NUEVA POLÉMICA EN LA CORPORACIÓN

La plantilla de RTVE exige la caída de su jefe por decir que sale en los papeles de Bárcenas

Sánchez reconoce en el Congreso que él aparecía en los apuntes contables del extesorero del PP por haber cobrado en negro del partido. Palabras que los periodistas juzgan "inadmisibles"

Foto: El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, este 29 de mayo en la comisión mixta de control de la Corporación. (EFE)
El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, este 29 de mayo en la comisión mixta de control de la Corporación. (EFE)

"Destitución inmediata". La redacción de RTVE es lo que exige, que caiga el presidente de la corporación, José Antonio Sánchez, por asegurar en sede parlamentaria que él aparece en los papeles de Bárcenas y por "atacar" a un diputado de Podemos. Unas declaraciones "inadmisibles" que demuestran que no es un directivo "neutral" y que adolece de la "rectitud y responsabilidad exigibles a quien se sitúa al frente de la radiotelevisión pública de todos los españoles". Además de su salida, la plantilla vuelve a demandar que se active lo antes posible la renovación del consejo de administración de RTVE.

Los consejos de informativos de TVE, RNE y rtve.es —los órganos profesionales reconocidos por la ley y que representan a la redacción— no salían de su asombro cuando escucharon a José Antonio Sánchez este martes, durante su comparecencia en la comisión mixta de control de la Corporación.

A una pregunta del diputado de Podemos Miguel Vila, el presidente de la radio y la tele públicas contestó esto: "En cuanto a los papeles de Bárcenas, ya se lo he dicho. Yo no estoy ni en los papeles de Irán, ahí donde se cuelgan en las grúas a los homosexuales o donde se mata a pedradas a las niñas por darse un revolcón con el novio, ni donde se asesina a 150 personas por manifestarse en una calle como en Caracas... No, no, yo en esos papeles no estoy, ¿eh? Que quede constancia. Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre yo nunca estaré".

"Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre yo nunca estaré", dice a la pregunta del diputado Vila


La vinculación de Sánchez con los papeles de Bárcenas no era nueva, porque ya se conocía desde hace años, pero lo que indignó a los periodistas de RTVE fue que lo reconociera con desparpajo en sede parlamentaria y tras una pregunta de un diputado morado. Según los apuntes contables del extesorero del PP —en prisión por la sentencia de la primera época del caso Gürtel—, el hoy presidente de RTVE (y que antes lo fue de Telemadrid, y antes, con José María Aznar en La Moncloa, también de RTVE) aparecía vinculado a dos pagos realizados por el partido en 1994 y 1995, por un valor total de 1.100.000 pesetas, tal y como ya contaba este periódico en 2014, cuando sustituyó a Leopoldo González-Echenique en la Corporación. En 1994, era cronista parlamentario de 'ABC'. En 2014, el directivo reconoció que sí cobró en negro del PP cuando fue examinado por el Congreso.

"Nada que ver con el bloqueo" del PP

La intervención de Sánchez este martes vuelve a poner de manifiesto, para los consejos de informativos, que "no es, ni pretende ser, un presidente neutral", ni tampoco exhibe "rectitud". En 2015 incluso reconoció que era votante del PP y que seguiría apostando por esas siglas. "Con sus afirmaciones y actuaciones, tanto en el fondo como en la forma", el presidente de la radio y la tele públicas "no solo perjudica la imagen y la credibilidad de RTVE, sino también la de todos" los que trabajan en ella. "Por eso exigimos su destitución inmediata, así como la puesta en marcha de un proceso de renovación que culmine con una presidencia plural e independiente". Los órganos profesionales no solo denuncian que Sánchez se jacta de salir en los papeles de Bárcenas, sino también le reprochan que se encare con el diputado de Podemos.

El presidente de RTVE se burla de las protestas de los periodistas que cada viernes se visten de negro: son una "minoría minoritaria", dice

Pero Sánchez no solo reconoció que sale en los papeles de Bárcenas. También se burló de las protestas de los trabajadores y de sus #ViernesNegroRTVE, cuando los periodistas se visten de luto cada viernes para denunciar la existencia de "manipulación" y "censura" en la casa y demandar el relevo en la cúpula. Para el todavía presidente de RTVE, solo una "minoría minoritaria" de los profesionales de la Corporación denuncia tanto la manipulación como el bloqueo. Sánchez respondía así a la diputada de Unidos Podemos Noelia Vera, que le inquirió si "no siente nada cuando ve salir a los trabajadores de negro en la pantalla viernes tras viernes", "si no se le cae la cara de vergüenza" cuando oye las críticas de las asociaciones periodísticas, si "tiene la sangre tan fría".

"Los trabajadores no, una minoría minoritaria. ¿Los seis mil y pico? Qué va, para nada", respondió resuelto Sánchez. El jefe de RTVE añadió que él no tiene nada que ver con la renovación de RTVE, "un misterio tan inescrutable como el de la creación del universo". "Yo qué tengo que ver con el bloqueo del PP, si es que ese bloqueo ha existido [...]. Nadie en España, ni los servicios de inteligencia más sagaces del mundo, puede saber qué ha pasado con esta ley", aseguró. Recordó que su mandato vence el 22 de junio y hasta entonces se pueden poner en marcha los trámites para sustituirlo. "Los milagros existen [...]. Hasta junio podrán echarme o ir yo a por tabaco", dijo el presidente, tras afear a los diputados que no hayan hecho "absolutamente nada" desde que el pasado septiembre se aprobara la reforma de la ley para propiciar su relevo, informa EFE.

El parlamentario socialista José Miguel Camacho le dijo entonces que la ley no se cambió para echarlo, sino para regresar a una "televisión plural". Guillermo Díaz, de Ciudadanos, también condenó la "llamativa instrumentalización" de RTVE a favor de los conservadores. "El PP cree que RTVE es una extensión de Génova". El popular Ramón Moreno, mientras, se escudó en que es la oposición quien ha "dilatado y truncado" el relevo en la casa por sacar adelante un concurso público que es "un bodrio jurídico y sin garantías". Propuesta de concurso que, no obstante, se va a rehacer en esta semana, a fin de que la Mesa del Congreso del próximo 5 de junio la apruebe.

Sánchez también se refirió a las dimisiones que se produjeron en el centro territorial de Valencia por la censura a las palabras de la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, tras los abucheos de unos pensionistas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El jefe de RTVE casi se mofó. "Habrán dimitido por lo que les diese la gana", señaló, para defender la actuación de la casa y subrayar que son los directores de los medios los que deciden qué contenido se emite.

Sánchez no se arrepiente de su herencia. Él deja, dijo, una "RTVE en las más altas cotas de prestigio y credibilidad que jamás ha tenido". "Me voy con mucho orgullo y mucha satisfacción del deber cumplido. Dejo una casa mucho mejor de lo que me la encontré. Me voy con la cabeza bien alta". Se va, sí, pero con mucha polémica detrás. Si el 22 de junio no hay nuevo presidente de la Corporación, será el consejo de administración de la casa el que decida quién ocupa la jefatura de forma interina, según informa EFE. Sánchez podrá ser consejero prorrogado de la cúpula. El consejo puede optar por revalidar su cargo de forma temporal, nombrar un presidente rotatorio o hacer descansar el mando de la casa en otro miembro.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios