tras la petición de junqueras

El Supremo aplaza el inicio del juicio del 'procés': barajan el 7 y el 12 de febrero

Las defensas presentaron hace dos semanas más de 1800 folios de solicitudes, a los que se suman otros 300 de las acusaciones, Fiscalía, Abogacía y Vox

Foto: Los acusados en el juicio del 'procés'. (EFE)
Los acusados en el juicio del 'procés'. (EFE)

El Tribunal Supremo ha decidido atrasar sus previsiones para el arranque del juicio del 'procés'. Mientras aún está pendiente el auto de admisión de prueba y el de señalamiento, que no se presentarán antes de este viernes, los siete magistrados del alto tribunal discuten en estos momentos dos posibles fechas para el inicio del juicio: el jueves 7 de febrero y el martes 12 de febrero, explican fuentes jurídicas a El Confidencial. El Supremo descarta así que la vista oral comience el martes 5, día que se había barajado en un primer momento y que el propio tribunal comunicó a Interior como fecha más probable.

El escrito clave que determinará los plazos no está aún cerrado a falta de la deliberación y de la concreción de algunos detalles sobre los testigos propuestos por las partes, varios centenares, o aspectos como la presencia de observadores internacionales y el uso de la lengua catalana, indican estas mismas fuentes. Esto provoca que su notificación no pueda producirse con la distancia adecuada y ha determinado el aplazamiento.

De todos modos, los magistrados que componen el tribunal se encuentran divididos en dos grupos: por un lado, aquellos que consideran que el juicio debe arrancar el jueves 7 de febrero, defendiendo en este sentido que la causa comenzará con las cuestiones previas y, por tanto, no hace falta dilatarlo más. Por otro, los que sostienen que debe retrasarse hasta el martes 12 de febrero, grupo que da mayor importancia a los escritos presentados esta semana por los investigados Oriol Junqueras, Raül Romeva y Jordi Cuixart, quienes solicitan más tiempo para preparar su estrategia de defensa. Según las fuentes jurídicas consultadas, la segunda fecha parece más probable por el momento.

A falta de que los jueces tomen una decisión, estas mismas fuentes apuntan a que el Supremo no descarta emitir un nuevo oficio para comunicar a Interior que el inicio del juicio se retrasa. La pasada semana, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, remitió un escrito al ministerio en el que precisaba que la intención era comenzar la vista "en torno al 5 de febrero", pero en el mismo ya advertía sobre la posibilidad de que se aplazara. Posterioremente, el Supremo comunicó en una providencia a las defensas que se preveía el traslado de los presos a Madrid desde las cárceles catalanas este mismo viernes, medida que parece que se mantiene por el momento.

Los testigos del 'procés'

Las defensas presentaron hace dos semanas más de 1800 folios de solicitudes, a los que se suman otros 300 de las acusaciones, Fiscalía, Abogacía y Vox. Además, la defensa de Oriol Junqueras ha advertido por escrito de que se vulneraría su derecho si se señalara de forma inminente el juicio sin apenas plazo entre la notificación de la fecha prevista y el verdadero comienzo. A su solicitud se ha agregado este mismo jueves la de Jordi Cuixart. que también reclama tiempo para preparar la defensa.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo revisa en estos días peticiones formuladas por la defensas de los 12 procesados por rebelión y malversación en la causa del 'procés', para determinar si acepta o descarta la presencia en el juicio de las distintas personas que las partes quieren escuchar en la sala y que abarcan un amplio espectro. A lo largo de estas deliberaciones, los magistrados han comenzado a definirse sobre algunos de los nombres. En resumen, quedarán fuera el rey Felipe y el 'expresident' del Govern Carles Puigdemont al igual que el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó. Se dará el visto bueno, sin embargo, a la presencia del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el exministro de Hacienda Cristobal Montoro, informan fuentes jurídicas.

La pertinencia de estos dos últimos se ha valorado por la importancia que adquieren en el relato de hechos presentado por la Fiscalía en su escrito de acusación y el hecho de que son varias las partes las que requieren su testimonio. Rajoy fue fundamental en el intercambio entre el Gobierno central y autonómico en los días previos a la aplicación del 155 mientras que Montoro incluso declaró ante el instructor Pablo Llarena a cuenta de la malversación de la que se acusa a varios de los procesados.

Tanto el monarca como el expresident huido fueron incluidos en el listado de prueba propuesta para la vista oral. La presencia de "Su Majestad el Rey de España don Felipe VI" fue pedida por la defensa de Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull debido a que el escrito de acusación de la Fiscalía cita al monarca en relación al inusual discurso que ofreció a la nación el 3 de octubre de 2017. El del 'expresident' refugiado en Bélgica necesita pocas explicaciones que sustenten la pertinencia, dada su relación directa con los hechos. En ninguno de los dos casos es posible su presencia en el juicio, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios