reclama una ayuda para la marcha de enero

La red de presos de ETA recibe 15.500 euros públicos y pide 20 a los hosteleros de Bilbao

El colectivo de apoyo a los reclusos etarras Sare recibe del Gobierno vasco la segunda ayuda más cuantiosa entre 240 proyectos subvencionados en materia de convivencia y derechos humanos

Foto: Manifestación a favor de los presos de ETA en Bilbao. (EFE)
Manifestación a favor de los presos de ETA en Bilbao. (EFE)

La red de apoyo a los presos de ETA Sare ha recibido una subvención de 15.484 euros de la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno vasco para desarrollar su dinámica encaminada a reclamar que se concedan beneficios penitenciarios a los reclusos de la banda terrorista. Junto a esta ayuda institucional, este colectivo persigue obtener financiación de los hosteleros de Bilbao, a quienes reclama 20 euros de aportación para sufragar la tradicional manifestación a favor de los presos de principios de año en la capital vizcaína.

La subvención otorgada por el Gobierno vasco se enmarca en las ayudas a entidades privadas sin ánimo de lucro para la realización de proyectos en materia de convivencia y derechos humanos. Los 15.484 euros que han sido concedidos para la iniciativa 'Orain presoak. Ahora los presos’ constituyen la segunda ayuda más cuantiosa entre los cerca de 240 proyectos subvencionados por la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos. Tan solo el proyecto ‘Voz infancia migrante’, de la Fundación Save The Children, ha recibido una partida más elevada, 17.771 euros.

Sare remite un escrito a hosteleros de Bilbao para pedirles 20 euros de "ayuda" para la marcha por los presos de enero al tener "problemas económicos"

Para desarrollar la dinámica ‘Orain presoak. Ahora los presos’, la red Sare asegura que está teniendo “problemas económicos”. Así lo deja constancia en un escrito que ha remitido a hosteleros de Bilbao para solicitarles una aportación de 20 euros para sufragar los costes de la manifestación que organizará el próximo 12 de enero en la capital vizcaína. El PP ha denunciado que se trata de un acto de “presión” para que los bares “financien” las actividades de esta plataforma de apoyo a los reclusos de la banda terrorista.

En el escrito, se “agradece” a los bares del Casco Viejo y a los de las calles por los que discurre la marcha una “ayuda”, dado que la "masiva" manifestación "traerá miles de personas” a Bilbao y ante las dificultades monetarias para desarrollar las diferentes iniciativas. “Tenemos problemas económicos para llevar adelante nuestro trabajo, por lo que necesitamos la aportación de todos”, señala.

A cambio de esta cuota de 20 euros, la plataforma de apoyo a los presos detalla que el local hostelero aparecerá como “bar colaborador”, así como “su localización en los boletines informativos que en formato periódico” distribuirá el día de la manifestación. La marcha va a pedir a los gobiernos español y francés un cambio de política penitenciaria y "dar pasos hacia la resolución" del 'conflicto vasco', algo que, según deja constancia en el escrito, cuenta con el "apoyo mayoritario de la sociedad".

Esta 'presión' a los hosteleros ha sido censurada por la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, que ha afirmado que estas actuaciones “suenan a viejo y deben desaparecer por completo del País Vasco”. Según ha informado, hosteleros bilbaínos se han puesto en contacto con el partido para “advertir de que la plataforma Orain Presoak ha enviado una remesa de cartas animando a los bares a aportar dinero” de cara a la marcha por los presos. A este respecto, la dirigente popular se ha “solidarizado” con los dueños de los bares que han recibido este escrito, ya que “no es del agrado de nadie que te anuncien que si no te posicionas a favor de los presos de ETA, para el mundo de la izquierda ‘abertzale’ tu bar no será un bar colaborador”. Por ello, ha emplazado a este colectivo a “dejar en paz a los hosteleros de Bilbao”.

No es la primera vez que esta entidad solicita una aportación económica a los negocios de hostelería de Bilbao con motivo de la tradicional marcha que recorre las calles de la capital vizcaína y que en los últimos años ha contado con la presencia de dirigentes de PNV, EH Bildu y Podemos. El pasado año, la red Sare recibió dinero de más de un centenar de establecimientos que recibieron la distinción de 'colaboradores' de la movilización, también con la denuncia del PP.

Más de 100.000 euros a asociaciones de víctimas

Sare, cuyo portavoz es el exconsejero de Justicia del Gobierno vasco en los tiempos de Juan José Ibarretxe, Joseba Azkarraga, es una de las numerosas entidades que han recibido subvenciones del Gobierno vasco en su última convocatoria para financiar proyectos en materia de convivencia y derechos humanos. Dentro de estas ayudas institucionales, el Ejecutivo de Vitoria ha otorgado más de 100.000 euros a diferentes asociaciones de víctimas del terrorismo. Así, por ejemplo, la AVT ha obtenido 16.776 euros de las arcas públicas vascas para tres iniciativas: ‘El relato de las víctimas del terrorismo: testimonios y documental’ (6.335 euros), ‘Asistencia jurídica a las víctimas del terrorismo y jornadas de respiro familiar’ (5.837) y ‘Actos de reconocimiento y concienciación social a favor de las víctimas del terrorismo’ (4.604).

A este respecto, la asociación andaluza de víctimas del terrorismo es la que cuenta con más proyectos subvencionados, con cinco, que suman cerca de 14.000 euros. El colectivo del País Vasco, Covite, ha recibido 13.000 euros para la iniciativa ‘Atención, orientación y apoyo humano a víctimas del terrorismo’ y los actos organizados para celebrar el XX aniversario de su fundación. También han recibido ayudas la asociación Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo (ACFSEVT), que ha recibido una partida superior a los 7.000 euros, la Fundación Fernando Buesa (10.355 euros) o la de Ramón Rubial (algo más de 23.000 euros), entre otras. Las asociaciones territoriales de víctimas de Murcia, Extremadura, Valencia o La Rioja también han recibido ayudas del Ejecutivo de Iñigo Urkullu.

Por su parte, la asociación de familiares de los presos de ETA Etxerat ha recibido una subvención de 1.652 euros, mientras que el Foro Social Permanente, uno de los colectivos que han ejercido de mediadores de la banda terrorista de cara a los actos para certificar el abandono de las armas y su posterior disolución, ha obtenido 2.320 euros para desarrollar unos “marcos de encuentro y diálogo entre víctimas de diferentes expresiones de violencia para reconocer y reparar todos los sufrimientos”.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios