CONSIGUE 177 VOTOS Y RESPALDO DE CUATRO GRUPOS

El PSOE logra iniciar el relevo de RTVE con el apoyo de ERC y PDeCAT y el no del PP

Los populares pidieron cinco puestos en el consejo, una condición inasumible para los socialistas, así que se quedan por primera vez fuera de la cúpula de la corporación desde la ley de 2006

Foto: Tomás Fernando Flores, candidato a la presidencia de RTVE. (EFE)
Tomás Fernando Flores, candidato a la presidencia de RTVE. (EFE)

Habrá renovación del consejo de administración de RTVE. El pleno del Congreso dio este miércoles el impulso definitivo y decisivo al relevo interino gracias a que el PSOE consiguió atraerse a ERC y el PDeCAT, repitiendo así casi milimétricamente los apoyos de la moción de censura (177 votos), sumando a Coalición Canaria. Logró elegir a los seis primeros miembros del centro de poder de la compañía, encabezados por Tomás Fernando Flores, y también convalidar su real decreto ley. Pero la conformación definitiva del nuevo consejo aún tardará unos cuantos plenos más porque el rechazo final del PP a sumarse al acuerdo implicará que el proceso de elección de los miembros de la cúpula de la radiotelevisión pública se alargue. El equipo que pilotará transitoriamente la corporación a partir de ahora se distribuirá entre PSOE, Unidos Podemos y PNV, porque el PP pedía al menos cinco de los diez puestos a reparto, una condición de la que no apeó en la negociación y que era inasumible para el Gobierno y sus socios. Lo que buscaban los conservadores era disponer de mayoría, adjudicándose la vacante que no quiso ocupar Ciudadanos.

El Gobierno procuró atraerse a los populares, y por eso Pedro Sánchez y Pablo Iglesias rectificaron su estrategia inicial y presentaron como candidato a la presidencia de RTVE a Tomás Fernando Flores, director de Radio 3 designado en 2012 por Leopoldo González-Echenique, el primer responsable de la empresa al que aupó Mariano Rajoy. El PP manifestó incluso que estaba dispuesto a valorar el nombre. No le disgustaba del todo. Y en un principio se conformaba con los cuatro puestos que aritméticamente le correspondían y que los grupos habían apalabrado cuando se aprobó la reforma legal, en septiembre de 2017.

Pero el mismo lunes, cuando el pleno del Congreso votaba en primera vuelta a los seis candidatos que le tocaba elegir, el PP cambió el guion. Y pasó a demandar al menos cinco sillas en el consejo (llegó a pedir cinco y la presidencia, que cuenta con voto de calidad en caso de empate), porque entendía que quedarse solo con cuatro, y sin el apoyo de Cs —que se ha apartado de todo el proceso—, no le daba ningún poder en el nuevo equipo. No renunció a esa quinta plaza, por lo que el acuerdo con los socialistas se tornó imposible. El portavoz del grupo, Rafael Hernando, explicó que el PP no está dispuesto a ser "convidado de piedra" en el centro de poder de la corporación porque ya sabe cuál es el objetivo de Sánchez, "asaltar" la radiotelevisión estatal. Y por eso su partido llevará ante el Tribunal Constitucional su recurso contra la norma esta misma semana.

El PSOE logra iniciar el relevo de RTVE con el apoyo de ERC y PDeCAT y el no del PP

La consecuencia es que el PP se queda fuera del consejo de administración de RTVE por primera vez desde que en 2006 se cambió la ley que regula al servicio de radiotelevisión estatal, para hacer descansar la elección de su primer responsable en el Parlamento, y no en el Gobierno, como hasta entonces ocurría con el ya extinto ente público.

Pero mientras la puerta del PP se cerró, se abrió la de ERC y PDeCAT. Ambas formaciones independentistas cambiaron su abstención inicial por el voto positivo, tanto en la elección de los consejeros como en la convalidación del real decreto ley, que también entró en el orden del día de este miércoles. En los dos partidos ha operado el compromiso del Ejecutivo, primero expresado por la vicepresidenta, Carmen Calvo, y este mismo miércoles por la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, de que en la reunión del lunes entre Pedro Sánchez y Quim Torra el 'president' tendrá "libertad" para exponer lo que crea conveniente.

Fue esencial para la atracción de los separatistas el hecho de que el Gobierno se comprometiera a un diálogo sin límites con el 'president' Quim Torra


Las fuerzas separatistas persiguen que el jefe del Govern ponga sobre la mesa el referéndum de autodeterminación. La Moncloa no ve problema en que lo introduzca en el debate, pero la respuesta será la misma de siempre: el derecho a decidir "no existe en ninguna Constitución del mundo" ni hay "pretensión" de que exista en España. Los populares vieron en ese gesto una nueva "concesión" de Sánchez hacia los nacionalistas.

Siete plenos en total

El Gobierno, pues, salva su primera gran prueba parlamentaria. Con los números justos, eso sí. Necesitaba, en esta segunda ronda en el pleno del Congreso, una mayoría absoluta de diputados (176) y el respaldo de al menos cuatro grupos. Lo primero lo consiguió por los pelos: 177 síes (PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís, Nueva Canarias y Coalición Canaria), dos menos de la cuenta por la ausencia del portavoz nacionalista vasco, Aitor Esteban y porque el republicano Gabriel Rufián no apoyó a Flores y tachó su nombre, pero quedó compensado porque el diputado de NC, Pedro Quevedo, respaldó al aspirante a la presidencia pero no a los demás. Rufián descartaba al director de Radio 3 por la cancelación del programa 'Carne cruda' que ordenó al poco de acceder al cargo. Además, se computaron tres blancos y 131 nulos.

El segundo requisito ya lo tenía el PSOE poco antes de que arrancara la sesión: al respaldo de la candidatura encabezada por Flores presentada por PSOE, Unidos Podemos y PNV se adhirió el respaldo del Grupo Mixto. Ciudadanos, como ocurrió el lunes, no participó en la votación y se ausentó del pleno (lo mismo hizo Bildu), y los parlamentarios del PP respaldaron su propia lista, liderada por el actual director de TVE, Eladio Jareño. Sus votos se consideraron nulos porque sus papeletas no tenían el aval de cuatro grupos.

Con esta votación, salen elegidos Tomás Fernando Flores, Concha Cascajosa, Rosa Mª Artal, Cristina Fallarás, Víctor Sampedro y Juan José Baños

Con estos 177 votos, salieron elegidos los primeros seis nuevos consejeros de la corporación: Tomás Fernando Flores, Concepción Cascajosa —propuestos por el PSOE—, Rosa María Artal, Cristina Fallarás, Víctor Sampedro —promovidos por Unidos Podemos— y Juan José Baños Loinaz (aupado por el PNV).

Al no haberse llegado a un acuerdo con los de Hernando, la segunda votación de mañana jueves en el pleno del Senado, programada para elegir a los cuatro consejeros que le corresponde aprobar a esa Cámara, está destinada al fracaso. El PP sí tiene allí mayoría absoluta, pero su lista propia no cuenta con el aval de otros tres grupos. Eso implica que se active la cláusula de desbloqueo prevista en el decreto ley del Gobierno: el Congreso deberá proceder entonces a la designación de los cuatro candidatos que falten (Juan Tortosa y Fernando López Agudín, planteados por los morados, e Isabel Cerrada y Josep Lluís Micó, señalados por los socialistas).

El PSOE logra iniciar el relevo de RTVE con el apoyo de ERC y PDeCAT y el no del PP

En primera vuelta se requerirán dos tercios y en segunda, mayoría absoluta y refrendo de cuatro grupos. Cuando ya estén escogidos los diez integrantes de la nueva cúpula de RTVE, la Cámara Baja votará, de entre ellos, al presidente. En total, se consumirán siete plenos, uno menos de los inicialmente computados porque el de convalidación del texto se incluyó en el orden del día de este miércoles. Todo el proceso ha de estar completado antes del 18 de julio. En paralelo, echará a andar el concurso público para la renovación definitiva del concurso.

Evitar el "vacío" de poder

El real decreto ley fue convalidado con los votos de 179 diputados de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, Compromís, Nueva Canarias, Coalición Canaria y UPN. PP, Ciudadanos y Foro Asturias votaron en contra. De la defensa del texto se encargó la vicepresidenta, Carmen Calvo, quien aseguró, como en otras ocasiones ha hecho el Gobierno, que se impulsó para evitar el "vacío" de poder al finalizar su mandato todos sus consejeros y el presidente, José Antonio Sánchez, y comprobar que la renovación vía concurso no se iba a producir "a corto plazo".

Los socialistas también consiguen que su texto salga convalidado por la Cámara. El PP, durísimo, confirma que lo llevará al Constitucional

El debate sobre el decreto no arrojó argumentos nuevos, pero sí certificó la tensión que está rodeando la renovación de la cúpula de RTVE. Ramón Moreno, el portavoz del PP, cargó de nuevo contra un "decretazo" que no supera "el examen de democracia" y que es un pago a nacionalistas y populistas. El "tufo chavista alcanza cotas irrespirables", denunció el diputado, quien además acusó al PSOE de estar detrás de los viernes negros —las protestas de luto de los trabajadores, y ya van diez semanas—, un ataque que indignó a los profesionales de RTVE. No son "súbditos" de los socialistas los empleados de la tele, devolvió a su vez el diputado José Miguel Camacho (PSOE), y eso que son conscientes de los "desmanes" que ha protagonizado el PP durante la última etapa negra.

El PSOE logra iniciar el relevo de RTVE con el apoyo de ERC y PDeCAT y el no del PP

Tras el choque PP-PSOE siguió la bronca entre los populares y Unidos Podemos. "Yo estoy alucinando, señores del PP, llámenos lo que quieran, 'viva Maduro', 'come niños' o lo que quieran", pero quien colocó a un diputado de su grupo como director de RTVE fue el PP, recordó Noelia Vera. Se refería a Fernando López Amor, que ocupó la cúpula de la casa entre 1997 y 1998. Guillermo Díaz, de Ciudadanos, reclamó a los partidos que "saquen sus manazas" de RTVE y recordó al PP que simplemente "patalea" porque el PSOE no les dio "seis consejeros". "No vengan ahora de regeneradores porque son parte del problema", reprochó.

El PSOE logra iniciar el relevo de RTVE con el apoyo de ERC y PDeCAT y el no del PP

Ana Oramas (Coalición Canaria) riñó a los grandes partidos por su "vergüenza" de debate. La diputada defendió el decreto como "mal menor" y reprochó al PP su cinismo por rechazar a un candidato, Tomás Fernando Flores, que puso la cúpula del PP. "Cómo se puede decir que el candidato del PSOE que es director de RNE nombrado por el PP es un chavista". Y ella misma citaba cómo el debate se había desvirtuado extrañamente: "Estamos hoy aquí con un tema de RTVE y se está hablando de golpistas y de Cataluña". De tele se habló, sí. Pero Cataluña y el "precio" supuestamente pagado por los socialistas estaba presente de continuo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios