LA PRESIDENTA ALEGA QUE NO FUE ALERTADA

El rector envió el acta falsa a Cifuentes y 19 minutos después ordenó su investigación

Desde el equipo de la presidenta Cristina Cifuentes alegan que en ningún momento se les alertó sobre los indicios que manejaba la universidad respecto a la falsificación del acta

Foto: El rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, el pasado 21 de marzo en rueda de prensa en el campus de Móstoles. (EFE)
El rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, el pasado 21 de marzo en rueda de prensa en el campus de Móstoles. (EFE)

El acta falsificada sobre la defensa del Trabajo Fin de Máster (TFM) de Cristina Cifuentes fue enviada a la Comunidad de Madrid desde el correo de la secretaría del rector de la URJC a las 17:36 horas del 21 de marzo, más de tres horas antes de que la presidenta esgrimiese el documento para intentar acreditar que no había ninguna irregularidad en su currículo. Previamente, a las 17:29 horas, el documento escaneado y sin timbre fue enviado por el profesor Enrique Álvarez Conde al rector Javier Ramos, según el propio relato de este último. Conde, que dirigía el máster, alega sin embargo en una entrevista a este diario que fabricó el acta tras recibir una "enorme presión" del rector.

El rector expuso este viernes ante los medios de comunicación, sin responder preguntas de los periodistas, que "debido a las inconsistencias detectadas", ordenó a la jefa de inspección de la universidad abrir un procedimiento de información reservada "para aclarar lo sucedido y determinar las responsabilidades correspondientes" el mismo día 21 de marzo. Concretamente, según señaló el propio rector [aquí su declaración en PDF], la investigación se abrió a las 17:55 horas. Desde que envió el acta falsificada a una secretaria de la Comunidad de Madrid hasta que ordenó la investigación transcurrieron apenas 19 minutos.

Desde el equipo de la presidenta Cristina Cifuentes alegan que en ningún momento se les alertó sobre los indicios que manejaban respecto a la falsificación del acta y que los llevó a abrir dicha investigación. El rector tampoco aporta ninguna aclaración al respecto, un vacío en el relato sobre el que tampoco pudieron indagar los periodistas ante la imposibilidad de realizar preguntas durante la rueda de prensa. Lo que sí quiso "enfatizar" el máximo responsable de la URJC, siguiendo una estrategia de defensa frente a las acusaciones del catedrático que dirigía el máster, fue que "resulta paradójico que, a los 26 minutos de recibir un acta que algunos me acusan de haber ordenado manipular, yo mismo solicité la apertura de una investigación sobre este tema".

La presidenta regional envió el acta a varios periodistas, junto a otros documentos como las notas de todas las asignaturas y la matrícula, a las 20:45 horas. A partir de ese momento comienza a publicarse esta información en distintos medios de comunicación y no es hasta las 0:38 horas de la madrugada cuando la presidenta sube un vídeo a las redes sociales, grabado en directo desde su despacho en la Puerta del Sol. En este muestra a cámara los documentos, entre los que destaca el acta del TFM fabricada ese mismo día y con dos firmas falsificadas.

Desde que comienzan a publicarse las informaciones hasta que Cifuentes muestra los documentos para defenderse contra "los ataques falsos" transcurren casi cuatro horas. Un periodo en el que tampoco habría recibido ningún aviso ni alerta de la URJC, que supuestamente ya había detectado dichas "inconsistencias" a media tarde. Tampoco durante todos los días posteriores, en los que tanto la URJC como Cristina Cifuentes mantuvieron silencio, se supo nada al respecto. A una hora de colgar el vídeo, Cifuentes incluso responde desde su cuenta personal de Twitter a un periodista que pone en duda el acta por carecer de sello, diligencia y fecha que "el documento está firmado por tres funcionarias de la universidad, de su puño y letras. ¿Las estás acusando de falsedad documental?".

El rector no dio su versión hasta este viernes, dos días después de que este diario publicase las informaciones sobre la fabricación del acta, con al menos dos firmas de miembros del supuesto tribunal falsificadas. No es hasta este momento en el que la URJC da traslado de los hechos a la Fiscalía. Por último, el rector concluye en su intervención que no se puede constatar que Cifuentes defendiese su trabajo.

Ante estas nuevas revelaciones y la intervención de la Fiscalía, Cristina Cifuentes reiteraba ayer desde Sevilla, donde el PP celebra su convención nacional, que no dimitirá porque no ve razón para ello y dice que no ha cometido ninguna ilegalidad ni ha mentido "absolutamente en nada". Ya el jueves, cuando se conoció que la Secretaria Técnica de la Fiscalía General del Estado (FGE) estaba "estudiando" la denuncia presentada por asociaciones de estudiantes para que se investiguen posibles delitos de falsedad documental y cohecho en el caso de las notas del máster que cursó la presidenta regional, Cifuentes aseguró que "el caso vaya a la Fiscalía es una buena noticia", al tiempo que reiteró que no pensaba dimitir.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios