COMPARECENCIA CON FERNÁNDEZ VARA EN MÉRIDA

Sánchez : Quim Torra es "el Le Pen de la política española" y tendrá al PSOE "enfrente"

El secretario general emplea toda contundencia con el nuevo 'president', reafirma su pacto con Rajoy y rebaja el tono con Rivera, al que alaba su actitud más "responsable" tras su despacho en La Moncloa

Foto: Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara, este 18 de mayo en Mérida, antes de su reunión en la Presidencia de la Junta. (EFE)
Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara, este 18 de mayo en Mérida, antes de su reunión en la Presidencia de la Junta. (EFE)

Implacable. Toda la dureza, toda, contra Quim Torra. El nuevo 'president' de la Generalitat es, a ojos de Pedro Sánchez, igual que Marine Le Pen. Un dirigente "xenófobo", racista, "reaccionario". Y por eso tendrá al PSOE "enfrente" siempre. Sin ningún tipo de condescendencia. Nada de mano tendida con el Govern y sí aproximación tanto con Mariano Rajoy como con Albert Rivera, pese a las fisuras demostradas por el bloque constitucionalista en estos últimos días.

El líder socialista ha ido subiendo peldaños en sus ataques contra Torra, a medida que la indignación engordaba y la tensión del nuevo 'president' con el Estado se acrecentaba. Por eso quiere dejar claro que su partido nada tiene que ver con los independentistas y no tolerará que se salte ninguna raya. Ninguna. Amén de que quiere reforzar su perfil de hombre de Estado y de defensa sin ambages y sin "complejos" de la Constitución. Este viernes Sánchez se afanó en demostrar esa contundencia desde Mérida, tras una reunión con el presidente extremeño, el socialista Guillermo Fernández Vara.

El secretario general subrayó durante su comparecencia ante los medios que la "argamasa" de la España constitucional, y la que siempre han reivindicado los socialistas, es la "solidaridad entre españoles y entre territorios", y eso es lo que "impugna y cuestiona el secesionismo". En "estos años de crisis" se ha escuchado a diversos analistas, apuntó, que en España, a diferencia de lo que ocurría en otros países europeos, la "xenofobia y el racismo" no habían logrado recoger ese "malestar" ciudadano, y no se había "materializado" en una representación política. "Ya la tenemos en la persona del señor Quim Torra. No es ni más ni menos que el Le Pen de la política española. Y debe saber que la izquierda de gobierno del PSOE va a estar enfrente de sus postulados y de su política", dijo de corrido.

"Lo que defiende la socialdemocracia es la igualdad de derechos y libertades —continuó—, y el PSOE quiere trasladar a la sociedad catalana que va a defender y garantizar sus derechos y libertades cuando sean mínimamente cuestionados por un presidente que representa todo lo contrario a los valores constitucionales y europeos". Valores que "tienen que ver con la solidaridad, el respeto a la ley y la integración y no la exclusión en función de caracteres etnicistas", valores que impregnan sociedades que "aceptan y asimilan la diversidad de identidades".

Torra no es ni más ni menos que el Le Pen de la política española. Y debe saber que el PSOE va a estar enfrente de su política


Sánchez mantuvo, en línea con lo que él mismo afirmaba en los últimos días y lo que apreciaban desde la delegación del PSOE en Bruselas, que los tuits y declaraciones del pasado de Torra han "escandalizado" a la opinión pública europea, la han "convulsionado" porque ha podido apreciar que la "xenofobia ha tomado las riendas del movimiento independentista en Cataluña". Por ese motivo, sigue pensando que el Estado de derecho, "liderado por el Gobierno de España" debe emplearse a fondo para explicar en el exterior, en la Unión Europea, "cuál es el alcance" de las palabras "racistas, xenófobas, excluyentes y anticonstitucionales" del nuevo 'president'. Y, por si no había quedado suficientemente claro, reiteró que Torra representa "al Le Pen español" y que debe ser consciente de que PSOE y PSC estarán "enfrente de su acción de gobierno".

El conflicto durará "años"

Sánchez confiere mucha importancia a la acción exterior, pero también a la "unidad en la respuesta" de los constitucionalistas. Entiende que es capital y que hay que hacer un "ejercicio de pedagogía", incluso con aquella ciudadanía que siente "hartazgo" de la cuestión catalana y que ha desconectado. Hay que decirle que ese "auge de los movimientos reaccionarios, populistas y xenófobos" también ha tomado cuerpo en España, en un "movimiento reaccionario" como lo es, a su juicio, el secesionismo catalán. Y la sociedad debe comprender también que el combate contra él y la resolución del conflicto territorial durará "años", lo que exigirá "tiempo, esfuerzo y mucha dedicación de los partidos".

El líder subraya que no cabe la "actitud ventajista" en la crisis territorial, por lo que agradece que Rivera abandone su comportamiento "atolondrado"

Tanto, añadió, que no va a ser un asunto que centre la "acción de un solo Gobierno". Hoy está en La Moncloa Mariano Rajoy, y mañana "quien decidan los españoles", y por ello se va a necesitar el "pacto entre distintas formaciones políticas". "La conclusión es que no hay que tener una actitud ventajista ante la crisis territorial en Cataluña. No se puede ni se debe cuestionar la unidad de acción". Antes bien, hay que "abrirla" a más fuerzas, razón por la que el secretario general aplaude la reunión que mantendrán próximamente el presidente y el líder de Podemos, Pablo Iglesias —y que Sánchez demandó—. Así, pidió a los morados que reflexionen sobre su apoyo al derecho de autodeterminación, que el PSOE sigue considerando "un error", y reclamó a Ciudadanos que abandone toda tentación de hacer electoralismo con Cataluña. Pero agradeció, en un claro gesto de distensión, que Albert Rivera dejara, tras su despacho con Rajoy, su "actitud atolondrada" y optara por una "más sosegada y responsable".

Sánchez : Quim Torra es "el Le Pen de la política española" y tendrá al PSOE "enfrente"

Sánchez también reivindicó lo hecho por su partido. El PSOE "lidera desde hace muchos años" la "respuesta política" al desafío separatista en Cataluña, plasmadas en sus documentos de Granada (2013) y Barcelona (2017) y su apuesta por la "actualización del marco constitucional. Recordó que su partido fue quien impulsó la comisión territorial abierta en el Congreso desde principios de año como un "espacio para el diálogo" al que quiere que se sumen todas las fuerzas. En ese discurso de mano tendida, volvió a invitar a Unidos Podemos y a Ciudadanos a incorporarse al órgano (los naranjas lo abandonaron en marzo). Reiteró que los socialistas pedirán que comparezca en él Quim Torra para que explique su visión de "la España autonómica".

Respuesta "firme y pactada"

El secretario general retomó asimismo las dos propuestas lanzadas esta semana, y por las que ya está en contacto con el Gobierno. Una, para "europeizar" el delito de rebelión, para homologarlo a la tipificación de otros países de la UE y adaptarlo a lo sucedido en Cataluña, cuando responsables políticos se valen de su posición para "subvertir" el orden constitucional. El objetivo es la mejor "defensa" de la Constitución. La otra propuesta es la de reglar el "ritual" de las tomas de posesión de los cargos públicos, porque las formas son "igualmente" importantes, y porque no es aceptable que Torra asumiera su posición sin mentar ni a la Carta Magna ni al Rey.

Sánchez recupera sus dos iniciativas de esta semana: "Europeizar" el delito de rebelión y reglar el "ritual" de las tomas de posesión de los cargos

Como hiciera el martes tras su encuentro con Rajoy, Sánchez incidió en que toda quiebra de la legalidad por parte del nuevo 'president' será respondida por el Estado de forma "firme, serena, proporcional y pactada", y en que se mantendrá la supervisión de las cuentas de la Generalitat para que ni un euro vaya destinado al 'procés' o a la construcción de estructuras paralelas.

Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara, durante su reunión en Mérida, en la presidencia de la Junta de Extremadura, este 18 de mayo. (Borja Puig | PSOE)
Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara, durante su reunión en Mérida, en la presidencia de la Junta de Extremadura, este 18 de mayo. (Borja Puig | PSOE)

A su lado, Fernández Vara recordaba cómo el modelo constitucional de 1978 ha sido construido "entre todos", por lo que hoy se requiere "más unidad que nunca". El presidente extremeño agradeció así los esfuerzos de consenso entre el presidente y el jefe del Ejecutivo, ahora que hace falta que se "fortalezca" el Estado. "El Estado son personas, y hay ciudadanos que aspiran a vivir en un país donde la igualdad y la Justicia sean elementos básicos de la convivencia".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios