ENCUENTRO EN LA MONCLOA

Gobierno y Generalitat estudian una mesa de partidos para abordar "el futuro de Cataluña"

Calvo pacta con Aragonès y Artadi valorar la apertura de dos espacios de diálogo para hablar de una propuesta política: uno entre gobiernos y otra entre formaciones catalanas, aún por concretar

Foto: Pedro Sánchez visita la exposición de los 40 años de la Constitución en el Parlamento Europeo, este 16 de enero en Estrasburgo. (EFE)
Pedro Sánchez visita la exposición de los 40 años de la Constitución en el Parlamento Europeo, este 16 de enero en Estrasburgo. (EFE)

Gobierno y Generalitat mantienen abierta la vía del diálogo. Y se comprometen a estudiar cómo encauzar el debate sobre el “futuro de Cataluña”, que podría vehicularse a través de una mesa de partidos catalanes. En paralelo, los dos ejecutivos seguirían hablando sobre cuestiones como infraestructuras, rebaja de la conflictividad o transferencias en la comisión bilateral ya existente y que se reactivó en julio.

Este jueves se reunieron en La Moncloa la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, con el número dos del Govern, el republicano Pere Aragonès, y la ‘consellera’ de Presidencia y portavoz, Elsa Artadi. Después del encuentro, ambas partes enviaron un comunicado conjunto, lo suficientemente ambiguo como para contentar a los dos gobiernos.

El Ejecutivo socialista y la Generalitat señalaron que avanzaron en el desarrollo de la declaración conjunta que acordaron en la reunión del palau de Pedralbes del pasado 20 de diciembre. Fue en esa doble cita —de Pedro Sánchez con Quim Torra y de Calvo y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, con Aragonès y Artadi—, en la que las dos partes pactaron seguir hablando y verse de nuevo en enero para continuar avanzando. “El objeto de la reunión” de este jueves, dice el comunicado, era “establecer los mecanismos para un diálogo efectivo que vehicule una propuesta política sobre el futuro de Cataluña”.

El Gobierno insiste en que todo diálogo se encuadra dentro de la Constitución y el Estatut, y el Govern quiere autodeterminación y mediación internacional


La Moncloa y el Govern indicaron en su nota que valoran la “posibilidad de establecer dos espacios de diálogo diferenciados”. Uno, entre gobiernos, en el seno de la comisión bilateral Generalitat-Estado. Y otro, “entre partidos, aún por concretar”. Calvo se volverá a ver con Aragonès y Artadi la semana próxima en Barcelona para concretar y fechar estos acuerdos, acaba el comunicado.

La intervención en Estrasburgo

Lógicamente, el diablo está en los detalles. El Govern siempre ha interpretado que la solución política para Cataluña pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación. De hecho, en los últimos días la Generalitat ha insistido en que no basta una inversión de 900 millones de euros más que en 2018 para respaldar los Presupuestos del Estado. Quiere hablar de referéndum y de mediación internacional. Pero el Gobierno de Sánchez entiende por “propuesta política” una reforma del Estatut que concite un consenso mayoritario y sume a nacionalistas y no nacionalistas.

Sánchez ha urgido a Torra a abrir el diálogo con las fuerzas no nacionalistas del Parlament, porque el problema es de "convivencia", no de independencia

Ayer miércoles, el presidente, durante su intervención en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, insistió en que los separatistas no tienen mayoría social, y que la solución que ofrece el Gobierno es una modificación del Estatut de 2006, puesto que los catalanes no tienen una carta autonómica aceptada por la ciudadanía, ya que ese texto de 2006 fue cepillado parcialmente por el Tribunal Constitucional en 2010. Sánchez ha urgido reiteradamente al Govern a que abra un diálogo con la parte no nacionalista del Parlament, y en esa dirección también presionó el PSC. Pero esos intentos hasta ahora no han fructificado.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, con el 'vicepresident' catalán, Pere Aragonès, y la 'consellera' Elsa Artadi, el pasado 20 de diciembre en Pedralbes. (EFE)
La vicepresidenta, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, con el 'vicepresident' catalán, Pere Aragonès, y la 'consellera' Elsa Artadi, el pasado 20 de diciembre en Pedralbes. (EFE)

El presidente se encontró ayer con que recibía golpes tanto del PP europeo, que le acusaba de gobernar con el apoyo de los secesionistas, Podemos y “los antiguos terroristas”, como de eurodiputados alineados con el independentismo catalán, que condenaban la existencia de “presos políticos”.

Los llamamientos de Sánchez al entendimiento entre catalanes y su subrayado de que el problema no es la independencia sino la "convivencia" explicarían ese segundo punto del comunicado de este jueves. Por un lado, las cuestiones relativas al desarrollo de la autonomía se canalizarán a través de la comisión bilateral Generalitat-Estado que se reunió por primera vez desde 2011 el pasado 1 de agosto en Barcelona y que ha registrado varios avances. Por otro, las dos partes estudiarán cómo montar una mesa de partidos catalanes. Fuentes de La Moncloa señalaban a este periódico que no está claro aún quiénes participarían en ella y si se conseguirá la implicación de todas las fuerzas parlamentarias, desde los independentistas de ERC, PDeCAT y CUP hasta los no nacionalistas (PP, PSC, Ciudadanos y comunes).

Gobierno y Generalitat estudian una mesa de partidos para abordar "el futuro de Cataluña"

Sobre la mesa, los Presupuestos

En todo caso, desde el Ejecutivo socialista se subraya que toda propuesta política sobre el futuro de Cataluña quedará siempre dentro del marco legal. O sea, dentro de la Constitución y el Estatut. El Gabinete ha repetido que el derecho de autodeterminación no cabe en la Carta Magna ni se permitirá. También ha rechazado una mediación internacional pues supondría conferir a Cataluña un carácter de Estado, de igual a igual, y no el de comunidad autónoma.

Aragonès y Artadi sacan a colación las detenciones por los desórdenes del aniversario del 1-O. Calvo subraya que son actuaciones judiciales

Desde el Ejecutivo informaron asimismo de que Artadi y Aragonès mencionaron las 16 detenciones que se produjeron este miércoles acusadas de desórdenes públicos al irrumpir por la fuerza en la estación del AVE en Girona y cortar las vías durante más de dos horas en el primer aniversario del referéndum del 1 de octubre. Los arrestados quedaron en libertad tras comparecer en comisaría y a la espera de que les tome declaración el juez. Calvo respondió que esas actuaciones "no corresponden al ámbito del Ejecutivo, sino del Poder Judicial".

Los alcaldes de Verges, Ignasi Sabater (i), y de Celrà, Dani Conellà (d), atienden a la prensa después de su liberación en la comisaría de la Policía Nacional de Girona tras ser detenidos este 16 de enero. (EFE)
Los alcaldes de Verges, Ignasi Sabater (i), y de Celrà, Dani Conellà (d), atienden a la prensa después de su liberación en la comisaría de la Policía Nacional de Girona tras ser detenidos este 16 de enero. (EFE)

Sobre la mesa sigue estando el futuro de los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Sánchez necesita el respaldo de PDeCAT y ERC para que salgan adelante. La primera prueba será el debate de totalidad, el 12 y 13 de febrero. Si las cuentas superan esa frontera al menos podrán seguirse tramitando.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios