EL FUTURO DE LA RADIOTELEVISIÓN PÚBLICA

El decreto de RTVE incluirá un mecanismo para impedir el bloqueo del PP en el Senado

El Gobierno aprueba este viernes la norma exprés con vistas a que la elección de un consejo interino se materialice en un mes y se acabe así con una larga etapa de descrédito en la corporación

Foto: Adriana Lastra, charlando con Pablo Iglesias, este 19 de junio en el Congreso. (EFE)
Adriana Lastra, charlando con Pablo Iglesias, este 19 de junio en el Congreso. (EFE)

Radiotelevisión Española tendrá un nuevo consejo de administración interino en aproximadamente un mes. Sí o sí. Es lo que espera el Gobierno, que está poniendo especial cuidado en hacer todo lo posible para que el PP no tenga ningún asidero al que agarrarse para impedir el cambio en la cúpula de la cadena pública. Y la fórmula encontrada, según confirmaron fuentes del Ejecutivo a este periódico, es que en caso de que el Senado, Cámara donde los populares disponen de una confortable mayoría absoluta, bloquee el relevo, será el Congreso el que tenga la última palabra, el que podrá elegir a los diez miembros del centro de poder de RTVE, y no solo a los seis que por ley le corresponde designar.

La decisión ya está tomada y el real decreto ley de renovación urgente de la corporación se aprobará este viernes en el tercer Consejo de Ministras y Ministros de Pedro Sánchez. Los apoyos de los grupos, salvo contratiempos, ya están amarrados, de modo que no habría escollos para que el texto pueda ser convalidado por el pleno de la Cámara Baja, trámite para el que se exige el voto favorable de una mayoría simple de diputados.

El Gobierno, a través de su vicepresidenta, Carmen Calvo, y el Grupo Socialista, vía Adriana Lastra, la portavoz parlamentaria, llevan trabajando en los últimos días cómo acabar con la situación ya "insostenible" de RTVE. En septiembre de 2017 se aprobó la reforma legal que reintrodujo la necesidad del consenso en la elección del consejo de administración de la casa, y la que incorporó el procedimiento de concurso para el nombramiento de sus diez miembros. Pero han pasado ya nueve meses y la cúpula de la radio y tele públicas no ha sido sustituida, con el agravante de que este mismo viernes, 22 de junio, vence el mandato de su presidente, José Antonio Sánchez, y de los cuatro consejeros que fueron seleccionados en 2012 para un periodo de seis años. Los otros cuatro integrantes del consejo habían sido designados en 2007, de modo que su tiempo en el cargo se agotó en 2013. El mecanismo de convocatoria pública, tras sortear infinidad de obstáculos, se pondrá en marcha el próximo jueves, 28 de junio, cuando dé el visto bueno final al reglamento la Mesa del Senado.

La fórmula hallada para evitar el atasco es que si la Cámara Alta no elige los cuatro consejeros que le tocan, el Congreso nombrará a los 10 miembros


El problema, para el Gobierno, estriba en que hasta que se culmine la elección por concurso de los diez consejeros pueden transcurrir meses. Muchos meses. PP y Cs se guardaron, a ojos de PSOE y Unidos Podemos, una llave muy importante: pactaron que el comité de expertos, el órgano encargado de examinar a los candidatos, estuviera compuesto por 13 personas, seis de ellas a propuesta de los populares y una a propuesta de los naranjas, lo que les confiere mayoría de bloqueo en ese órgano.

Tocar "lo mínimo posible" la ley

En cualquier caso, el concurso público, cuando se despliegue a partir del 28 de junio, seguirá su tramitación ordinaria. Lo que quiere impedir el Ejecutivo, con el apoyo de los grupos que hicieron prosperar la moción de censura contra Mariano Rajoy, es que el actual consejo de administración —compuesto por seis miembros nombrados por el PP, otro por el PSOE, otro por la antigua CiU y otro por Izquierda Unida—, que se hallará todo él en funciones de este viernes, se eternice en el poder, "controlando" una RTVE asediada por las críticas constantes, dentro y fuera de la casa, de "manipulación" y falta de "pluralismo". Sánchez ya dijo el lunes pasado que su Gobierno no miraría "para otro lado" si las Cortes no actuaban y empujaban la renovación de forma inmediata. La solución se llama real decreto ley.

No hay cambios: para sacar adelante la elección, harán falta dos tercios en primera vuelta y mayoría absoluta y respaldo de cuatro grupos en segunda

El texto al que dará luz verde este viernes el Consejo de Ministras y Ministros "toca lo mínimo posible" la actual norma reguladora de RTVE. Lo que hace es establecer qué ocurre cuando el mandato del consejo ha vencido. O sea, cómo se gobierna la interinidad hasta la toma de posesión de una nueva cúpula elegida vía concurso público.

Así, el real decreto ley insta a las Cortes Generales a ponerse manos a la obra ya y elegir por consenso un consejo de administración temporal. Con las mismas mayorías cualificadas que se introdujeron en la reforma de 2017, subrayaban este jueves fuentes del Gobierno. Esto quiere decir que los seis miembros que ha de nombrar el Congreso y los cuatro que ha de designar el Senado han de ser votados por mayoría de dos tercios en primera ronda y por mayoría absoluta en segunda, siempre que la candidatura hubiera sido propuesta por, al menos, "la mitad de los grupos parlamentarios de la Cámara que corresponda". Dicho de otro modo, si no se alcanzan los dos tercios en la primera vuelta, en la segunda hace falta una mayoría absoluta y el respaldo de cuatro grupos, puesto que tanto en el Congreso como en el Senado hay, en esta legislatura, un total de siete grupos.

Los nueve miembros del consejo de administración de RTVE que este 22 de junio de 2018 cesan y entran en funciones. (rtve.es)
Los nueve miembros del consejo de administración de RTVE que este 22 de junio de 2018 cesan y entran en funciones. (rtve.es)

El PP, como dispone de mayoría absoluta holgada por sí mismo en la Cámara, podría bloquear los nombramientos. Por eso el Ejecutivo introduce en su real decreto ley, según precisan desde La Moncloa a El Confidencial, una cláusula muy relevante: si se constata que el Senado impide la renovación, entonces el Congreso podrá proceder a la elección de los diez consejeros. Con este mecanismo, dicen en La Moncloa, se fuerza al PP a negociar, porque sabe que si se empeña en bloquear el relevo en la cúpula de la renovación, la elección de los diez integrantes recaerá en la Cámara Baja, en la que el PSOE puede armar una mayoría parlamentaria amplia de la que no participen los populares. El cálculo, pues, es que los conservadores se avendrán a negociar ante el miedo de quedarse completamente fuera del consejo.

El decreto de RTVE incluirá un mecanismo para impedir el bloqueo del PP en el Senado

Ya ocurrió hace 12 años

En 2006, cuando José Luis Rodríguez Zapatero alumbró la ley de RTVE que, por primera vez, desgubernamentalizaba la radio y tele públicas —hasta entonces, el director general era elegido por el Ejecutivo—, y convertía el ente en una corporación, también se introdujo un mecanismo que incentivaba la entrada del PP en el consenso. En aquel momento, se decía que los consejeros serían elegidos por mayoría de dos tercios en primera vuelta y, si no se llegaba a ella, el Congreso podía proceder a la elección de todos ellos por mayoría absoluta. El portavoz popular de la época, el hoy imputado y encarcelado Eduardo Zaplana, pactó con el PSOE el nombre del primer presidente de la corporación, Luis Fernández. Al cabo de dos años, dimitió, ante su disconformidad con el Gobierno socialista por eliminar la publicidad de RTVE e imponer una tasa a los operadores privados para financiar la cadena.

El Gobierno quiere que los nombres empiecen a pactarse la semana próxima para que el nuevo consejo, totalmente operativo, esté listo en julio

El real decreto ley se publicará previsiblemente el sábado en el BOE, y entrará en vigor de forma automática. El martes 26 de junio, la Mesa admitirá a trámite el texto para posibilitar su convalidación por el pleno. La intención del Ejecutivo, por tanto, es que ya a partir de la semana próxima se comiencen a pactar los nombres de los diez consejeros. Los candidatos propuestos por los grupos deberán comparecer previamente en audiencia pública en Congreso y Senado —es lo que se denomina en el lenguaje anglosajón un 'hearing', un examen—, para que las Cámaras informen de su idoneidad para el cargo. Elegidos los diez miembros, el Congreso designará, de entre todos ellos, al que desempeñará el puesto de presidente de RTVE, al que tendrá en su mano los poderes ejecutivos.

Con esta maniobra, el Ejecutivo socialista dinamita los planes previstos por José Antonio Sánchez. En su último consejo de administración, el pasado martes, organizó su sucesión: la cúpula en funciones se reuniría el 10 de julio para nombrar un presidente rotatorio y mensual, emulando el sistema que se improvisó en 2011, cuando dimitió el entonces jefe supremo de la casa y sustituto de Luis Fernández, el exministro Alberto Oliart. Previamente, Sánchez había atribuido competencias a sus directivos de RNE, TVE y rtve.es.

El decreto de RTVE incluirá un mecanismo para impedir el bloqueo del PP en el Senado

Al forzar la elección de un consejo interino, el Ejecutivo se garantiza la entrada de un nuevo puente de mando, que tendrá todas las funciones ejecutivas y que, en consecuencia, podrá proceder a destituciones y nombramientos internos. La pieza clave, la joya de la corona, son los Servicios Informativos de Televisión Española, a cuyo frente se encuentra, desde 2014, José Antonio Álvarez Gundín, al que la plantilla culpa del descrédito de la cadena y la "manipulación" y "censura" de sus telediarios. La plantilla ansía recuperar los años de mayor prestigio de la casa, cuando quien pilotaba los informativos era el periodista Fran Llorente, bestia negra para el PP. Entretanto, la redacción seguirá batallando, luchando por una RTVE "independiente" y de calidad. Este 22 de junio, los trabajadores repetirán su protesta vistiendo de luto. Será su #ViernesNegro9.

Oposición clara de PP y Cs, buena disposición de los demás

El Gobierno contaría ya con los apoyos necesarios para aprobar su real decreto ley, si nada se tuerce a última hora. No obstante, en declaraciones públicas impera obviamente la prudencia, a la espera de conocer la letra pequeña del texto. 

Así, el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, confirmó que su grupo habías sido contactado por el PSOE. "Esperamos que haya buena voluntad por parte del Gobierno para terminar con que la televisión pública fuera un aparato de propaganda del PP, pero todavía no hay nada decidido, ningún acuerdo", señaló Iglesias a los periodistas, informa EFE. Su cautela tenía que ver con el contenido final del decreto. 

PNV y PDeCAT manifestaron un sentir público semejante al de Podemos. Los nacionalistas vascos reconocían que aunque no hay una "posición definitiva", sí que es cierto que la situación en RTVE "necesita una solución urgente". "No hay tomada una decisión, pero para nosotros es imprescindible desbloquear la situación de la corporación. Y nos parece impresentable que PP y Cs quieran mantener esta situación", abundaban a este diario desde el PDeCAT. 

La hostilidad hacia la fórmula del Ejecutivo, en cambio, sí se percibía en el PP y Ciudadanos. Para los populares, la aprobación de un decreto ley sería un "desprecio" al Parlamento: "El Gobierno pretende arreglar por la vía del decreto lo que no puede ganar en la Mesa del Congreso y con las mayorías". El texto, a juicio del portavoz popular en la Comisión Mixta de Control, el diputado por Zaragoza Ramón Moreno Bustos, solo pretende arreglar un problema que creó el PSOE al aceptar la vía del concurso público. 

Para Cs, es un "escándalo" que el Ejecutivo promueva "un decretazo contra una ley que ya está aprobada". "No creemos que haya argumentos de ningún tipo para justificarlo más allá del de querer seguir controlando RTVE", manifestó en declaraciones a los medios el número dos de los naranjas, José Manuel Villegas. El dirigente lamentó que después de un bloqueo de meses, se llegara el pasado martes a un pacto y ahora Pedro Sánchez pretenda "volver a pegar un dedazo en TVE". 

 

"Quiere marcarse un Rajoy y Ciudadanos va a estar en contra de eso. Hay un procedimiento aprobado, hay que agilizarlo y evitar el bloqueo", dijo Villegas, criticando al bipartidismo por no creen "en los medios públicos plurales". Si antes, en su opinión, no creía el PP en el concurso, ahora es el PSOE el que lo quiere "dinamitar" a través de un "mecanismo burdo". El dirigente no desaprovechó la ocasión para cargar contra los socialistas por fraguar un texto con el apoyo de "sus cómplices separatistas y populistas", informa EFE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios