deloitte administra ya institutos odontológicos

La red de iDental estafó 35 millones a un fondo de EEUU en otro grupo de clínicas

El fondo Ares invirtió 35 millones en la expansión de las clínicas dentales Institutos Odontológicos, pero la organización criminal de Luis Sans desvió presuntamente el dinero a su patrimonio personal

Foto: Imagen de archivo de una sede de iDental
Imagen de archivo de una sede de iDental

Los presuntos cerebros de la macroestafa de las clínicas iDental no solo habrían engañado a los 400.000 pacientes que llegaron a pasar por sus salas de espera. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional rastrea el destino de los 35 millones de euros que aportó un fondo de inversión estadounidense, Ares Management, para costear la expansión de una segunda cadena de centros, Institutos Odontológicos Asociados, que había sido vampirizada por la misma organización criminal. Las pesquisas apuntan a que el supuesto cabecilla del fraude, el empresario Luis Sans Huecas, desvió el dinero de Ares a su patrimonio privado utilizando un complejo entramado de testaferros y firmas instrumentales.

La UDEF trata ahora de reconstruir esa operativa para localizar los 35 millones, aunque la prioridad es evitar que Institutos Odontológicos termine igual que iDental, que cerró por sorpresa el pasado junio dejando a miles de personas sin tratamiento y sin dinero. Los investigadores impidieron hace cuatro semanas que Sans repitiera el golpe. Según fuentes cercanas al caso, el directivo y sus colaboradores habían planeado declarar el concurso de acreedores de Institutos Odontológicos de forma inminente tras haberse apropiado de sus activos, incluido el dinero del fondo. Esa maniobra habría abocado a la compañía al colapso y, casi con total seguridad, habría dejado sin atención a sus miles de pacientes.

El descubrimiento de los planes de Sans para declararse en concurso de acreedores provocó que la UDEF lanzara un rápido operativo el pasado 10 de octubre, bajo la dirección del instructor del caso, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, para detener al empresario y a nueve miembros de su equipo. Entre ellos se encuentra su abogada, María del Rosario Moles Calvache, que tuvo un papel decisivo en la preparación de la operación mercantil; y también uno de sus supuestos testaferros, Domingo Bejarano Calabuig, que desembarcó en Institutos Odontológicos en enero de 2017. Sans no llegó oficialmente al consejo de administración del grupo hasta el pasado agosto, solo tres meses después de salir de iDental.

Tras el operativo de la UDEF, De la Mata acordó el envío a prisión incondicional de Sans, su letrada y otros dos colaboradores, y colocó a un administrador judicial al frente de Institutos Odontológicos para garantizar la viabilidad del negocio. Fuentes próximas a las pesquisas aseguran que Ares empujó para que ese papel recayera en el departamento de Restructuring de Deloitte, que ya participó en el rescate de Vitaldent cuando esta compañía fue intervenida en 2016 por hechos similares. Finalmente, De la Mata aceptó la propuesta del fondo y nombró administrador judicial a Deloitte. Ares se ha comprometido a mantener su apoyo al grupo con la esperanza de poder recuperar en el futuro el dinero que aportó.

Su desembarco en Institutos Odontológicos se produjo en julio de 2017 y fue su primera gran operación en España. Se comprometió a invertir 50 millones de euros en la compañía para que esta sumara 200 nuevas clínicas a las 27 que tiene en la actualidad. El acuerdo se anunció en la prensa como un hito en el sector de la salud dental. Sin embargo, los planes nunca se cumplieron. Tras entregar los primeros 35 millones, Ares empezó a sospechar del equipo de Sans y bloqueó el resto de los fondos. Descubrió que eran los mismos directivos que habían hundido iDental y que las decisiones que estaban adoptando eran peligrosamente parecidas. Finalmente, el inversor estadounidense decidió poner los hechos en conocimiento de la Audiencia Nacional, que abrió una nueva línea de investigación con esos datos. El resultado fueron las detenciones de hace un mes.

"Como mayor acreedor de Institutos Odontológicos, Ares está interesado en la continuidad de las clínicas y, como tal, ofrecerá asistencia financiera mientras que la administración judicial lleve a cabo la auditoría principal para corroborar el estado actual del grupo y siempre que sea económicamente razonable. Estamos comprometidos con los empleados y los pacientes y nos esforzaremos todo lo posible para ayudar en este proceso", asegura un portavoz del fondo. Los trabajadores están cobrando puntualmente sus nóminas y los usuarios reciben sus tratamientos. El destino de los 35 millones aún se desconoce.

Por lo pronto, la Audiencia Nacional mantiene bloqueadas y embargadas decenas de propiedades inmobiliarias y productos financieros de los investigados en 33 entidades bancarias nacionales e internacionales. Sans, que se autodefinía como "empresario, conferenciante y coach empresarial", ya había montado otro vehículo para captar nuevas inversiones. Lo llamó Investment to Change the World (ICW) y tenía su sede en un chalé de dos plantas en una urbanización de lujo de Boadilla del Monte, en el número 9 del Paseo de los Castaños. También fue registrado por la UDEF.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios