es más que una licenciatura.

Licenciatura, pero no doctorado

Cristina Narbona explica en la página web del PSOE que es "doctora en Economía por la Universidad de Roma". Aunque en su biografía no da más detalles al respecto, la socialista asegura a este diario que se doctoró el 15 de marzo de 1973 en la Libera Università Internazionale degli Studi Sociali Guido Carli (LUISS), una afirmación que resulta sorprendente tanto por la edad que tenía entonces, 21 años, como por la época en la que supuestamente obtuvo el título: en 1973 los doctorados no existían en Italia.

Según explican desde el Ministerio de Educación de dicho país, "las universidades italianas no emitieron títulos de doctorado antes de 1980", año en el que se aprobó una ley conocida como "reorganización de la docencia universitaria". En su artículo 74, la nueva normativa establecía los estudios previos que podían convalidarse como doctorados a partir de ese momento, mencionándose en este sentido los títulos del Instituto Universitario Europeo, de la Scuole Superiori Normale e Sant'Anna de Pisa y de la SISSA de Trieste, así como los de "otras escuelas italianas de nivel posuniversitario que se puedan equiparar a cursos de doctorado".

De todos modos, el documento que Narbona ha enviado a El Confidencial para justificar su doctorado no es de ninguna de las tres escuelas y, de hecho, ni siquiera es de "nivel posuniversitario". En el título, que se puede consultar en esta noticia, se hace referencia a la presentación de una "tesi di laurea" por la que la "dottoressa" Cristina Narbona obtuvo una puntuación de 110 sobre 110 en 1973, pero el término "dottoressa" no equivale desde un punto de vista académico al de "doctora", sino al de "licenciada", un nivel de estudios que exige la presentación de una "tesi di laurea" en Italia. "Dottoressa di ricerca", por el contrario, sí se traduciría como "doctora", pero esta expresión no aparece en ningún momento en el documento enviado por Narbona.

Tras advertir esta diferencia, El Confidencial se puso en contacto hasta en tres ocasiones con la universidad de Roma que emitió el título de Narbona para aclarar la validez del mismo, pero desde la institución se limitaron a responder que "no pueden ayudar con esta petición". De todos modos, este diario sí pudo hablar con Leonardo Morlino, profesor de Ciencias Políticas en dicha universidad y expresidente de la Asociación Internacional de Ciencias Políticas, cuya respuesta tras consultar el mencionado documento no deja lugar a dudas: "Es un certificado de licenciatura en Economía y Comercio, que se logró después de 4 años de curso".

Narbona, por tanto, no tiene un doctorado, sino una licenciatura, unos estudios que antes de 1997 "se definieron como un solo ciclo con una duración mínima de 4 años (máximo 6) al que se accedía con un diploma de secundaria de segundo nivel de cinco años de duración", explican desde el Ministerio de Educación italiano. Asimismo, resulta interesante comparar esta definición con la descripción que hace la presidenta del PSOE de su supuesto doctorado, pues ambas encajan a la perfección: "Empecé la universidad en 1968, con 17 años. Antes había hecho el bachillerato español, en el Liceo Cervantes de Roma, con un año de adelanto. En abril de 1973 tenía casi 22 años y había ido preparando la tesis, junto con otros trabajos, durante los cuatro años que duraba la carrera de Economía y Comercio, exactamente la misma duración que en todas las facultades en Italia, con un número aproximado de ocho a diez asignaturas por año, que podían aprobarse en convocatorias en noviembre, en febrero y en junio de cada año".

Aunque la Carlos III trata ahora de ignorar estos hechos en su comunicado, los cuatro meses que supuestamente han dedicado a indagar en los estudios de Narbona no han hecho más que confirmar lo publicado por este diario en noviembre. Mientras tanto, la política sigue presentándose en la página web de su partido como "doctora en Economía por la Universidad de Roma".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios