Hablan las víctimas: En el momento en que te agreden, ya te están intimidando
"decepcionante" sentencia de la manada

Hablan las víctimas: "En el momento en que te agreden, ya te están intimidando"

La sentencia ha sido un jarro de agua fría para las víctimas. Las asociaciones denuncian que el fallo despierta "reticencias" a la hora de denunciar y exigen cambiar el Código Penal

Foto: Cartel en Pamplona con los rostros de los cinco integrantes de La Manada junto al lema No queremos violadores en las calles. (EC)
Cartel en Pamplona con los rostros de los cinco integrantes de La Manada junto al lema "No queremos violadores en las calles". (EC)

La sentencia de La Manada, que exime a los cinco acusados del delito continuado de agresión sexual reclamado por la Fiscalía y que prevé una condena de nueve años por abuso sexual, ha despertado una fuerte indignación social como demostraron las movilizaciones convocadas en distintas ciudades de España, y también ha provocado estupor en las asociaciones de víctimas, que reconocen una enorme decepción con los operadores jurídicos: "El fallo demuestra que les falta todavía muchísima formación, sensibilización y mucha prevención con perspectiva de género".

Los jueces de la Audiencia Provincial de Navarra descartaron la violación en los Sanfermines de 2016 porque entienden que no se produjo "el empleo de violencia o intimidación" al no haber "golpes, desgarros... fuerza eficaz". Argumento que la asociación Cavas (Centro de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales) cree definitivo para pedir una reforma del Código Penal inmediata. Su portavoz, Sonia Lamas Millán, insiste en que "urge" la incorporación de la perspectiva de género en la justicia y en la formación de todos los operadores jurídicos, además de en el propio Código Penal "porque no puede ser que sigamos manteniendo que el abuso supone que no se intimida a una persona". En Cavas, asociación que presta atención jurídica y psicosocial a mujeres violadas, tienen claro que "en el momento en que abusan de ti, ya te están intimidando".

La portavoz insiste en que "desde el respeto que hay que tener a la Justicia", es necesario recordar que "la sociedad va muchas veces por delante" y ya está reclamando "que esto no sirve, no vale". Precisamente el pasado 8 de marzo se produjo la movilización más importante que se recuerda en España con motivo del Día Internacional de la Mujer en mitad de un fenómeno que parece no haber hecho más que empezar. La sociedad parece estar más comprometida que nunca con la violencia de género (como muestran las encuestas) y de ahí el jarro de agua fría que ha supuesto una sentencia cuya pena es muy inferior a la solicitada por la Fiscalía, la acusación particular y las acciones populares.

El Ministerio Fiscal, que insistía en el delito de abuso sexual continuado, reclamaba una pena de entre 22 y 26 años de cárcel y, de los tres delitos que se les imputaban, el tribunal solo les ha condenado por uno (más allá de la falta de unanimidad: el juez Ricardo González emitió un voto particular en contra del fallo, como adelantó este diario). Pese a todo, la asociación Cavas ve un rayo de luz en lo sucedido: "La Fiscalía demostró que las mujeres y las feministas pueden creer en la Justicia. Es importantísimo su alegato y eso también hay que valorarlo".

Hablan las víctimas: "En el momento en que te agreden, ya te están intimidando"

Aun así, Sonia Lamas no niega que en la asociación entienden que un fallo de estas características "despierta reticencias a la hora de denunciar en muchas mujeres", siendo este el principal riesgo para la sociedad. "A las mujeres se les está diciendo que los agresores sexuales tienen impunidad. Se les está diciendo que nos tenemos que defender, gritar y jugarnos la vida cuando nos violan porque si no lo hacemos, no nos creerán", zanja. Y en este punto recuerda que Cavas, como tantas otras asociaciones, recomienda siempre no mostrar resistencia en casos similares, "porque puede tener mayores consecuencias en la propia agresión".

Varios centenares de personas se concentran en Sevilla tras el fallo. (EFE)
Varios centenares de personas se concentran en Sevilla tras el fallo. (EFE)

Este último punto es sin duda uno de los que más ha enfurecido a la sociedad, como demuestran las redes sociales, en las que muchas mujeres han manifestado exactamente la misma idea: cómo desde pequeñas les han inculcado la importancia de no insistir en la resistencia si te sientes acorralada porque las represalias pueden ser mucho peor. Precisamente, la víctima de los Sanfermines declaró en el juicio el pasado noviembre que no opuso resistencia a los cinco hombres que abusaron de ella porque se encontraba "en estado de 'shock" y mantuvo una actitud pasiva en todo momento "deseando que terminara cuanto antes". Explicaciones que, a ojos del tribunal, no conllevan que se produjera intimidación alguna.

El abogado que representa a la víctima ya ha señalado que recurrirá la sentencia, y desde Cavas consideran que esta ha sido "una oportunidad perdida", esperando "que la Justicia española no pierda más oportunidades". La portavoz pide que la sociedad "no pierda el ánimo ni la estela que nació el 8-M" porque la Justicia es "lenta" pero no se puede abandonar. La asociación Cavas insiste en que "ante cualquier situación de abuso, acoso o agresión sexual siempre hay que denunciar" y pide que no se acabe el espíritu que sacó a miles de mujeres a las calles el pasado marzo aunque la sentencia no sea en absoluto lo que esperaban.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios