ACTOS EN EL CONGRESO Y EL PARDO

La Casa Real rehabilita a don Juan Carlos con tres actos en el aniversario constitucional

El Rey emérito reaparecerá como figura clave de la época y hacedor de la Transición en los actos centrales y finales del 40 aniversario. Irá al Congreso y a una recepción en El Pardo

Foto: El rey Juan Carlos se dirige a su hijo, Felipe VI, en el Palacio Real el pasado mes de enero. (EFE)
El rey Juan Carlos se dirige a su hijo, Felipe VI, en el Palacio Real el pasado mes de enero. (EFE)

El rey Juan Carlos reaparecerá en la agenda pública de la Casa Real la próxima semana en los principales actos que tendrán lugar en el Congreso y en El Pardo, enmarcados en la celebración del 40 aniversario de la Constitución. Zarzuela ha decidido echar el resto durante los días clave de la conmemoración y garantizar así que el Rey emérito juegue un papel relevante como figura clave de la época y hacedor de la Transición. Protagonizará tres actos en apenas cuatro días.

La semana comenzará, según está previsto, con una recepción en el Palacio Real de El Pardo ofrecida por Felipe VI y don Juan Carlos al consejo asesor para la conmemoración del aniversario de la Carta Magna, encabezado por los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García-Escudero. El martes, el rey Juan Carlos y doña Sofía asistirán a la exposición 'Democracia 1978-2018' en el Caixaforum de Madrid, que precisamente quedará inagurada desde el 5 de diciembre hasta marzo, también en el marco de las actividades culturales por los 40 años de la Constitución. Y ya el jueves, el Rey emérito estará en el acto solemne que tendrá lugar en el Congreso de los Diputados y que presidirán don Felipe y doña Letizia.

Precisamente, este jueves don Felipe quiso resaltar el papel de don Juan Carlos “en la imagen y el peso exterior de España” durante estas cuatro décadas en su discurso de inauguración de la exposición '40 años de Diplomacia en Democracia' en la Casa de América, y no dudó en recordar que su padre fue “testigo y partícipe directo en todo este proceso” tras el que España se ha convertido “en un país de referencia en la vida internacional”.

Don Felipe saluda a la presidenta del Congreso, Ana Pastor. (EFE)
Don Felipe saluda a la presidenta del Congreso, Ana Pastor. (EFE)

Aunque la presencia de don Juan Carlos el próximo 6 de diciembre en la Cámara Baja se daba por supuesta, será este viernes cuando se confirme oficialmente. En el Congreso ya tenían previsto desde hace días el protocolo, el escenario y las distintas posibilidades de acceso del Rey emérito. Aunque la decisión sobre los miembros de la familia real que acudirán al acto corresponde al Rey, la trascendencia que la presidenta ha querido dar a los 40 años que cumple la ley de leyes y piedra angular del actual sistema democrático no se correspondía con una posible ausencia del principal protagonista e impulsor de la Transición. Finalmente estarán los seis: los Reyes, don Juan Carlos, doña Sofía, la princesa de Asturias y la infanta Sofía. Zarzuela amplió el sábado las previsiones y confirmó la presencia de las hijas de don Felipe y doña Letizia.

La presidencia de las Cortes tenía clara su voluntad de contar con los políticos de la época, los expresidentes del Ejecutivo y del legislativo de las cuatro décadas transcurridas, más los principales representantes actuales de los órganos del Estado. El Congreso preveía desde el principio de la legislatura, entonces con el respaldo del Gabinete de Rajoy, dar gran relevancia al XL aniversario de la Constitución. Ya lo hizo la Cámara en 2003, al cumplirse la cifra más redonda de los 25 años, entonces con Luisa Fernanda Rudi en la presidencia. Entonces hubo sesión solemne del Congreso y del Senado en el hemiciclo con la asistencia de don Juan Carlos y doña Sofía, además del príncipe de Asturias y de la Infantas.

Expertos constitucionalistas consultados por este diario, como el catedrático de Derecho Constitucional de la UNED Antonio Torres del Moral, insisten en que la conmemoración de la Constitución "es inseparable" de la labor de don Juan Carlos y resaltan que "el producto de la Transición", la Carta Magna, "es también obra suya". En ese sentido, los constitucionalistas consideran "necesario" y "justo" un reconocimiento a su figura, independientemente de polémicas posteriores. "Si se trata de conmemorar la Constitución, don Juan Carlos debe protagonizar cualquier acto", zanja Torres del Moral.

Los reyes Juan Carlos y Sofía en la Escuela Superior de Música. (EFE)
Los reyes Juan Carlos y Sofía en la Escuela Superior de Música. (EFE)

Las dudas

Las dudas suscitadas en torno a si el Rey emérito estaría o no el 6 de diciembre en el Congreso surgen ante la sonada ausencia del pasado año, en lo que se consideraba como el gran ensayo general de las cuatro décadas que la Carta Magna cumple en unos días. Las críticas se sucedieron desde el primer momento. La Casa Real no ha querido repetir lo que entonces se tildó en la mayoría de medios como un "error" y entiende que, en esta ocasión, don Juan Carlos tiene que estar como gran artífice de la transición de la dictadura a la democracia y a la monarquía parlamentaria.

En cuanto al acto que abrirá la semana en El Pardo, el jefe del Estado y su padre compartirán una recepción con los miembros que componen el consejo asesor encargado de organizar todos los actos a lo largo de este año para celebrar el 40 aniversario constitucional. Encabezado por Ana Pastor y Pío García-Escudero, también forman parte del mismo los padres vivos de la Constitución, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca y Miquel Roca, entre otros, así como catedráticos, parlamentarios, políticos e intelectuales.

Al día siguiente será cuando los Reyes eméritos acudan a la exposición del Caixaforum, y el día 5 don Felipe y doña Letizia presidirán un concierto en el Auditorio Nacional, interpretado por la Orquesta Sinfónica y el coro de RTVE.

Reaparición pública

Los actos de los próximos días serán los primeros del Rey emérito desde el pasado verano. En el mes de julio, la agenda pública del padre de Felipe VI se bloqueó y así se ha mantenido. El servicio médico de Zarzuela emitió un comunicado en el que explicaba la recomendación de que don Juan Carlos no realizara actividades físicas intensas debido a una reagudización en una antigua lesión que le había generado problemas musculares. La cuestión es que aquel comunicado coincidió en tiempo con la petición de varios grupos parlamentarios —Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y Bildu— para constituir una comisión de investigación en el Congreso sobre las grabaciones del comisario Villarejo en las que Corinna zu Sayn-Wittgestein acusaba a don Juan Carlos de haber intentado usarla como testaferro y de tener cuentas en Suiza.

Hasta el momento, don Juan Carlos había permanecido en un plano de discreción absoluta. Sin embargo, hace solo unos días volvió a acaparar titulares en las distintas cabeceras al fotografiarse con el heredero de la corona saudí, donde se desplazó para asistir al Gran Premio de Fórmula 1. Aunque el viaje no estaba programado para esa reunión, la imagen del exjefe del Estado estrechando la mano del que está considerado por toda la comunidad internacional como el mayor responsable del asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi volvió a llegar en el peor momento.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios