el TSJN confirma la condena

La Fiscalía recurrirá al TS y estudia solicitar el reingreso en prisión de La Manada

El Ministerio Público va a hacer un análisis "exhaustivo" de la resolución de una dividida Sala de lo Penal del TSJN antes de decidir si solicita una vistilla para que los acusados vuelvan a la cárcel

Foto: Los miembros de La Manada. (EP)
Los miembros de La Manada. (EP)

La Fiscalía estudia solicitar el ingreso en prisión preventiva de los integrantes de La Manada a la espera de sentencia firme después de que un dividido Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) haya confirmado la pena de nueve años de prisión impuesta por la Audiencia Provincial por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento por los hechos sucedidos en los Sanfermines de 2016.

Fuentes de la Fiscalía de Navarra no descartan esta posibilidad y se remiten a un análisis “exhaustivo” de la resolución de la Sala de lo Penal del TSJN antes de adoptar una decisión al respecto. En todo caso, lo que sí ha decidido ya es recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo al rechazar el argumento que se ha impuesto en un tribunal enfrentado con el voto a favor de tres magistrados y el voto particular discrepante de dos jueces de que los hechos no son constitutivos de un delito continuado de agresión sexual.

El Supremo tendrá la última palabra: La Fiscalía, las acusaciones particular y populares, y las defensas de los acusados recurrirán la resolución del TSJN

El Ministerio Público insiste en que los cinco jóvenes sevillanos agredieron sexualmente a la joven madrileña, que en el momento de los hechos tenía 18 años, por lo que va a quemar el último cartucho judicial al acudir al Supremo. No será, no obstante, la única parte en agotar el recorrido judicial, ya que tanto las acusaciones particular y populares –ejercidas en este último caso por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona– como las dos defensas de los cinco acusados tampoco comparten la resolución del TSJN y ya han evidenciado su intención de recurrir ante el Alto Tribunal, que será quien tenga la última palabra en este caso.

Los cinco integrantes de La Manada fueron puestos en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros el pasado 21 de junio a la espera de sentencia firme en una polémica decisión de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, que con anterioridad se había negado hasta en tres ocasiones a excarcelar a los cinco acusados alegando riesgo de fuga y de reiteración delictiva. Sin embargo, la magistrada Raquel Fernandino cambió el criterio que había mantenido hasta entonces junto al presidente de la Sala, Francisco José Cobo, y decantó la balanza a favor de la excarcelación provisional al alinearse con el juez Ricardo González, quien, además, había apostado por la absolución de los imputados al sostener que se trató de "actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo".

Uno de los cinco acusados, Ángel Boza, había ingresado en prisión provisional por el robo de unas gafas de sol en agosto en un establecimiento comercial de Sevilla y embestir posteriormente a dos vigilantes con su coche al huir del recinto, si bien recientemente ha recobrado la libertad al ser condenado por un delito leve de hurto y otro leve de lesiones frente al criterio de la Fiscalía, que solicitaba cuatro años de prisión por los hechos. El propio Boza y otros dos de los integrantes de La Manada, José Ángel Prenda y Antonio Manuel Guerrero, se enfrentan a una solicitud de entre seis y nueve meses de cárcel por un delito de hurto al apoderarse de cinco gafas de sol en un óptima de San Sebastián el 5 de julio de 2016, dos días antes de cometer en Pamplona los abusos sexuales por los que han sido condenados.

Ahora, los cinco jóvenes sevillanos podrían enfrentarse a la solicitud de su reingreso provisional en prisión por los hechos ocurridos en los Sanfermines si así lo acuerda la fiscal Elena Sarasate, que va a analizar el contenido del fallo del TSJN antes de decidir si reclama la celebración de una vistilla para pedir su vuelta a la cárcel.

A este respecto, la puerta abierta que deja la resolución del TSJN a ampliar la pena a los acusados, al ordenar a la Audiencia Provincial que, una vez sea firme la resolución, dicte una nueva sentencia sobre el delito contra la intimidad del que fueron absueltos por la grabación parcial de los hechos a cargo dos de los acusados con sus móviles, puede impulsar a la Fiscalía a reclamar su reingreso en prisión provisional hasta que el Supremo se pronuncie de forma definitiva. Por este delito el Ministerio Público reclamaba para cada uno de los integrantes de La Manada una pena de dos años y diez meses de prisión.

Ante la posibilidad de que vuelvan a la cárcel, el presidente del TSJN, Joaquín Galve, uno de los dos magistrados discrepantes con la resolución de la Sala al defender una pena de 14 años y tres meses de prisión por un delito continuado de agresión sexual, ha apuntado que “nadie nos ha propuesto una modificación sobre la situación personal” de los acusados. En declaraciones a los medios de comunicación, Galve, quien con su voto particular se ha posicionado a favor del criterio de la Fiscalía de que hubo violación, ha afirmado que la sentencia que ratifica la condena de la Audiencia Provincial no afecta de momento a la situación de libertad provisional en la que se encuentran los cinco jóvenes sevillanos.

Calvo afirma que es "previsible que los cinco condenados ingresen inmediatamente en prisión", aunque el presidente del TSJN dice que "nadie nos ha propuesto una modificación sobre su situación personal" de libertad provisional

La decisión correspondería, en todo caso, a la Audiencia Provincial, como ha dejado constancia Galve. “En este momento la pieza procesal en la que se regula la situación procesal de estas personas está en la sección segunda de la Audiencia Provincial, que fue la que los puso en libertad. En el caso de que nos solicitaran cualquier cambio en las medidas personales de estas personas, lo remitiríamos a la Audiencia Provincial”, ha expuesto. Otra cosa, ha apostillado, es que “el TSJN puede reclamar si quiere la pieza de situación en su momento y adoptar las medidas que considere oportunas”, pero, como ha insistido, “nadie nos ha pedido nada”. Sin embargo, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado que es "previsible que los cinco condenados ingresen inmediatamente en prisión" tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

La única certeza es que el caso llegará al Supremo con recursos de todas las partes. Miguel Ángel Moran, abogado de la víctima, ha defendido que “está claro que hay un ambiente intimidatorio suficiente para considerar que los hechos son una agresión sexual”. El letrado se ha mostrado "satisfecho" con los argumentos expuestos por los dos magistrados discrepantes con la resolución del TSJN, por lo que confía que este criterio se imponga en el Supremo. Lo mismo piensan el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra, que ven en los posicionamientos de los magistrados Galve y Miguel Ángel Abárzuza “algo suficientemente relevante” como para insistir ante el Alto Tribunal en que los hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual. Por el contrario, las dos defensa de los acusados batallarán en el Supremo para lograr la absolución al insistir en que fueron relaciones sexuales consentidas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios