acto de la red de apoyo a los etarras

Víctimas de ETA se alzan contra la recreación de una cárcel para "empatizar" con los presos

La Asociación de Víctimas de Navarra se concentrará a escasos metros de la celda que Sare instalará este viernes y sábado después de que el Gobierno haya rechazado prohibir la iniciativa

Foto: Pablo Casado participó este jueves en Pamplona en una ofrenda floral ante el Monumento a las Víctimas del Terrorismo. (EFE)
Pablo Casado participó este jueves en Pamplona en una ofrenda floral ante el Monumento a las Víctimas del Terrorismo. (EFE)

La decisión de la Delegación del Gobierno de Navarra de no prohibir la recreación este viernes y sábado por parte de Sare, la red de apoyo a los presos de ETA, de la celda de una cárcel en pleno centro de Pamplona para mostrar cómo viven los etarras encarcelados y denunciar la “conculcación de sus derechos humanos” ha provocado la indignación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Foral, Anvite, que va a llevar su protesta a escasos metros de esta “infame” iniciativa con dos concentraciones silenciosas ambos días.

Las víctimas y los partidos UPN y PP habían pedido públicamente a la Delegación del Gobierno que prohibiera la iniciativa organizada por Sare, que va a recrear en el céntrico paseo de Sarasate, frente al Parlamento de Navarra, una celda de ocho metros con su cama, su mesa y su silla para “socializar la conculcación de los derechos humanos de los presos vascos de Navarra” y “resaltar la necesidad de dar solución al 'conflicto”.

Diferentes representantes del mundo nacionalista van a simular ser un preso de ETA para denunciar "la conculcación de sus derechos humanos"

Durante estos dos días, desde las 10.00 hasta las 19.30 del viernes y de las 10.00 a las 13.30 del sábado, representantes políticos, sindicales, sociales, culturales y de los medios de comunicación afines al nacionalismo permanecerán en la celda durante unos 30 minutos cada uno, simulando ser un preso de ETA, para advertir de la “importancia que tiene la activación social en el intento de cerrar las heridas abiertas a consecuencia del 'conflicto' y en la construcción de la paz”, según explica la red de apoyo a los presos etarras.

La iniciativa, bautizada como 'Una mirada desde dentro', cuenta con el permiso del ayuntamiento gobernado por Joseba Asirón (EH Bildu) y también con el aval de la Delegación del Gobierno en Navarra, que no ve motivos para su prohibición ante la inexistencia de “argumentos jurídicos que lo justifiquen”. Así se lo ha trasladado el representante del Estado en la Comunidad Foral, José Luis Arasti, a miembros de Anvite durante una reunión celebrada este jueves. En el encuentro, Arasti ha trasladado a la Asociación Navarra de Víctimas de ETA su “apoyo y comprensión” ante la iniciativa de Sare, pero les ha informado de que “no es posible su prohibición” con “la información que se ha trasladado a la Delegación del Gobierno” sobre el contenido del acto.

La Delegación del Gobierno traslada su "apoyo y comprensión" a las víctimas pero no ve argumentos jurídicos que "justifiquen" la prohibición del acto

Según ha expuesto, es necesario acreditar de forma “clara y suficientemente, con indicios firmes, que la convocatoria constituye un acto de enaltecimiento y justificación pública del terrorismo, con el menosprecio y humillación a las víctimas y sus familiares”. Y a este respecto, ha constatado que “no hay informes policiales que así lo acrediten”. Además, ha recordado que existen “precedentes de concentraciones convocadas por la situación penitenciaria de un preso de ETA en la que tanto la Audiencia Nacional como la Fiscalía determinaron que aparentemente no tenían más objetivo que reivindicaciones de carácter penitenciario”. En todo caso, ha garantizado a las víctimas que las fuerzas policiales realizarán "un control y seguimiento" de la iniciativa para evitar que "se realicen hechos que puedan ser constitutivos de delito y, en caso de producirse, se instruirán las correspondientes diligencias".

Pero esto no es suficiente para las víctimas. Ante “la decepción” que ha supuesto la actuación institucional, la respuesta de las víctimas va a llegar con concentraciones silenciosas convocadas a las 12.00 horas ambos días junto al Parlamento de Navarra, a escasos metros de la recreación de la celda, bajo el lema ‘Verdad, memoria, dignidad y justicia’ para mostrar su “respeto y homenaje a los asesinados, heridos, secuestrados y extorsionados por la banda terrorista ETA”, según ha informado Anvite.

“No hemos encontrado el apoyo que buscábamos para parar un acto que nos parece injusto, falto de toda ética y que pisotea el derecho a la verdad y memoria de todas las víctimas del terrorismo”, denuncia el presidente de la asociación, José Ignacio Toca, quien no comprende los argumentos dados por la delegación del Gobierno de que “no hay razón legal” para prohibir la iniciativa al ser “difícil enmarcarla en el concepto legal de apología del terrorismo”.

Frente a esta argumentación, las víctimas del terrorismo no tienen “duda” de que este acto “no debería estar permitido de ninguna manera” ya que “colocar unas celdas y pedir a la gente que se introduzca en ellas para empatizar con asesinos de una banda terrorista a los que, según ellos, se les están conculcando derechos fundamentales tiene como finalidad ensalzar la figura del terrorista por encima de todo lo demás”.

"No hemos encontrado el apoyo que buscábamos para parar un acto injusto, falto de toda ética y que pisotea el derecho a la memoria de las víctimas"

Anvite no solo había pedido su prohibición al delegado del Gobierno y también se había dirigido al Ayuntamiento de Pamplona, al Gobierno de Navarra y al Departamento de Paz y Convivencia del Ejecutivo de Uxue Barkos. Pero, como denuncia Toca, las diferentes instituciones “se han pasado la pelota unas a otras” para no actuar contra el acto. “El ayuntamiento dice que es cosa de la delegación del Gobierno y que no se puede prohibir su celebración porque afecta a los derechos fundamentales. La delegación, que el ayuntamiento ya ha autorizado y no puede hacer nada. Y, por último, el Departamento de Paz y Convivencia del Gobierno de Navarra que ellos no tienen ninguna competencia en esta materia”, ha detallado.

La reclamación de las víctimas contaba con el respaldo a nivel político de UPN y PPN. El presidente de la formación regionalista, Javier Esparza, remitió un escrito al delegado del Gobierno para reclamar la prohibición del acto de Sare por “humillar a las víctimas”. Asimismo, aludía a los problemas de orden público que la iniciativa podría originar “por una cuestión de justicia social y respeto a las víctimas” para demandar la actuación de Arasti. “Espero que tenga la sensibilidad necesaria para actuar en consecuencia”, había dejado constancia en su cuenta de Twitter.

La denuncia también ha llegado por parte del presidente del PP, Pablo Casado, que este jueves por la mañana ha participado en Pamplona en el acto de presentación de los candidatos del partido a las elecciones autonómicas y municipales de mayo, tras el cual ha realizado una ofrenda floral a las víctimas de ETA ante el Monumento a las Víctimas del Terrorismo situado en la plaza Baluarte. El líder de los populares ha censurado que esta 'performance' busca “blanquear la historia criminal” de la banda terrorista. Ante este 'show', se ha preguntado “qué tenemos que hacer los que defendemos a las víctimas que asesinaban esos presos” con los que ahora se quiere empatizar a través de esta iniciativa. “¿Tenemos que poner ataúdes para que experimenten lo que sienten las víctimas?”, ha clamado para, a continuación, arremeter contra el alcalde por su “ensañamiento de forma tan atroz con más de 800 familias que vieron a su familiar asesinado”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios