juicio por la presunta violación en sanfermines

Los policías que atendieron a la víctima de 'La manada': estaba en 'shock' y no fingía

Los cuatro agentes que auxiliaron en primer lugar a la joven mantienen que no simulaba, y los policías forales que participaron en la identificación de los acusados ratifican el contenido de los informes

Foto: El furgón que traslada a los cinco acusados accede este miércoles a dependencias judiciales. (EFE)
El furgón que traslada a los cinco acusados accede este miércoles a dependencias judiciales. (EFE)

Los cuatro policías municipales que atendieron en primer lugar a la joven que sufrió la presunta violación grupal durante los Sanfermines de 2016 han afirmado este miércoles durante su declaración en el juicio contra los cinco acusados que la mujer se encontraba en estado de 'shock' y que su actitud no fue fingida. De este modo, estos agentes se han ratificado en los informes que elaboraron tras su actuación en la madrugada del 7 de julio de 2016 a raíz de la llamada de la pareja que encontró a la joven en un banco entre lágrimas, alertando de que aparentemente había sido agredida sexualmente minutos antes.

La joven salió del portal de la calle Paulino Caballero en el que fue objeto de la supuesta violación grupal en torno a las 3:30, apenas dos minutos después de que lo hicieran los cinco acusados, que le habían robado el móvil para evitar que pudiera ponerse en contacto con alguien. Al comprobar que le faltaba el teléfono, la presunta víctima se dirigió a un banco de la avenida Roncesvalles, donde se sentó “llorando desconsolada y en posición fetal, siendo auxiliada instantes después por una pareja de ciudadanos que transitaba por el lugar” y que dio aviso al 112, según el relato que refleja el Ministerio Público en su escrito de acusación.

Los cuatro agentes que acudieron en auxilio de la joven madrileña han confirmado este miércoles en la Audiencia Provincial de Navarra lo que sostuvieron hace 16 meses: que la mujer no estaba simulando y que presentaba un estado de 'shock'. En su declaración, realizada por separado y que se ha prolongado por espacio de dos horas y media, no ha habido ninguna contradicción entre ellos y en relación a lo que reflejaron en los informes, según ha apuntado el abogado de la acusación, Miguel Ángel Morán, en un receso de la tercera sesión del juicio, que se celebra en su integridad a puerta cerrada. También la pareja que encontró a la joven ha declarado en el juicio que ella les aseguró entre llantos que había sufrido abusos sexuales.

La joven declaró que no opuso resistencia al entrar en "estado de 'shock" ante la actitud de los cinco acusados, lo que la llevó a "someterse" a ellos

El testimonio de estos agentes ha precedido a la declaración de tres policías forales que participaron en la identificación de los cinco acusados instantes antes del primer encierro de los Sanfermines tras ser localizados previamente por las cámaras de seguridad que hay desplegadas por las calles que recorren toros y corredores. Estos también han ratificado el contenido de los informes que elaboraron tras su actuación. En su declaración, han afirmado que los cinco sevillanos acusados estuvieron “colaborativos” durante su detención, según han apuntado fuentes de la defensa.

Miguel Ángel Morán se ha mostrado “satisfecho” por el desarrollo de la tercera jornada del juicio contra los cinco integrantes de ‘La manada’ con la declaración de estos siete agentes. En todo caso, la sesión de este miércoles ha estado marcada por los ecos de la declaración del día anterior de la joven, quien aseguró que no opuso resistencia al entrar en “estado de 'shock” ante la actitud de los cinco sevillanos nada más acceder al portal, lo que la llevó a “someterse” a ellos y ser forzada a mantener relaciones sexuales grupales.

Tanto la acusación como la defensa comparten su "satisfacción" con cómo transcurrió la declaración de la presunta víctima de la violación

Tanto la acusación como la defensa han compartido su “satisfacción” con cómo transcurrió la declaración de la joven, clave para el devenir del proceso judicial. Incluso ambas partes han coincidido en exhibir su sorpresa por la valoración realizada desde el otro lado. “Mantuvo el tipo y aguantó bien las embestidas de la defensa”, han asegurado desde la acusación, que considera que la joven ofreció un relato “coherente” y “convincente”. No se empleó “violencia extrema” para introducir a la joven en el portal, pero la mujer sí “dejó claro” que la agarraron por las muñecas para acceder a su interior, donde creía que iban a fumar un porro. En relación a su declaración, su otro abogado, Carlos Bacaicoa, ha incidido en la actitud "espontánea" que mantuvo en todo momento. En concreto, ha aludido a "la forma de sentarse", aunque ha rechazado "dar más detalles". "Fue un detalle de espontaneidad, de posición física", se ha limitado a señalar a los periodistas en un receso de la sesión.

Este mismo optimismo se transmite desde la defensa, que rehusó que la joven viera los vídeos grabados por dos de los cinco acusados durante su declaración al “no considerar oportuno” mostrarle las imágenes de las siete piezas cortas que componen el material gráfico extraído de los teléfonos. “No hacía falta hacer una recreación sobre los hechos, ha quedado claro bajo nuestro punto de vista”, señaló a los medios Agustín Martínez, abogado de tres de los cinco imputados, al término de la comparecencia de la supuesta víctima. Un día después, se ha ratificado en su percepción de que el testimonio de la joven madrileña favoreció a los acusados. Incluso ha trasladado a los periodistas su “profunda sorpresa” por la versión del testimonio de la mujer publicado en algunos medios, ya que, según ha asegurado, “no se parece absolutamente nada” a lo que sucedió en la sala de vistas 102.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios