barreiro, del clan gallego, y arenas siguen la operación

Montoro 'afina' en el Senado enmiendas sociales a sus Presupuestos con cargo al PNV

Sáenz de Santamaría, Fátima Báñez y Álvaro Nadal prepararon en la Cámara alta la respuesta de la mayoría del Grupo Popular a la ruptura de los compromisos con el PNV

Foto: Cristobal Montoro. (Reuters)
Cristobal Montoro. (Reuters)

Cristóbal Montoro no deja sus últimos Presupuestos Generales del Estado solos aunque haya salido del ministerio de Hacienda. La peculiar manera de Pedro Sánchez de llegar al poder, sin elecciones ni mayoría parlamentaria que le avale, ha hecho que el ya exministro trabaje en el Senado con todo su equipo para 'mejorar' el proyecto aprobado en el Congreso una vez liberado de los compromisos con el PNV.

La mayoría absoluta del PP en la Cámara alta permitirá al Grupo Popular aprobar una serie de enmiendas al texto que luego volverán a la Cámara baja y obligarán a los socios del nuevo Ejecutivo a 'retratarse': elegir entre el texto que rechazaron en mayo o el nuevo que se votará en el Senado, ambos de Montoro.

A la primera reunión para preparar las enmiendas concurrió la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, junto con el titular de Hacienda saliente y el ex secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal. Según ha sabido El Confidencial, durante toda la semana se han sucedido en el Senado las sesiones de trabajo a las que asistieron la exministra de Empleo, Fátima Báñez, junto con el portavoz del Grupo Popular en la Cámara y destacado miembro del clan gallego del PP, José Manuel Barreiro, y el secretario general del mismo, Javier Arenas.

El Grupo Popular presentará el lunes un paquete de enmiendas parciales al proyecto que afectarán a varias secciones, pero sin descuadrar las cuentas

Montoro y Nadal aportaron su obvio y exhaustivo conocimiento del proyecto de Presupuestos, también de las cesiones y partidas obtenidas por el PNV a última hora. Sáenz de Santamaría llevó las negociaciones más políticas con los nacionalistas vascos, mientras que la presencia de Báñez apunta al estudio de cambios en las partidas de Seguridad Social, pensiones y empleo.

El Grupo Popular presentará el próximo lunes un paquete de enmiendas parciales al proyecto que afectarán a varias secciones, pero sin descuadrar las cuentas. Según fuentes del PP, habrá cambios en los capítulos más 'sociales' y también redistribución en inversiones.

Las "mejoras" anunciadas por Barreiro el pasado lunes no irán en detrimento del grueso de los 540 millones arrancados en su día por el PNV a cambio de apoyar el proyecto y la estabilidad del gabinete de Mariano Rajoy, pero sí se han planteado cambios en el desarrollo de algunas infraestructuras. El ejemplo más citado es el de las partidas que corresponden a Adif (ferrocarriles) con destino a la Y vasca (300 millones) se pueden 'retocar' para que vayan a otras provincias. También está el caso de los 1,5 millones adjudicados para arreglar la barandilla de la playa de La Concha en San Sebastián.

El Grupo Popular se guarda para el mismo lunes el contenido final de sus enmiendas destinadas a poner en apuros al nuevo Gobierno y a sus relaciones con Podemos, los independentistas catalanes, los nacionalistas vascos y Bildu, formaciones políticas que apoyaron a Sánchez en la moción de censura.

Se da la paradoja de que todos los aliados de Sánchez, menos el PNV, defenderán en el Senado sus respectivos vetos al proyecto de Presupuestos frente a la mayoría absoluta del PP que se encargará de rechazarlos. Luego el Grupo Popular incorporará sus propias enmiendas en el pleno de la semana que empieza el 19 de este mes. El pleno del Congreso tendrá que decidir a la semana siguiente sobre los cambios introducidos, 'mejoras' que obligarán a Sánchez a recurrir a todos sus socios en la Cámara, de Podemos a los nacionalistas vascos, si quiere descartarlas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios