DESAYUNO INFORMATIVO DE NUEVA ECONOMÍA FÓRUM EN MADRID

Sánchez: "Estamos ante un episodio de independentistas contra independentistas"

El secretario general remarca su compromiso con la legalidad y demanda un "horizonte de salida" a Rajoy. El jefe del PSOE-M insiste en unas listas que incluyan a personas y colectivos de izquierdas

Foto: Pedro Sánchez saluda al líder del PSOE-M, José Manuel Franco, este 31 de enero en el hotel Ritz de Madrid. (EFE)
Pedro Sánchez saluda al líder del PSOE-M, José Manuel Franco, este 31 de enero en el hotel Ritz de Madrid. (EFE)

No se conocían todavía los mensajes que Carles Puigdemont mandó ayer a uno de sus 'exconsellers' huidos con él en Bélgica, Toni Comín, pero sí había aflorado la ruptura entre ERC y Junts per Catalunya tras la decisión del presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, de aplazar la sesión de investidura. Razón por la que Pedro Sánchez podía hablar este miércoles de un "nuevo episodio" de "involución democrática" en Cataluña: la guerra de "independentistas contra independentistas", una "lucha de poder" cuyas víctimas son el conjunto de los catalanes.

El secretario general del PSOE vertió esa reflexión en un desayuno informativo en Madrid en el que presentaba al líder regional de su partido, José Manuel Franco. A falta de novedades sobre las candidaturas futuras socialistas en la Comunidad y en el Ayuntamiento de la capital —la comidilla que corroe a los dirigentes de la federación y que nadie sabe realmente cómo resolver con cierta eficacia—, el mensaje principal de la cita basculó sobre Cataluña. No podía ser de otra manera, vista la maniobra dilatoria de Torrent y la evidente ruptura con el 'president' depuesto, que no había sido informado del aplazamiento y que confiaba en obtener la investidura ayer mismo, desoyendo por tanto las advertencias del Tribunal Constitucional. Torrent no accedió, dio una patada al balón y, para no acabar de romper amarras con JxCAT, aseguró que el aspirante sigue siendo Puigdemont.

Sánchez quiso hacer "cuatro reflexiones" tras lo sucedido ayer en el Parlament. La primera, que "si la única salida que propone el independentismo se llama Puigdemont es que no quiere salida". Línea que él mismo había avanzado este martes, al exigir a los separatistas que pasen "página" del 'expresident' y propongan un candidato "viable". Dos, el "nuevo episodio" de "involución democrática", la división entre las formaciones soberanistas, la tensión de "independentistas contra independentistas".

A Rajoy le digo que a finalidad del Gobierno no es conservar el poder, sino resolver los problemas en lugar de cronificarlos


Tres, que la sesión de investidura "se podrá aplazar", pero lo que no se pueden posponer más, apuntó, "son los problemas reales de los catalanes". Y cuatro, un mensaje para Mariano Rajoy: "En política, el que no hace nada, tampoco es nada. El presidente debe dar una respuesta política, un horizonte de salida". Al jefe del Ejecutivo le dice que "la finalidad del Gobierno no es conservar el poder, sino resolver los problemas en lugar de cronificarlos".

Apelación al "sentido común"

El secretario general volvía a rescatar su crítica al inmovilismo del jefe del Ejecutivo. Como decían después del acto fuentes muy próximas, buscaba subrayar a Rajoy que tiene que moverse, actuar, hacer "política" y apostar, por ejemplo, por renovar el pacto constitucional, piedra angular del discurso del PSOE.

No eran las palabras una crítica a las últimas gestiones del Gobierno, su recurso al TC sin el aval del Consejo de Estado, ni tampoco pretendía deslindarse del Ejecutivo en su lucha contra el desafío soberanista. De hecho, volvió a reafirmar el "compromiso" del PSOE con las instituciones, el Estado democrático y social de derecho y la "recuperación del autogobierno pleno para Cataluña quebrado por el secesionismo".

Aunque Franco sigue apostando por sumar a más progresistas a su proyecto, deja claro que no renunciará a las siglas socialistas

Tras recalcar que España no necesita "más remiendos ni parches", Sánchez ofreció un "proyecto común capaz de enmarcar a la mayoría que, piensen como piensen, creen que es hora de pasar una página de nuestra historia donde la corrupción y desigualdad se repiten con demasiada frecuencia". "Contra la parálisis construida desde la cerrazón, vuelvo a apelar al sentido común, contra el muro de irresponsabilidad reivindico el valor de la cordura, la que se necesita para que se hable de lo trascendente", remachó.

Sánchez: "Estamos ante un episodio de independentistas contra independentistas"

El protagonista del acto, sin embargo, era José Manuel Franco. El desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en la capital era su puesta de largo como líder regional. Y aunque desgranó su proyecto para Madrid [aquí su intervención en PDF], buena parte del interés giraba en torno a las candidaturas para el Gobierno autonómico y el Ayuntamiento de la capital. Pero tampoco despejó demasiadas dudas. Ni anticipó nombres.

"Cantera más que suficiente"

La última controversia saltó el pasado viernes, cuando él mismo contó a 'El País' que su idea era montar una lista unitaria con el objetivo de que la izquierda retenga el poder en Madrid. Su apuesta se mantiene, sí, aunque subraya que no piensa sacrificar las siglas. Reajustó así su discurso con Ferraz, que no tardó en desautorizarle, recordándole que jamás el PSOE va a sacar sus siglas de la papeleta en 2019. "Sigo apostando y de ahí no me va a mover nadie por que una posibilidad para poder ganar las elecciones en la ciudad de Madrid es que en torno al proyecto socialista puedan sumarse todas aquellas personas y colectivos que compartan las líneas maestras de nuestro programa electoral y nuestros planteamientos".

Gabilondo va a ser lo que él quiera porque lo que él quiera estoy convencido de que lo van a querer los militantes de Madrid

Estos encontrarán, pues, las "puertas abiertas" del PSOE-M, indicó, pero sin que el partido renuncie a su identidad. "Nunca jamás puedo ocultar unas siglas históricas como las nuestras", abundó, recordando que el PSOE ayudó a construir la democracia y edificó el Estado del bienestar. "¡Cómo no vamos a estar orgullosos de nuestras siglas!", exclamó. Pero la federación también necesita seguir "trabajando" y adaptarse "a los nuevos tiempos", y en esa labor "no sobra nadie". Ahí encajó su propuesta de sumar a colectivos y ciudadanos progresistas de cara a las autonómicas y municipales de 2019.

Como era previsible, Franco se preocupó en mostrar total sintonía con Ferraz. Más teniendo al lado a Sánchez. La prueba "más elocuente" de que no hay "ningún tipo de problema" con la cúpula federal es que es Sánchez quien le presentó hoy, argumentó, aunque lo cierto es que la cita informativa estaba programada desde principios de enero.

El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, este 31 de enero en el hotel Ritz de Madrid. (EFE)
El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, este 31 de enero en el hotel Ritz de Madrid. (EFE)

Franco rehuyó de nombres. Se escabulló agarrándose al principio general: que el PSOE-M tiene "cantera más que suficiente", que para cualquier compañero sería "un orgullo" ser candidato socialista y que en todo caso serán las bases las que tengan "la última palabra" y elijan a los cabezas de listas. Sí garantizó que el escogido para el Ayuntamiento —la plaza más en duda— "suscitará entusiasmo" y "sea el que sea, saldrá a ganar".

Y para la Comunidad, el líder regional consolidó más la idea de que el que fue cabeza de cartel en 2015, Ángel Gabilondo, repetirá el próximo año: "Gabilondo ha demostrado ser un magnífico ministro, un magnífico gestor, va a ser lo que él quiera porque lo que él quiera estoy convencido de que lo van a querer los militantes de Madrid. Ha tenido la enorme generosidad de que siendo socialista sin carné, quiere que su decisión sea sometida al escrutinio de las bases, y eso dice mucho en su favor". Gabilondo quiere mantenerse en la Comunidad, y no pasar a encabezar la plancha al Ayuntamiento, como ronda en la cabeza de algunos dirigentes en Ferraz.

Respecto a los tiempos, nada concluyente: recordó que el comité federal tiene que aprobar —lo hará previsiblemente a finales de febrero— un reglamento y un calendario de primarias, así que no cree que sea oportuno hablar ahora de nombres. Si el jefe del antiguo PSM no fue más arriesgado era porque, según explicaban desde su entorno, convenía ser "prudente", después de sus últimas meteduras de pata, y poder serenar así las aguas.

No es "comparsa" de Podemos

Franco, por último, negó que el PSOE-M sea "comparsa" de Podemos en el Ayuntamiento de Madrid, que gobierna Manuela Carmena. El partido "está intentado colaborar para la gobernabilidad" del consistorio, "discrepando cuando tiene que discrepar, votando en contra cuando tiene que votar en contra y apoyando la labor de la alcaldesa y de su equipo de Gobierno cuando creemos que el apoyo beneficia al conjunto de los madrileños". El secretario regional defendió que dirección debe mantener la "misma línea de actuación". "Los socialistas no estamos en momentos para hacer grandes cambios", como romper con Ahora Madrid, abundó.

Los socialistas no romperán con Carmena en el final de su mandato en la capital: "No estamos en momentos para hacer grandes cambios"

Al desayuno informativo en Madrid acudieron miembros de la ejecutiva federal —Adriana Lastra, Cristina Narbona, Santos Cerdán, Beatriz Corredor...—, diputados, senadores, parlamentarios autonómicos y numerosos cargos del PSOE-M, como el exministro Ángel Gabilondo, el exportavoz municipal Antonio Miguel Carmona o el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez.

José Manuel Franco, secretario general del PSOE-M, este 31 de enero durante el desayuno informativo en el hotel Ritz de Madrid. (Borja Puig | PSOE)
José Manuel Franco, secretario general del PSOE-M, este 31 de enero durante el desayuno informativo en el hotel Ritz de Madrid. (Borja Puig | PSOE)

Además, acudieron dirigentes de las otras tres formaciones representadas en la Asamblea, como el número dos de Cristina Cifuentes en el Gobierno regional, el popular Ángel Garrido; la portavoz de Podemos en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, y su antecesor, José Manuel López, o el vicepresidente primero de la Mesa de la Cámara autonómica, Juan Trinidad, de Ciudadanos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios