PACO IGEA SE ALZA COMO CANDIDATO EN CYL

Hervías y Garicano vs. Villegas o Girauta: los ganadores y perdedores del 'Clementegate'

Si las primarias ya constituían la primera gran crisis interna, el giro final con cambio de resultado incluido fue la guinda. Pierden los impulsores de Silvia Clemente

Foto: La expopular Silvia Clemente, junto al secretario general del partido, José Manuel Villegas. (EFE)
La expopular Silvia Clemente, junto al secretario general del partido, José Manuel Villegas. (EFE)

Que las primarias de Ciudadanos en Castilla y León supondrán un antes y un después en el partido que dirige Albert Rivera es innegable. Ya estaban llamadas a serlo solo por el hecho de contar con dos rivales fuertes que enfrentaron a primeros espadas de la formación, algo que nunca había ocurrido. Pero las irregularidades en el recuento de votos denunciadas por uno de los candidatos, Paco Igea, dieron un giro en el resultado final que nadie se podía esperar. Con lo que sí contaban era con que el proceso estaría muy reñido. Todos los elementos apuntaban a que sería así. Igea contaba con el visto bueno de la militancia, satisfecha de que "uno de los suyos" —como relatan— hubiera dado un paso al frente para cortar de raíz el aterrizaje de Silvia Clemente, impulsado por el 'fontanero' del partido en esta región, Pablo Yáñez, que tuvo que dimitir como secretario de Comunicación en la tarde de este lunes. El primer perdedor en esta crisis.

Hervías y Garicano vs. Villegas o Girauta: los ganadores y perdedores del 'Clementegate'

La que fuera presidenta de las Cortes castellanoleonesas hasta hace menos de tres semanas y que acumula una larguísima trayectoria en el PP, decidió dar un salto al partido de Rivera, aupada directamente por el número dos del líder, José Manuel Villegas, y Yáñez, su hombre de confianza en esa comunidad. Muchos cuadros del partido no aprobaron la decisión. Entendían que suponía una "traición directa" a uno de los principios fundacionales de Ciudadanos: regenerar la vida pública e institucional y acabar con los abusos practicados por el bipartidismo desde hace décadas. "¿Cómo vamos a explicarle a la gente que toda esta legislatura en la oposición es mentira y que ahora metemos al PP, contra el que vamos, en nuestra casa?", insistían los partidarios de que Igea encabezara la alternativa.

La mayor parte de dirigentes territoriales y diputados en el Congreso se decantaron públicamente por su compañero, a sabiendas de que no era el candidato de la dirección. No les importó. No estaban de acuerdo con que Clemente encabezara el proyecto naranja en la comunidad y "menos todavía si su rival era Paco", decían. Tomaron posiciones y, por primera vez, no se percibían temores a la discrepancia. Al contrario. Consideraron que "lo más sano" era un proceso de primarias "de verdad" para demostrar que la democracia interna es un valor en la formación y que la decisión recae siempre en los afiliados.

Pero el aparato apostó por Clemente. Villegas se desplazó a Valladolid para presentar oficialmente a la candidata, brindándole su apoyo. Acto que días más tarde, en plena campaña, replicaron otros dos pesos pesados del partido. El portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, y el secretario general del grupo en el Congreso, Miguel Gutiérrez. Rivera respaldó en alguna ocasión el trabajo hecho por su número dos, pero evitó en todo momento aparecer junto Clemente y estuvo al margen de los actos de apoyo. Cuestión nada desdeñable, dado que no ocurrió con otros fichajes que también procedían de partidos distintos. De hecho, el líder naranja recorrió en las dos semanas pasadas muchas de las comunidades autónomas que estrenan cabeza de lista en mayo, evitando hacerse la foto con la expopular.

El portavoz de Cs en el Congreso, Juan Carlos Girauta (d), y el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez (i), junto a Silvia Clemente. (EFE)
El portavoz de Cs en el Congreso, Juan Carlos Girauta (d), y el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez (i), junto a Silvia Clemente. (EFE)

Igea, por su parte, contó con un apoyo clave: Luis Garicano, otro de los ganadores de esta crisis. El candidato naranja a las elecciones europeas y responsable del área económica del partido es también de Valladolid y amigo de Igea desde la juventud, concretamente de la época universitaria de ambos. Se mojó desde el principio, no solo respaldándole públicamente sino haciendo campaña junto a él y desplazándose hasta Castilla y León. En la tarde de este lunes, fue el secretario de Organización, Fran Hervías, el que viajó a Valladolid para presentar a Igea como candidato oficial a la Junta para el 26 de mayo.

A pesar de que Hervías, por su condición orgánica, siempre está en la toma de decisiones relativa a los fichajes y las candidaturas, en esta ocasión se mantuvo al margen. No fue uno de los artífices de la incorporación de Clemente, a diferencia de otros casos que sí movió, como el de Soraya Mayo —presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León y secretaria general de ATA—, que irá como número uno de Valladolid al Congreso, o la economista María Muñoz, que encabezará la lista por Valencia.

Con todo, fue él quien se desplazó urgentemente a Valladolid el domingo ante el incendio originado por la votación. El equipo de Igea denunció que existieron una serie de irregularidades durante el plazo en el que se podía votar (desde las 10 de la mañana del viernes hasta la misma hora del sábado). Aseguraban que se produjeron votos agrupados de madrugada y que se registraron desde una misma dirección IP. Aunque el partido niega esa versión como tal, reconoce que había un desfase de votos que no se correspondían con la identidad de ningún afiliado. Clemente ganaba las primarias a Igea por escasos 35 votos. En el aire, más de 80 sufragios que estaban en duda.

El ya candidato, Paco Igea, junto a Luis Garicano y Fran Hervías. (EFE)
El ya candidato, Paco Igea, junto a Luis Garicano y Fran Hervías. (EFE)

Aun así, insisten desde la formación, hicieron públicos los resultados por un "fallo humano" que respondió a la presión de comunicarlos lo antes posible. Afirman que el acta de la Comisión de Garantías y Valores (órgano independiente que vela por el funcionamiento democrático y la transparencia del partido) sabía que el sistema había registrado errores y los estaban analizando. La cuestión es que fueron tantos votos nulos, que al final la balanza se inclinó en favor de Igea. Era Villegas, un día después, este lunes, el encargado de confirmar que se emitieron un total de 82 votos sin identidad y que, por tanto, quedaban invalidados. Igea obtuvo 526 sufragios y Clemente se quedó en 479.

El número dos de Rivera se sacudió las críticas sobre el sistema de votación telemático, insistiendo en que es tan "robusto" y "garantista" que, precisamente, permitió detectar estas irregularidades. No hubo asunción de responsabilidades ni tampoco detalles sobre con qué direcciones IP se correspondían esos votos, ni el número de ellas. El entorno de Villegas reitera que apostaron por Clemente por la experiencia de gestión que en el partido necesitan incorporar, pero asumen que la voluntad de la militancia debe prevalecer.

Eso sí: todas las miradas están puestas en el número dos de Rivera, principal avalista de la expopular, y Yáñez. A él se le considera el verdadero 'hacedor' del fichaje y de impulsar una estrategia en la que Villegas habría confiado y que contaba con que incorporar a Clemente supondría una descomposición absoluta del PP en uno de sus bastiones históricos: Castilla y León. Cosa que no ocurrió. Y, de hecho, la polémica se cobró a Yáñez como pieza.

"Decepción extendida"

A partir de ahora, el partido trabajará en una misma dirección: impulsar a Igea. Las sombras del 'pucherazo', eso sí, continúan retumbando en todas las paredes del partido. Dirigentes de distintas escalas reconocen una "decepción extendida" por todo lo ocurrido. Coinciden en que lo mejor habría sido que Igea hubiera ganado desde el principio, evitando la polémica, aunque afirman que el sistema de votación nunca ha dado problemas y que ha permitido detectar un posible fraude. La sensación es que, pese a la decepción, el optimismo volverá a reinar pronto gracias al "final feliz", como lo califican muchos.

Aunque están en desacuerdo con el proceso y algunas decisiones tomadas por la dirección, la victoria de Igea ha calmado las aguas y ahora todos quieren remar conjuntamente, incluido el ya candidato, que, confían, cesará en sus críticas a la dirección.

En cuanto al futuro inmediato de Clemente, que abandonó bruscamente las filas populares dando por hecho que sería la representante naranja en las próximas autonómicas, Villegas descartó que hubiera alguna posibilidad de integrarla en otro puesto. Igea siempre dijo que su voluntad no pasaba por hacer tándem con ella. De hecho, se presentó para evitar que estuviera definitivamente en Ciudadanos. Fuentes del partido descartan que haya alguna posibilidad de situarla en otra lista tras la polémica. "Después de esto, sería pegarse un tiro en el pie", zanjan.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios