ETA (banda terrorista): Los gobiernos vasco y navarro plantan a ETA y rechazan la escenificación de su final
urkullu y barkos comparecerán juntos tras la cumbre de cambo

Los gobiernos vasco y navarro plantan a ETA y rechazan la escenificación de su final

Ambos ejecutivos, críticos con el comunicado definitivo de la banda terrorista, no acudirán este viernes a la cumbre de Cambo y protagonizarán un inédito y solemne acto conjunto en Navarra

Foto: El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta de Navarra, Uxue Barkos. (EFE)
El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta de Navarra, Uxue Barkos. (EFE)

La puesta en escena de ETA para certificar su anunciada disolución, que ha llegado por capítulos en los últimos días, culminará este viernes con una cumbre internacional en la localidad francesa de Cambo-les-Bains que no contará con el aval de los gobiernos vasco y navarro. Ni el lendakari Iñigo Urkullu, ni la presidenta Uxue Barkos ni ningún miembro de sus ejecutivos respaldarán con su presencia la cita que va a escenificar el final de trayecto de la banda terrorista tras cerca de seis décadas de sanguinaria trayectoria con más de 850 muertos.

Su respuesta al comunicado final de ETA de este jueves en el que anuncia su “disolución” y “el desmantelamiento del conjunto de sus estructuras” llegará con una comparecencia conjunta de Urkullu y Barkos, en la que se dará lectura a una declaración institucional compartida. Ambos ejecutivos han optado por un acto inédito dotado de gran simbolismo, con ambos presidentes juntos en la fotografía que cierra un libro repleto de sangre, acoso y sufrimiento, de acuerdo al carácter “histórico” de la decisión adoptada por la banda terrorista que, como ha dejado de manifiesto, ya no va a ser un agente que exprese "posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores”.

Urkullu y Barkos comparecerán este viernes a las 16:30 una vez concluida la cumbre de Cambo y, por lo tanto, el final de ETA esté ya consumado

Todo está planificado al detalle. Ambos mandatarios comparecerán por la tarde, a las 16:30, una vez haya concluido la cumbre de Cambo y, por lo tanto, el final de ETA esté ya consumado. El lugar escogido para este inédito y solemne acto ha sido el Palacio del Señorío de Bertiz, en Navarra.

Conocidas las intenciones de ETA de anunciar su final, los gobiernos vasco y navarro han trabajado en los últimos días para abordar la posibilidad de ofrecer una respuesta compartida al definitivo pronunciamiento de la banda terrorista. La pretensión desde el principio era una comparecencia conjunta para evidenciar plena sintonía ante el adiós de la banda terrorista, si bien esta posibilidad estaba condicionada por el “alcance y el contenido” de la declaración de ETA, y por la terminología que empleara. No existían garantías de que el comunicado evidenciase una decisión “unilateral, efectiva y definitiva”, y ahora las dudas se han disipado con la anunciada “disolución”.

Los gobiernos vasco y navarro plantan a ETA y rechazan la escenificación de su final

Es lo poco (más bien lo único) ‘positivo’ que ambos ejecutivos ven en el último comunicado de ETA, que no pide perdón a las víctimas y no hace ninguna autocrítica a su actividad en el pasado, como tampoco muestra su disposición a colaborar con la Justicia para esclarecer los cerca de 400 asesinatos que permanecen sin resolver. Urkullu había exigido a la banda terrorista que pidiese perdón a todas las víctimas en su adiós, y más tras el perdón selectivo que dio ETA en su comunicado del 20 de abril previo a su epitafio, pero esta exigencia ha caído en saco roto.

Urkullu dedica a las víctimas su "primer recuerdo" y celebra que "es un día importante para el futuro" porque "ETA deja de perturbarnos para siempre"

El lendakari ha querido dedicar su "primer recuerdo" a las víctimas del terrorismo, que "nunca debieron producirse". Lo ha hecho a última hora de este jueves durante su intervención en un acto organizado por la Federación Vasca de Deporte Adaptado en el Palacio Euskalduna de Bilbao. Urkullu no tenía previsto valorar este jueves el comunicado de ETA, a la espera de ofrecer este viernes una respuesta institucional "pausada y sosegada", si bien el desarrollo de los acontecimientos y la cascada de reacciones han forzado al presidente vasco a pronunciarse. En todo caso, en su primera valoración, no ha querido ir más allá de poner de relieve que "hoy es un día importante de cara al futuro" porque "ETA ha dejado de perturbarnos para siempre", mostrar su reconocimiento a las víctimas y apelar a construir "una convivencia con memoria asentada en el compromiso ético, la dignidad humana y los derechos de todas las personas". Sin embargo, fuentes del Ejecutivo de Vitoria no ocultan su "decepción" por el último pronunciamiento de ETA, que no responde a lo que la sociedad vasca había exigido a la banda terrorista para su defunción.

El Gobierno de Navarra sí ha querido que su primera valoración pública esté cargada de contundencia. A través de un comunicado, el Ejecutivo de Barkos ha sido muy duro con las últimas palabras de ETA. La banda terrorista, según denuncia, ha “perdido la oportunidad de cerrar su actividad terrorista con una posición en la que reconociera de forma clara y rotunda la injusticia del dolor provocado”, así como la ocasión de “proyectar una mirada crítica hacia su actuación en estas décadas y dar con ello una respuesta a todas las víctimas sin distinciones”. A este respecto, pone énfasis en que “las víctimas son las grandes ausentes” en el último comunicado de ETA. E igualmente reprocha a la banda terrorista que haya perdido la oportunidad de “hacer una autocrítica real y profunda” al “seguir tratando de justificar su existencia y su acción cuando ETA nunca debió existir y nunca nadie debió creer que una idea o proyecto podía defenderse acudiendo a la violencia”.

El Ejecutivo de Barkos es muy duro con el adiós de ETA: "No reconoce la injusticia del dolor causado y sigue tratando de justificar su existencia y acción"

La carta de despedida de ETA ha suscitado la denuncia generalizada por lo que no dice y por su justificación de lo que hizo, si bien no se esperan reproches a la banda terrorista en la declaración que suscribirán hoy los asistentes a la cumbre internacional de Cambo. Parte de las personalidades internacionales que participaron en 2011 en la Conferencia de Aiete para avalar el fin de la actividad armada de ETA acudirán este viernes a la localidad francesa para certificar la disolución de la banda terrorista. No obstante, causará baja el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, que lideró la delegación internacional presente en San Sebastián, al igual que la ex primera ministra noruega Gro Harlem Bruntdland. Repetirán seis años y medio después el ex primer ministro irlandés Bertie Ahern, el histórico líder del Sinn Fein Gerry Adams o Jonathan Powell, quien fuera jefe del gabinete del ex primer ministro británico Tony Blair. A ellos se sumará como principal novedad en relación a Aiete el tres veces candidato a la presidencia de México Cuahtémoc Cárdenas y el exdirector general del Fondo Monetario Internacional Michel Camdessus.

Los gobiernos vasco y navarro plantan a ETA y rechazan la escenificación de su final

Los organizadores del encuentro, el Grupo Internacional de Contacto (GIC), liderado por el abogado sudafricano Brian Currin —impulsor de la Conferencia de Aiete—, y los organismos Foro Social Permanente y Bake Bidea, achacan esta pérdida de presencia internacional a que la trascendencia de la cita de ahora es menor, ya que lo que estaba en juego en 2011 era el llegar al fin a la actividad armada de ETA después de décadas de sangre derramada.

El Gobierno vasco no comparte el "enfoque político y ético" de la cumbre de Cambo, que va a pasar por alto la condena a la actuación de la banda terrorista

Son diversos los factores a los que alude el Gobierno vasco para no avalar la última puesta en escena de ETA. El principal, que no comparte el “enfoque político y ético” de un acto que va a pasar por alto la condena a la actuación de la banda terrorista. “Si supiéramos que ese acto va a ser para decir que lo que han sufrido todas las víctimas ha sido injusto o para realizar una lectura crítica de las vulneraciones de derechos humanos realizadas en el pasado, compartiríamos el enfoque ético-político”, subraya el secretario de Paz y Convivencia, Jonan Fernández. Pero no es la única razón. La falta de información, que el acto no haya sido consensuado o los recelos sobre su contenido han motivado la ausencia del Ejecutivo de Urkullu.

La cumbre para poner el broche al proceso de disolución de ETA perderá apoyos en relación al encuentro de Aiete. El PSE y CCOO han decidido en esta ocasión ausentarse del acto ante las dudas de que pueda ser utilizado para contribuir a “maquillar la historia” de ETA o “blanquear su final”. Tampoco habrá representación de las principales instituciones del País Vasco. Los organizadores del encuentro pretendían contar con el respaldo internacional y de las instituciones vasca y navarra, y de antemano han fracasado en este objetivo al recibir el rechazo de Urkullu y Barkos a avalar con su presencia este final de ETA. Sí respaldará este cierre, por contra, el PNV, que acudirá con una delegación al más alto nivel encabezada por su presidente, Andoni Ortuzar. También estarán presentes representantes de Podemos en el País Vasco y Navarra, mientras que Arnaldo Otegi liderará la amplia delegación de la izquierda ‘abertzale’. También estarán los sindicatos nacionalistas ELA y LAB, y la central UGT.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios