"Lo de Nagore fue homicidio por un jurado popular. Creí que esta chica tendría justicia"
  1. España
Asun Casasola, MADRE DE Nagore Laffage

"Lo de Nagore fue homicidio por un jurado popular. Creí que esta chica tendría justicia"

La madre de la chica a la que mataron en los Sanfermines de 2008 reconoce sentirse defraudada con la Justicia. Insiste en que en el momento en que te resistes, "te matan"

placeholder Foto: Miles de personas se concentran en la Plaza Consistorial de Pamplona para demostrar su desacuerdo con la sentencia de La Manada. (EFE)
Miles de personas se concentran en la Plaza Consistorial de Pamplona para demostrar su desacuerdo con la sentencia de La Manada. (EFE)

La polémica sentencia de La Manada ha inundado las calles de indignación en un sentimiento colectivo que no parece entender de estratos sociales ni ideologías y que ha evidenciado la ruptura entre la sociedad y los jueces. La afirmación de los magistrados sobre que no hubo violación, pese a que la sentencia describiera detalladamente lo que a todas luces fue una agresión sexual, hace imposible no recordar el terrible de caso de Nagore Laffage, la joven estudiante de Enfermería a la que mataron en los Sanfermines de 2008. El asesino, José Diego Yllanes, entonces de 27 años y psiquiatra en el mismo hospital, fue condenado a 12 años y medio de prisión por un delito de homicidio con agravante de superioridad sobre la víctima, a la que asestó 36 golpes. El jurado popular, sin embargo, descartó el asesinato alegando que no aprovechó la indefensión de la joven de 20 años. La madre de Nagore, Asun Casasola, aún se revuelve recordándolo en una conversación con este diario.

"Yo no quería un jurado popular. Estaba tranquila porque me dije a mí misma: ahí están las pruebas. Entonces, con el fallo, me decepcioné mucho. No es normal que en este país un jurado popular tenga tanta responsabilidad como para decidir si se trata de un asesinato o no", explica. Ahora lo ve todavía más claro. "Cuando supe que tres magistrados se ocuparían del caso [de La Manada], me alegré. Pensé: esta chica va a tener justicia". Por eso, cuando el pasado jueves conoció el fallo en Pamplona, Asun no pudo sentirse más defraudada. "Si tres jueces no consiguen ponerse de acuerdo y tienen criterios distintos, cómo puede tomar una decisión tan importante un jurado popular. No me entra en la cabeza", repite una y otra vez.

La madre de Nagore: "Sabía que le darían el tercer grado, pero no antes de que cumpla el plazo de condena"

La decepción, sin embargo, fue completa cuando supo que la palabra 'violación' no aparecía en el dictamen final del caso de La Manada pese a estar en manos de tres magistrados. "Estaba segura de que a esos chicos les castigarían por cometer una violación. ¿Eso se llama abuso sexual? Yo entiendo que un abuso se comete en otros contextos. Puede ser que en una fiesta, y siempre que no haya penetración", asegura a este diario. "En un espacio minúsculo. Cinco hombres y una niña. Por favor", se interrumpe.

Foto: Cartel en Pamplona con los rostros de los cinco integrantes de La Manada junto al lema "No queremos violadores en las calles". (EC)

Asun Casasola lleva 10 años escuchando a miles de ciudadanos, de políticos, decir "lo siento". Intentan empatizar, tratan de consolarla. Pero el consuelo real nunca llegará. Y asegura que estas sentencias hacen volar por los aires cualquier esperanza. "Lo que han hecho no está bien y ellos lo saben [los jueces]. Hay muchas pruebas", asegura mientras reprocha la férrea defensa de muchas asociaciones de jueces hacia el magistrado Ricardo González, que emitió un voto particular a favor de la absolución de La Manada. "Me pregunto qué habría pasado si no hubiera un vídeo. Porque muchas violaciones se cometen y no hay una prueba tan clara como un vídeo. No puedo entender que, viendo las mismas imágenes, tres jueces no estén de acuerdo. Estoy tan decepcionada con la Justicia...", afirma.

La madre de Nagore Laffage no puede asumir que no se considere violación porque no hubo resistencia. Su hija se resistió y murió. "Si hay enfrentamiento, te matan", afirma. Asun tiene claro lo que ocurrió aquella noche en los Sanfermines de 2008. "A Nagore la mataron porque le conocía [al agresor]. Cuando es un desconocido, piensas que te va a matar, y lo más normal es dejarte, para que no te mate. Si es un conocido, te enfrentas. Le plantas cara porque dices, este tío es idiota, no me va a matar. E intentas frenarlo. Y es cuando te resistes y te matan", zanja. Asun sabe bien de lo que habla. "Yo misma me dejaría con tal de que no me mataran. Esta chica, cuando vio a cinco hombres contra ella, cerró los ojos y pensó que pasara cuanto antes. Me da igual lo que diga el mundo entero. Claro que entró en estado de 'shock'. Cuando pasan estas cosas, se te va la cabeza".

placeholder La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos (3i-segunda fila), y Asun Casasola (4d), en 2016.
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos (3i-segunda fila), y Asun Casasola (4d), en 2016.

Igual que las asociaciones de víctimas, como publicó este diario, la madre de Nagore insiste en que falta perspectiva de género entre los operadores jurídicos. "Ese juez no empatiza. Los hombres no piensan como las mujeres y no están preparados para tratar la violencia de género", reflexiona Asun para este diario, a la par que considera muy difícil el que los magistrados sean capaces de ponerse en el lugar de una chica de 18 años. "No entienden que nosotras llegamos a temer por nuestra vida", insiste.

Homenaje en Pamplona a Nagore Laffage, asesinada en Sanfermines hace nueve años

Y la falta de empatía y de perspectiva de género va más allá. La madre de Nagore considera que una vez más se juzga a las víctimas. "A mí, en el juicio me llegaron a preguntar si mi hija era ligona. Se cuestionó por qué subió esa noche con él a su casa", recuerda. Asun, como las asociaciones de víctimas, reprocha que el principal cuestionamiento pase por lo que hagan las víctimas. "¿Por qué una chica no puede salir o hacer lo que quiera? ¿Por qué esta chica no podía querer darse un beso con un chico y luego, cuando vio que estaban cinco esperándola, no quiso nada más?", reprocha.

Foto: Protesta a las puertas del Palacio de Justicia de Pamplona por la sentencia contra La manada. (EFE)

El mayor riesgo del fallo, y esto es muy serio, alerta Asun, es que provoque que menos chicas se atrevan a denunciar. "A ver quién lo hace a partir de ahora. Yo, después de una sentencia así, me plantearía no hacerlo. Esas chicas tienen que salir de un bache muy difícil. ¿Cómo vas a hacerlo si todo el mundo te está juzgando?". La defensa de los miembros de La Manada llegó a aportar como prueba informes elaborados por detectives que investigaron la vida de la víctima, sus salidas y si se iba de vacaciones o no meses después de los hechos. "Yo me enfrenté al jurado. Pregunté si a quien estaban juzgando era a mi hija". Asun tiene claro que Nagore se enfrentó y acabó muerta y, tras el fallo de La Manada, se sigue preguntando cada día por qué no aparece la palabra 'violación'.

Jueces Navarra Rafael Catalá
El redactor recomienda