como testigos en el juicio del 'procés'

El Supremo citará en primer lugar a Rajoy y los demás políticos y los aleja de la campaña

La previsión coloca en un plazo inmediato, un máximo de dos semanas, el inicio de los testimonios de los miembros de distintos partidos

Foto: Rajoy, con Puigdemont. (EFE)
Rajoy, con Puigdemont. (EFE)

El tribunal del juicio del 'procés' citará, en primer lugar, a Mariano Rajoy y el resto de políticos cuya declaración como testigos se ha considerado pertinente para la vista en la que se juzga por rebelión a Oriol Junqueras y al resto de acusados. El calendario previsto divide en bloques las testificales, más de 500, que deben celebrarse a lo largo de las próximas semanas, una vez que finalicen los interrogatorios a los acusados. La previsión coloca en un plazo inmediato, un máximo de dos semanas, el inicio de los testimonios de los miembros de distintos partidos, informan fuentes jurídicas. Al desfilar estos los primeros por el alto tribunal, las declaraciones más sensibles quedarán alejadas de la campaña electoral del 28-A, que comienza el próximo 12 de abril.

Además del expresidente del Gobierno, cuya presencia se ha considerado necesaria por el intercambio de escritos con Carles Puigdemont antes de la aplicación del 155, pasarán por el solemne salón de actos del Supremo la vicepresidenta durante el 1-O, Soraya Sáenz de Santamaría, y el exministro Cristóbal Montoro. También una nutrida representación de políticos catalanes: el presidente del Parlament, Roger Torrent, el 'expresident' Artur Mas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o Joan Tardà y Gabriel Rufián, diputados nacionales de ERC. O personas clave en el tira y afloja de esos días como el lendakari, Iñigo Urkullu. Sigue una larga lista en la que se encuentran numerosos diputados autonómicos, miembros de la CUP y también del actual Govern.

Cristóbal Montoro (d) conversa con Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso. (EFE)
Cristóbal Montoro (d) conversa con Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso. (EFE)

Se da la circunstancia de que, a diferencia de lo que sucede con los acusados, que pueden elegir a quién contestar o incluso si quieren hacerlo, los testigos están obligados a responder a todas las partes. Y no solo eso, la declaración de mayor carga política, la de Rajoy, fue solicitada por Vox, al igual que otras de peso, como la de Sáenz de Santamaría. El partido de Abascal, personado en el juicio como acusación popular, será por ello el primero en formular preguntas al expresidente popular y al resto.

En cualquier caso el presidente del tribunal, Manuel Marchena, lanzó esta semana una clara advertencia a todas las partes. "La sala quiere dejar bien claro que los interrogatorios de las acusaciones y también de las defensas solo van a poder centrarse en los aspectos fácticos, no va a permitirse un debate ideológico de cada uno de los acusados ni tampoco de la representación de la acusación popular", dijo durante su exposición sobre las cuestiones previas, entre las que se encontraba la de expulsar al partido del procedimiento o eliminar partes de su escrito de acusación por su contenido. Las fuentes consultadas concretan que la intención de los magistrados es la de acotar al máximo estas declaraciones a los hechos expuestos en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal. Solo se permitirán preguntas relativas a su conocimiento directo de sucesos de la causa.

El orden de testigos

El juicio irá de mayor a menor intensidad. Tras los políticos, comparecerán en el alto tribunal aquellos testigos con protagonismo directo en lo sucedido en los meses de septiembre y octubre de 2017. Será el turno, por tanto, de Josep Lluís Trapero o del coronel de la Guardia Civil y coordinador de los tres cuerpos policiales para el 1-O, Diego Pérez de los Cobos. También de otros como el número dos de Junqueras en Vicepresidencia, Josep Maria Jové. Una vez finalizados estos dos bloques, se dará paso a las declaraciones de los agentes que participaron en los distintos operativos, con especial importancia de los que se desplegaron durante la jornada del referéndum. En último término, se escuchará a los heridos durante las cargas policiales.

El plan es que la fase de testificales comience la última semana de febrero. Durante esta semana, el tribunal tiene previsto extender el señalamiento de las jornadas del juicio al viernes. Tratará de escuchar a los 10 acusados que aún deben declarar. El primero de ellos, Jordi Turull, estrenará la cuarta sesión de la vista oral. Fuentes de su defensa informan a El Confidencial de que responderá tanto a la Fiscalía como a la abogada del Estado Rosa María Seoane, aunque no contestará a los abogados de Vox. Por parte de Fiscalía, serán Consuelo Madrigal y Jaime Moreno quienes se ocupen de los primeros interrogatorios.

Después de Turull pasarán frente al tribunal los demás, en este orden: los 'exconsellers' Raül Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santi Vila. En último lugar serán interrogados Jordi Sànchez y Jordi Cuixart y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell. Todos ellos, salvo Romeva, al que representa Andreu Van den Eynde, abogado también de Junqueras, tienen previsto contestar a las acusaciones.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios