NUEVA REUNIÓN ESTE VIERNES EN BARCELONA

Calvo asume el liderazgo público del diálogo con el Govern y 'desplaza' a Batet

Gana peso en la interlocución con los separatistas vía Aragonès y Artadi, y lidera la búsqueda de la "solución política" para Cataluña. Los equipos de las dos quitan hierro al avance de la vicepresidenta

Foto: La vicepresidenta y la ministra de Política Territorial, Carmen Calvo (d) y Meritxell Batet, el pasado 25 de septiembre en la Moncloa. (EFE)
La vicepresidenta y la ministra de Política Territorial, Carmen Calvo (d) y Meritxell Batet, el pasado 25 de septiembre en la Moncloa. (EFE)

En 2016, tras una investidura que costó la ruptura interna del PSOE y que llegó 'in extremis', Mariano Rajoy endosó a su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el Ministerio para las Administraciones Territoriales, cartera desde la que comandó la malograda 'operación diálogo'. Su sucesora, la socialista Carmen Calvo, la número dos del Ejecutivo de Pedro Sánchez, no dispone de esa cartera, pero sí ha asumido, por la vía de los hechos, las riendas de la interlocución con el Govern de Cataluña. En su equipo defienden que siempre estuvo muy encima, aunque admiten que ha ganado protagonismo público en los últimos meses, porque en ella descansa la búsqueda de esa "solución política" que defiende el presidente. El ascenso de la vicepresidenta ha eclipsado la labor de la responsable de la relación con comunidades y ayuntamientos, la ministra de Política Territorial, la catalana Meritxell Batet.

Calvo ha ido ganando peso en el diálogo con los independentistas de manera progresiva. A finales de agosto, trascendió una reunión en secreto con la 'consellera' de Presidencia y portavoz del Ejecutivo catalán, Elsa Artadi, pese a que hasta entonces las conversaciones con ella las había conducido más Batet. Luego se conocieron más encuentros de Calvo con Artadi y con su homólogo, el republicano Pere Aragonès, con quien sí había despachado en la Moncloa en una entrevista publicitada en julio. Sobre la vicepresidenta iba recayendo la responsabilidad de esa interlocución más política con los colaboradores más directos de Quim Torra, también a propósito de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, para cuya aprobación es fundamental el apoyo de las formaciones separatistas, ERC y PDeCAT.

Esa evolución de Calvo se ha intensificado en las últimas semanas. La número dos de Sánchez se reunió la pasada semana en la Moncloa con Aragonès y Artadi para ir encauzando el debate sobre "el futuro de Cataluña". Las dos partes acordaron un comunicado conjunto en el que se abrían a estudiar una mesa de partidos —a la que serían invitadas todas las fuerzas catalanas—, que trabajaría en paralelo al órgano institucional que coordina las relaciones entre Estado y Generalitat, la comisión bilateral. También salieron a colación los Presupuestos de 2019. Los tres dirigentes pactaron concretar los términos de esa mesa de partidos en un segundo encuentro que tendrá lugar este 25 de enero, en Barcelona, ya por la tarde, tras la reunión del Gabinete.

Calvo se reunió la semana pasada en la Moncloa con Aragonès y Artadi, y este viernes volverá a verse con ambos en Barcelona. No estará Batet


En la cita del jueves pasado en Madrid no participó Batet. Tampoco lo hará en la de este viernes. Ella, de hecho, ejercerá de ministra de jornada en Sevilla. Acompañará primero al Rey a su visita al Archivo General de Indias y después al acto central del II Foro de Gobiernos Locales, en el que ella interviene. Todo por la mañana. Calvo se verá de nuevo, pues, con Aragonès y Artadi a solas, en un lugar en la Ciudad Condal que el Ejecutivo por ahora no quiere desvelar. Al día siguiente, la vicepresidenta participará en un acto con el PSC en Mataró. Será dos semanas después de que Sánchez impulsara la candidatura de Jaume Collboni a la alcaldía de Barcelona, mitin en el que sí participó Batet.

Derivadas de Pedralbes

Las dos entrevistas de la vicepresidenta con los dos 'consellers' del Govern obedecen al compromiso contraído por el Ejecutivo socialista en diciembre con Torra. En aquel doble encuentro en el Palau de Pedralbes —Sánchez y el 'president', por un lado; y Calvo y Batet con Aragonès y Artadi, por otro—, los dos equipos quedaron en volver a verse en enero y lanzaron una nota conjunta por la que pactaron potenciar un "diálogo efectivo que vehicule una propuesta política que cuente con un amplio apoyo en la sociedad catalana". Diálogo dentro de la ley, "en el marco de la seguridad jurídica". La titular de Política Territorial sí contó en Pedralbes la versión de la reunión por parte del Gobierno y acompañó al día siguiente a la portavoz, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Barcelona.

En el equipo de la ministra señalan que se siente "tranquila", que habla cotidianamente con Sánchez y que no se siente desautorizada ni apartada

Tanto en el equipo de Calvo como en el de Batet restan importancia a ese mayor peso de la primera. Fuentes cercanas a la ministra señalan que el presidente la llama muy frecuentemente y la orientación de la política con Cataluña viene guiada por ella. Destacan que está "tranquila" y que no se siente desautorizada ni apartada. Ponen como mejor ejemplo que Batet sigue al frente de la comisión bilateral, de la que dependen otras tres comisiones de carácter más técnico que vehiculan la interlocución formal con el Govern (la mixta de Infraestructuras, la de Transferencias y la de Asuntos Económicos y Fiscales).

Calvo asume el liderazgo público del diálogo con el Govern y 'desplaza' a Batet

Además, las mismas fuentes recuerdan que la responsable de Política Territorial tiene que atender otros frentes en otras partes de España. La semana pasada, indican, ayudó a destensar las relaciones del Gobierno con el Ejecutivo de Canarias, pilotado por el nacionalista Fernando Clavijo, con el que se sentará el 31 de enero para negociar los Presupuestos de 2019, acompañada por la titular de Hacienda, María Jesús Montero. Batet intenta mantener su presencia pública, aunque se cuida mucho en sus intervenciones: en los últimos días asistió a la toma de posesión de Juanma Moreno como nuevo presidente andaluz, defendió en el pleno del Congreso el real decreto ley de subida salarial a los funcionarios, asistió a un coloquio en Servimedia en el que participó el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y atendió a los medios este jueves antes de presidir la Conferencia para Asuntos Relacionados con la UE.

"Donde hay vicepresidente, no manda ministro", advierten en Política Territorial. "Los vicepresidentes no compiten con los presidentes y los ministros no compiten con los vicepresidentes. Y los secretarios de Estado no compiten con los ministros. Esto es así. Meritxell es catalana, y eso le da una entrada allí por otra puerta", aducen desde el Ejecutivo socialista.

Una piedra angular

En Vicepresidencia, mientras, aseguran que Calvo "siempre ha estado detrás del diálogo con el Govern, desde el principio", aunque admiten que en las últimas semanas el protagonismo público de su jefa se ha agrandado. "La ministra lidera la bilateral Generalitat-Estado y es responsable de las tres comisiones que penden de ella. Ese es el papel de Meritxell, que es importantísimo. La vicepresidenta lidera la solución política, y habla con quienes son sus interlocutores naturales. Con Aragonès, que es vicepresidente del Govern, su homólogo, y con Artadi, que también lleva las competencias de Igualdad, como ella misma. Ambos representan a los dos partidos que conforman el Ejecutivo catalán, ERC y PDeCAT".

En Vicepresidencia señalan que Calvo siempre ha estado detrás del diálogo con Cataluña. En Ferraz, recuerdan que es de la total confianza de Sánchez

En Ferraz también reconocen lo obvio, la mayor presencia de Calvo en los temas relativos a Cataluña, aunque "no en detrimento de Batet". En el mayor relieve de la número dos, explican, tiene mucho que ver que ella es una persona de la "máxima confianza del presidente" —la ministra lo era en el primer mandato de Sánchez como secretario general, pero el proceso de primarias internas los distanció—, y que es la dirigente que carga con todo el peso político del Ejecutivo. "Pedro no quiere castigar a Meritxell. Simplemente ha encargado a Carmen una cuestión muy delicada de la que depende la estabilidad de todo el Gobierno", subrayan. Batet es apreciada en el PSOE y en el PSC por su extrema discreción y rigor, y por no dar pasos en falso ni errar en sus declaraciones públicas, un dato nada menor si se tiene en cuenta que tiene entre manos la relación directa con Cataluña y el resto de territorios. La ministra pisa un terreno que conoce bien, valoran en el partido.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la 'consellera' de Presidencia, Elsa Artadi, con la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, el pasado 20 de diciembre en el Palau de Pedralbes, en Barcelona. (EFE)
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la 'consellera' de Presidencia, Elsa Artadi, con la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, el pasado 20 de diciembre en el Palau de Pedralbes, en Barcelona. (EFE)

No obstante, el papel de Calvo es visto con suspicacia por parte de algunos de sus compañeros de partido. Hay quienes ven deficiencias en sus labores de coordinación del Gabinete —esa es su principal función—, y quienes destacan que hay cuestiones que se podrían haber gestionado mejor, como el proceso de exhumación de Francisco Franco, que ha tropezado con numerosos obstáculos, fruto de una cierta improvisación del Ejecutivo, y que todavía no está resuelto. Pero Sánchez mantiene su confianza en ella, y en la Moncloa dan por hecho que seguirá a su lado como hasta ahora. La opción de que pueda encabezar la candidatura europea se ve, a día de hoy, como poco factible, pues sería tanto para el presidente como reconocer que falló en el fichaje de su número dos. Ella tampoco carga con la acusación de grandes patinazos, más allá de su insólito tropiezo con el Vaticano precisamente a cuenta de Franco, el pasado octubre.

En Moncloa valoran "positivamente" el trabajo de Calvo de contacto con el Govern, tras "encargárselo" Sánchez. El respaldo a su labor, dicen, es "absoluto"

Fuentes de la Moncloa valoran "positivamente el trabajo que está realizando la vicepresidenta al frente de la dirección y coordinación de los contactos con la Generalitat" tras "encargárselo" el presidente. El "respaldo" a la labor de Calvo es "absoluto" en la Moncloa, insisten.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios