no se permitirá una guerra de lazos

El tribunal del 'procés' estudia dejar que solo los acusados puedan lucir lazos amarillos

Nació y persiste como protesta ante un uso 'injusto' de la ley, una denuncia por la existencia, según aquellos que lo portan, de presos políticos encarcelados por su ideología

Foto: Dos mujeres cuelgan un lazo amarillo durante el acto de la campaña Free Forcadell en Sabadell. (EFE)
Dos mujeres cuelgan un lazo amarillo durante el acto de la campaña "Free Forcadell" en Sabadell. (EFE)

El tribunal del 'procés' ya se prepara para el inicio del juicio que comenzará previsiblemente el 5 de febrero y entre los detalles que estudia se encuentra una complicada decisión. Aborda en estos días el protocolo de actuación de cara a la posible presencia en la sala de vistas, donde se sentarán doce políticos catalanes acusados de rebelión, de lazos amarillos, principal símbolo de crítica al encarcelamiento provisional de los líderes independentistas que surgió hace más de un año.

El lazo amarillo, principal símbolo del 'procés', surgió el 17 de octubre de 2017, un día después de la entrada en prisión de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart por orden de la entonces jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela. Desde entonces hasta ahora se ha producido un 'boom' que condujo a su utilización masiva, principalmente en Cataluña donde lo lucen desde personalidades políticas como el propio 'president' Quim Torra hasta instituciones de la Generalitat.

En su simbolismo y su significado reside el problema. Nació y persiste como protesta ante un uso 'injusto' de la ley, una denuncia por la existencia, según aquellos que lo portan, de presos políticos encarcelados por su ideología. La crítica se centra por tanto en la forma de actuación del propio tribunal y de la Fiscalía, que tienen en sus manos juzgar los hechos de septiembre y octubre de 2017 y lucirlo ante la sala es, en definitiva, un desafío.

Pese a ello, fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial apuntan que los magistrados ponderan el equilibrio entre el gesto y el derecho a la libertad de expresión, en una deliberación que aún no está cerrada. Así, estudian no impedir que lo luzcan los acusados si así deciden hacerlo. Hasta el momento, en las distintas ocasiones que han declarado en el Tribunal Supremo en la fase de instrucción, ninguno de ellos lo ha portado. La valoración que efectúan los magistrados es que ese lazo amarillo sintetiza, en realidad, muchas de las cuestiones que plantearán en el propio procedimiento, principalmente en la fase de cuestiones previas.

Dentro de la sala de vista no se permitirá, por tanto, una guerra de lazos, pero sí se verán en el exterior

La autorización llegaría hasta ahí y poco más. Se ha valorado también cómo actuar si aparece el símbolo entre el público, entre el que se encontrarán las familias de los acusados. En ese terreno existe el peligro de que se desencadene una guerra de enseñas como las que ya se han visto en ocasiones anteriores a las puertas del Supremo entre personas que muestran su apoyo a los procesados y aquellos que rechazan su acción. Lazos amarillos contra banderas españolas, un terreno pantanoso en una vista que contará con la presencia de Vox como acusación particular.

El edificio del Tribunal Supremo en Madrid. (EFE)
El edificio del Tribunal Supremo en Madrid. (EFE)

No los abogados

Los que no podrán, en ningún caso, ocupar el estrado del salón de actos del edificio de la Plaza de la Villa de París serán los abogados que deben cumplir la Ley Orgánica del Poder Judicial donde se especifica que en aquellos "actos solemnes judiciales y actos jurisdiccionales que tengan lugar en los estrados, usarán toga y, en su caso placa y medalla". Agrega que la vestimenta debe ser "acorde con la solemnidad del acto".

Dentro de la sala de vista no se permitirá, por tanto, una guerra de lazos. Donde se verán sin duda será en el exterior del Supremo, que esos días reunirá a centenares de medios de comunicación, representantes políticos, delegaciones de los partidos a los que pertenecen los acusados —ERC y PDeCAT—, parlamentarios de otras formaciones, curiosos y público en general.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios