Medios de comunicación: El jefe de Informativos de TVE se niega a ir a la UE y la acusa de condenarle de antemano
UN NUEVO CHOQUE

El jefe de Informativos de TVE se niega a ir a la UE y la acusa de 'condenarle' de antemano

Álvarez Gundín remitió este martes a la Eurocámara una dura carta en la que culpa a la comisión de Peticiones de no querer escucharle e insinúa que está prejuzgando que hay "manipulación"

Foto: Mariano Rajoy, con el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez (i), y el jefe de Informativos de TVE, José Antonio Álvarez Gundín.
Mariano Rajoy, con el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez (i), y el jefe de Informativos de TVE, José Antonio Álvarez Gundín.

La cúpula de Televisión Española está molesta con el Parlamento Europeo. Muy molesta. Considera que no ha sido tratada igual que sus trabajadores, que incluso ya está sentenciada "de antemano", sin escuchar su versión de lo que está ocurriendo en la casa, cuando el fuego por las acusaciones de "manipulación" crece y crece y el conflicto ya se ha internacionalizado. Cree que todo forma parte de una "campaña de descrédito para objetivos políticos", justo cuando debe producirse, aunque aún no llega, la renovación del consejo de administración de RTVE.

Ese cabreo se percibe a las claras en la carta que el director de los Servicios Informativos de TVE, José Antonio Álvarez Gundín, remitió el pasado 15 de mayo a los miembros de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, a la que ha tenido acceso El Confidencial. Lo hacía la víspera de que una delegación del consejo de informativos —el órgano facultado por ley para representar a los redactores de la cadena pública— viajara a la Eurocámara para exponer su caso, un resumen oral de las constantes denuncias de "manipulación" y "censura" en TVE que han acumulado en los últimos años. La respuesta a su demanda llegó enseguida: la comisión de Peticiones decidió mandar una misiva al Gobierno de Mariano Rajoy para mostrarle su "preocupación" por lo que ocurre en la tele pública y mantiene la investigación "abierta" hasta que el Ejecutivo responda a las acusaciones.

La Dirección de Informativos cambió de criterio en pocas horas. El lunes 14 de mayo, pidió a la comisión de Peticiones que se escuchara su "versión" de los hechos, pero el martes, pocas horas antes de que una delegación de los trabajadores de TVE —Asun Gómez Bueno, Alejandro Caballero y Gabriel López— diera cuentas de la situación ante la Eurocámara, Álvarez Gundín confirmó que nadie de la jefatura de Informativos acudiría finalmente a la sesión parlamentaria. Se echó atrás. "Creemos que no se nos ha permitido debatir en igualdad de condiciones con aquellos que nos acusan de la falta más grave de la que se puede acusar a un periodista, la de manipular. En consecuencia, estamos a su disposición para acudir a la comisión en las mismas condiciones que la parte acusadora, con el mismo tiempo de exposición y los mismos derechos de réplica".

La cúpula pidió al Parlamento Europeo explicar su versión, pero cuando le otorgó menos tiempo que los peticionarios, se echó atrás y no viajó a Bruselas


Los peticionarios —la comitiva del consejo de informativos— solo disponían de cinco minutos para dar su versión ante los eurodiputados. La comisión de Peticiones, cuando recibió el requerimiento de la cúpula de TVE, consultó a los grupos y a los representantes de los trabajadores. Estos accedieron. Pero el órgano de la Eurocámara estipuló que la jefatura de la cadena tenía que disponer de menos tiempo que los solicitantes —unos dos minutos—, y sin un turno final que cerrara el debate. Por eso Álvarez Gundín no aceptó esas condiciones, porque las consideraba discriminatorias. Pero es que el trámite ante la comisión de Peticiones, recuerdan fuentes de la plantilla, es especial, pues el peticionario reclama el amparo a la Eurocámara para que demande información o meta en vereda a un Gobierno de un Estado miembro. Razón por la que el órgano acordó, tras escuchar al consejo de informativos, dirigirse al Ejecutivo de Rajoy, con el fin de que este dé las explicaciones oportunas, y no lo haga en cambio RTVE.

Que no se use como "arma" de disputa política

Álvarez Gundín sostiene en su escrito, redactado en inglés [aquí en PDF], que la acusación es "seria" y afecta a la "credibilidad" de la corporación. Precisamente por ese motivo, reclama que antes de que se vote el dictamen de la comisión se examine toda la documentación, no solo del consejo de informativos sino también la proporcionada por la corporación. Es más, carga contra el órgano del Parlamento Europeo porque no ha pedido ningún tipo de informes a TVE para comprobar "la veracidad" de la queja. "Podríamos concluir incluso que la decisión sobre la petición [de los trabajadores] ya ha sido tomada de antemano". El jefe de Informativos insinúa así que la Eurocámara acabará 'condenando' a la casa antes de haber escuchado la versión de la cúpula. Ese mensaje de enfado, en cambio, no aflora en absoluto en el comunicado oficial que la corporación publicó en su web.

TVE entrega a la comisión mil folios de informes que refutarían las acusaciones del consejo, además de la relación de premios e índices de audiencias

"Los peticionarios están tratando de cuestionar más de 25.000 horas de información objetiva, así que remitimos a la comisión más de 1.000 folios de documentación que apoyan nuestra gestión y nuestra independencia editorial y que refutan las acusaciones", señala Álvarez Gundín. Entre esos documentos, indica que hay informes "favorables" de "órganos oficiales independientes" como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y la Junta Electoral Central. También se adjuntará la lista de premios recibidos, como los de la Academia de Televisión y la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España, o el galardón al mejor informativo de 2017 que otorgó la ATV al 'Telediario 1'. El directivo también se escuda en la mejora de los índices de audiencia de los noticiarios en los últimos 18 meses.

[Vea aquí la sesión de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo del 16/05/2018, a partir de 2h 22 min 50 seg]

"En nuestra opinión, las acusaciones son parte de una campaña de descrédito para objetivos políticos", se queja Álvarez Gundín, que destaca cómo esa supuesta "campaña" llega cuando se tiene que proceder a la renovación del presidente y del consejo de administración de RTVE. Relevo paralizado en las Cortes todavía, puesto que los servicios jurídicos de Congreso y Senado aún no han elevado a las respectivas Mesas sus informes sobre la legalidad de la propuesta de concurso público que elaboró la oposición, y de la que duda el PP. Los populares podrán hacer valer su mayoría absoluta en la Cámara Alta para bloquear todo el proceso.

Álvarez Gundín lanza una última exigencia a la Eurocámara, arrogándose la representación de la plantilla: "Los profesionales de TVE querríamos pedirles que no usen este asunto como un arma de confrontación política. Defendemos una televisión pública para todos, basada en la libertad, la pluralidad, la independencia y la defensa de los valores constitucionales".

"Sorprendidos" por el "tono"

El consejo de informativos, contactado por este diario a raíz de la carta del directivo de TVE, se mostró "sorprendido" por el "tono" empleado y por "cómo se refiere a un órgano institucional" de la corporación, pues este es "elegido por todos los profesionales de la información de la casa". "El mayor descrédito para RTVE es la manipulación, porque lo que queremos es que RTVE sea una radio televisión pública plural, independiente, imparcial y al servicio de los ciudadanos. Por tanto, la forma de recuperar el crédito perdido es ofreciendo una información de calidad".

Los representantes de los redactores lamentan que la cúpula de los Servicios Informativos reculara y decidiera no ofrecer su versión en la Eurocámara. Pero recuerdan que no hay ninguna decisión adoptada "de antemano", puesto que la exposición del miércoles fue solo la "puesta en escena" ante los eurodiputados de un trabajo que se lleva realizando meses —la denuncia se presentó a finales de 2017 y se admitió a trámite en febrero—, y en el que se ha aportado "toda la documentación" elaborada por el consejo y que probaría la "manipulación" en los programas informativos de la cadena.

Los trabajadores subrayan que no hay ninguna decisión tomada "de antemano" y que el mayor "descrédito es la manipulación" existente en TVE

Por último, los portavoces de la redacción se felicitan del paso dado por la comisión de Peticiones, que preside la sueca Cecilia Wikström, quien anunció que se remitiría una carta al Gobierno de Rajoy para expresarle su "preocupación" y pedirle que dé cuentas de lo que ocurre en TVE. Los trabajadores, durante la sesión del miércoles, expusieron casos concretos de coberturas con las que no estaban de acuerdo, como el tratamiento de la corrupción del PP —no se ofreció por La 1 la comparecencia de Rajoy como testigo por el caso Gürtel en la Audiencia Nacional, cosa que sí hicieron el resto de cadenas—, las movilizaciones feministas del 8-M —en las que se dio voz en un 75% del tiempo de los telediarios al Gobierno y al PP, y un 25% al resto de grupos—, o la "censura" de los audios del exministro Jorge Fernández Díaz en los que se escuchaba cómo estaría buscando pruebas para incriminar a dirigentes independentistas catalanes.

La renovación, aún bloqueada

La eurodiputada del PP Rosa Estarás dijo haber recibido y oído a las dos partes y esgrimió que RTVE es la tele "sometida a más controles", por lo que sentía "pena" de que el resto de formaciones hubieran convertido la sesión en un "circo político". Los representantes de PSOE, IU, ERC, BNG o Podemos, en cambio, denunciaron la "manipulación", la "censura" y la falta de pluralidad e independencia de la cadena pública. Javier Nart (Ciudadanos) y la eurodiputada independiente Beatriz Becerra se quejaron por su parte de la escasa pluralidad de TV3, que también ha sido fuente de queja ante la misma comisión de Peticiones, informa EFE.

Antes de la sesión, Gómez Bueno, Caballero y López se reunieron con todos los grupos españoles en Bruselas, pero el PP rehusó la invitación porque Estarás, vicepresidenta también de la comisión de Peticiones, ya había despachado con los miembros del consejo dos semanas atrás y había escuchado "todas sus explicaciones", por lo que esta segunda cita en la capital belga era "redundante", ya que era de "cortesía". Los portavoces de la redacción así lo confirman también.

La Eurocámara reclama al Gobierno explicaciones y mantiene la investigación "abierta". Mientras, se esperan los informes jurídicos sobre el concurso

En Madrid, mientras, la renovación de RTVE sigue paralizada. El miércoles hubo reunión de la Mesa del Senado, y el jueves, de la del Congreso, pero a ninguna de ellas llegó el informe de los letrados. Esta misma semana, asociaciones profesionales de periodistas como la FAPE y la Asociación de la Prensa de Madrid exigían a los servicios jurídicos que presentaran "con la mayor celeridad" sus dictámenes para acabar cuanto antes con la interinidad en la corporación, ya que la reforma de la ley entró en vigor el 1 de octubre de 2017, y desde entonces no se ha resuelto el atasco.

El jefe de Informativos de TVE se niega a ir a la UE y la acusa de 'condenarle' de antemano

La propuesta de concurso público para el relevo en la cúpula de RTVE la acordó la oposición a finales de marzo, y solo fue estudiada por las Mesas conjuntas de Congreso y Senado el 26 de abril. Desde entonces, no ha habido ningún avance, porque los informes de legalidad que reclamaba el PP aún no están listos. Buena parte de la oposición ya se teme que los cambios en el ente no llegarán hasta pasado el verano, cuando la nueva temporada ya esté en marcha. Pero los trabajadores no se resignan y continúan con las protestas, cada vez más masivas. Hoy toca para ellos otro #ViernesNegroRTVE. El cuarto ya.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios