acepta que declare zoido como testigo

El Supremo avisa a Vox: en el interrogatorio "no va a permitirse un debate ideológico"

La sala expone de viva voz su decisión respecto a los argumentos de los acusados y aguarda a la futura sentencia para desarrollar los fundamentos

Foto: El banquillo de los acusados. (EFE)
El banquillo de los acusados. (EFE)

El tribunal del 'procés' ha admitido este jueves algunas de las cuestiones prejudiciales que plantearon en la primera jornada las defensas de los 12 políticos procesados y ha añadido más testigos al largo listado de 523 que ya se aceptaron en el auto de admisión de prueba, entre ellos el exministro Juan Ignacio Zoido. El Supremo, sin embargo, ha descartado la declaración de Carles Puigdemont: "No se puede venir por la mañana como acusado y por la tarde como testigo, seamos serios", ha defendido el presidente del tribunal, Manuel Marchena. La decisión se ha tomado tras una deliberación de varias horas que se prolongó durante toda la tarde del martes y hasta primera hora de la noche. Se ha rechazado, eso sí, la reclamación de nulidad y la vista seguirá adelante.

Respecto a la acusación popular ejercida por Vox, cuyo escrito fue criticado por las defensas al considerarlo partidista, Marchena ha lanzado una advertencia este jueves: "La sala quiere dejar bien claro que los interrogatorios de las acusaciones y también de las defensas solo van a poder centrarse en los aspectos fácticos, no va a permitirse un debate ideológico de cada uno de los acusados ni tampoco de la representación de la acusación popular".

"Vamos a reconocer todos los argumentos de defensa y estamos abiertos a la posibilidad de que si transcurrido un interrogatorio faltaran documentos, se abra un segundo turno de interrogatorio", ha explicado Marchena. Tras advertir que en las dos primeras jornadas los acusados trataban de comunicarse con sus abogados durante las sesiones, el Supremo ha permitido además que puedan "colocarse en los sillones de la parte de atrás", lo que les permitirá comunicarse en todo momento con sus letrados. En lo que se refiere a la petición de declarar en catalán, el tribunal ha descartado la traducción simultánea porque "los que escuchen sin auriculares no podrían entenderlo", pero sí permitirá la consecutiva con dos intérpretes.

La sala ha expuesto de viva voz su decisión respecto a los argumentos de los acusados, aguardando así a la futura sentencia para desarrollar los fundamentos que la sustentan. Las cuestiones abarcaron toda la jornada del martes, día inaugural del juicio, que se centró en la exposición de las vulneraciones de derechos a las que los procesados creen se les ha sometido en el procedimiento. Entre los nuevos testigos solicitados se encuentra el exministro del Interior José Ignacio Zoido, que reclamó el exconseller Forn que dirigía la cartera a nivel autonómico.

En cuanto a las pruebas documentales solicitadas por las defensas, el tribunal ha dado el visto bueno al 'pen drive' con imágenes del 1 de octubre que habían presentado, así como al informe de las unidades de emergencia con el número de heridos o los partes médicos de esa jornada.

Las defensas en general eran escépticas respecto a la 'cancha' que el tribunal daría a su exposición. La mayoría contaba con un rechazo en bloque y un paso automático a la siguiente fase de la vista oral: las declaraciones de los procesados que inaugura Oriol Junqueras y que se prolongarán a lo largo de varias semanas. No obstante, no será así. De nuevo se produce una sorpresa de calibre similar a la que ya tuvo lugar tras la vista del artículo de previo pronunciamiento, hace semanas, cuando se decidió enviar a Cataluña a los seis investigados únicamente por desobediencia: la Mesa en pleno y una de las dirigentes de la CUP.

Este jueves, el juicio ha arrancado con este trámite de nuevo a las 10 de la mañana. Después será el turno del 'exvicepresident' del Govern, cuyo interrogatorio se prolongará durante horas. El jueves es el último día señalado para el juicio, que no se retomará hasta el próximo martes 19 de febrero. Después de Junqueras, la previsión de la Fiscalía es escuchar al 'exconseller' de Interior Joaquim Forn.

Las defensas sacaron el lunes todo el catalógo de supuestas violaciones a sus clientes. Una ristra que describió el abogado Andreu Van den Eynde de una manera muy gráfica. Según él, se han conculcado "todos los derechos de la Constitución", de tal forma y con tal calado que "hace sonrojar". No quedó palo por tocar: se describieron atentados contra las libertades de reunión, de expresión, de protesta. También se aireó el derecho político, suspendido por el sumario "de forma generalizada" y hasta salió a relucir el de culto que se dificultó a Junqueras durante los inicios de su estancia en prisión. Y, por supuesto, el derecho a la autodeterminación.

La Fiscalía contestó ayer martes y descartó amparar ninguna de las solicitudes, que llegó a tachar de victimistas. "No hay una soberanía catalana, hay una soberanía española y está proclamada por la Constitución", recordó uno de los fiscales en las dos horas de contraataque del Ministerio Público. En cuanto a los derechos políticos, no son una "patente de corso" para saltarse la ley y menos aún para "expulsar la Constitución y el Estatuto del ordenamiento jurídico y sustituirlo por una legalidad paralela", aseguraron.

El Supremo avisa a Vox: en el interrogatorio "no va a permitirse un debate ideológico"

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios