la oposición había exigido explicaciones

Cifuentes presenta todos los documentos que acreditan que realizó el máster en 2012

La presidenta regional ofrece las notas de las 13 asignaturas y el acta del tribunal del trabajo fin de máster en 2012. Al ir a sacar el título en 2014 es cuando se detectó el error

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

Cristina Cifuentes ha aportado a última hora de este miércoles toda la documentación que acreditaría que realizó el máster en 2012 y que no falsificó ninguna nota, negando así la información publicada por 'eldiario.es', que asegura que la presidenta regional pudo falsificar sus notas para obtener un máster en la Universidad Rey Juan Carlos cuando era delegada del Gobierno. Todo se debe, según adelantó el rector en rueda de prensa, a un error administrativo, que hizo que durante dos años (hasta 2014) apareciera en la base de datos de la universidad que a Cifuentes le quedaban dos asignaturas para aprobar el máster, cuando realmente ya las había aprobado en 2012 y había realizado también el trabajo fin de máster (el TFM).

[El acta del máster de Cristina Cifuentes tiene al menos dos firmas falsificadas​]

Las tres profesoras que formaban el tribunal que valoró el TFM se reunieron el 2 de julio de 2012 puntuando a Cifuentes con una nota de 7,5 puntos. "De las declaraciones del rector y del profesorado se desprende que la universidad cometió un error en la transcripción de las calificaciones al sistema informático en 2012, que se detecta en 2014 en el momento de ir a abonar las tasas de expedición del título, procediéndose a su subsanación", señala la presidenta en un comunicado. Cifuentes pagó 176,27 euros el 23 de octubre de 2014 cuando decidió expedir el título.

"Según está acreditado documentalmente, Cristina Cifuentes se matriculó, pagó las correspondientes tasas académicas, y cursó las asignaturas al igual que el resto de las personas que participaban en el máster. Hay que destacar que el error en la transcripción de las calificaciones afectó a varias personas más, y es una situación que no es inhabitual en el ámbito académico. Seis profesores universitarios han empeñado su palabra, su prestigio y su carrera profesional de funcionarios públicos para afirmar sin la más mínima duda que todo el procedimiento académico en relación con el máster se llevó a cabo de acuerdo con la más absoluta legalidad, y que no hubo irregularidades", prosigue el comunicado.

Entre la documentación aportada está la matrícula del Máster Universitario en Derecho Público del Estado Autonómico (con un coste de 1.586 euros), con la relación de las 13 asignaturas impartidas, incluyendo el trabajo fin de máster; el certificado del pago de las tasas de expedición del título académico en 2014; un certificado académico con las calificaciones finales obtenidas en cada una de las materias; acta del trabajo fin de máster con la calificación de 7,5 puntos, de fecha 2 de julio de 2012, y un correo electrónico en el que uno de los profesores solicita en octubre de 2014 a la funcionaria Amalia Calonge que se subsane el error de transcripción de la calificación de Cristina Cifuentes, error que se había detectado cuando Cifuentes quiso el título académico. Lo que no ha aportado aún Cifuentes es el trabajo fin de máster.

Cifuentes presenta todos los documentos que acreditan que realizó el máster en 2012

Cifuentes intenta salir así al paso de todas las acusaciones y dudas que se han vertido en la jornada de este miércoles. La oposición se lanzó en tromba para pedir explicaciones a la presidenta regional. El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, exigió una "aclaración explícita, verosímil y convincente" antes de conocer la versión de Cifuentes. Tras los documentos aportados por la presidenta, "quedan aún aspectos sobre el asunto por dilucidar. Esperamos sus explicaciones en sede parlamentaria", señaló Gabilondo. El diputado de Unidos Podemos en el Congreso Íñigo Errejón, previsiblemente futuro candidato a la comunidad, calificó lo sucedido "de extraordinariamente grave", recalcando que "por mucho menos en Alemania dimitió un ministro".

Todos esperaban que Cifuentes saliera a dar explicaciones en persona (este jueves hay pleno en la Asamblea), ya que su silencio estaba empeorando la situación (son pocos los que se han creído los argumentos dados por la universidad). Mientras, 'sottovoce', algunos miembros del PSOE y de Podemos en la Cámara madrileña (no todos) han vuelto a reavivar la idea de la moción de censura. De que puede ser el momento. Esta vez sí. Podemos ya presentó una moción de censura en junio del año pasado que no salió adelante, ya que no contó ni con los votos de los socialistas. En febrero de este año, en cambio, fue el presidente de los socialistas madrileños, Manolo Robles, quien lanzó la idea de alentar una nueva moción, aunque lo hizo a título particular.

La pelota vuelve a estar, como siempre, en el tejado de Ciudadanos. Por pura lógica matemática. Una moción de censura debe contar con el apoyo de la formación de Ignacio Aguado, que también ha exigido a Cifuentes que salga ella, personalmente, a dar cumplidas explicaciones. La situación es grave y para Ciudadanos, si se confirma, "estaríamos ante un delito, y esto va mucho más allá del punto 3 del acuerdo de investidura" que firmaron en junio de 2015 Ciudadanos y los populares. Un compromiso que recoge "la separación de cualquier cargo público que haya falsificado o engañado en relación a su currículo o su cualificación profesional o académica". Por lo que la idea de una moción de censura suena más bien a amago que a realidad. Lo que está claro es que antes de tomar cualquier decisión, Ciudadanos quiere escuchar a Cifuentes.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
151 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios