La vieja guardia y los barones del PP exigirán una candidatura única a los dos ganadores
  1. España
incertidumbre total en las primarias de hoy

La vieja guardia y los barones del PP exigirán una candidatura única a los dos ganadores

Durante la campaña, los tres principales aspirantes (Sáenz de Santamaría, Cospedal y Pablo Casado) han presumido de capacidad de integración, pero bajo su mando respectivo

Foto:

Los precandidatos a la sucesión de Mariano Rajoy en la presidencia del Partido Popular cerraron sus campañas en medio de una absoluta incertidumbre sobre los resultados que pueden arrojar las urnas esta noche y entre las primeras voces que piden ya una candidatura de unidad o de consenso para el paso decisivo: el congreso de los días 20 y 21 de julio, donde los compromisarios tienen la última palabra.

Durante las dos últimas semanas, los tres principales aspirantes (Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Pablo Casado) han presumido de capacidad de integración, pero bajo su mando respectivo. Según fuentes del PP, los veteranos del partido y la mayoría de los presidentes regionales que preferían y estaban dispuestos a apoyar a Alberto Núñez Feijóo para suceder a Rajoy lo que van a exigir a los dos aspirantes que pasen el corte, e incluso a quien quede tercero, es que se presenten después en una sola candidatura para ser refrendados en la gran asamblea del partido.

El proceso de preselección de candidatos desde la base, sin más requisito que aportar 100 avales y revisable después por los compromisarios en segunda vuelta, ha interesado poco a los militantes y provocado incomodidad y desasosiego entre la mayoría de los parlamentarios y cuadros del partido.

Foto:

En la sede de Génova reconocen ahora que la fórmula estaba pensada para un aspirante que contara de entrada con el apoyo de casi todo el partido, para que resultara proclamado en la primera fase del proceso, al ganar en más de la mitad de las circunscripciones y con una amplia ventaja de 15 puntos sobre el segundo.

"Era para nombrar un candidato inapelable, como siempre ha ocurrido en el PP, primero con Aznar, luego con Rajoy y, como estaba previsto ahora, con Feijóo". Así lo definen en medios del partido, donde lamentan haber caído en el anterior congreso ordinario "en la moda de las primarias".

Los populares entran ahora en un mundo desconocido salvo los precedentes de los congresos regionales, donde las diferencias entre los aspirantes fueron pequeñas y se saldaron con una división interna de la que todavía no se han recuperado, como en Cantabria o La Rioja.

Fuentes de las tres principales candidaturas comentan que, aunque esperan ganar, no obtendrán una gran ventaja sobre la siguiente. Desde fuera, en los sectores más neutrales o los molestos por tener que decantarse al final por Sáenz de Santamaría, Cospedal o Casado, las principales especulaciones consisten en atribuir a uno de los aspirantes el tercer puesto. "Si Casado entra, será más fácil que se integre en la lista de cualquiera de las otras dos", apuntan en medios del partido, donde reconocen que si 'la final' se juega entre la secretaria general y la exvicepresidenta, el acuerdo puede ser mucho más difícil.

Cospedal es quien más insistió durante la campaña en la necesidad de preservar la unidad del PP, mientras que Sáenz de Santamaría se decantó por presentarse como la mejor opción para ganar las elecciones. El vicesecretario de Comunicación prefirió apostar por la imagen de la renovación absoluta, pese a ser 'aparato puro' durante toda su carrera y haber llegado al cargo en la dirección por decisión personal de Rajoy y al escaño por Ávila por sugerencia de Génova y a petición del por entonces cabeza de lista por la circunscripción, Sebastián González, como su 'número dos'.

La mayoría de los militantes del PP no se han molestado ni en inscribirse para elegir entre unas y otro. Las diferencias de actitud personal, y no de proyecto, entre los tres tampoco han ayudado a la movilización, según apuntan los más descreídos ante el remedo de primarias ensayado por el partido.

Partido Popular (PP) Mariano Rajoy Soraya Sáenz de Santamaría Pablo Casado María Dolores de Cospedal Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda