sólo cuando la instrucción esté próxima a su fin

Puigdemont va el lunes a Dinamarca y España no prevé reactivar la euroorden

Volver a reclamar la entrega daría lugar a la interpretación de que se incurre en fraude de ley, explican fuentes jurídicas a El Confidencial

Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

El Tribunal Supremo no tiene previsto reactivar la orden de busca y captura europea contra Carles Puigdemont a pesar del anuncio de que participará el próximo lunes en un debate sobre la situación política de Cataluña en la Universidad de Copenhague. Según informan a El Confidencial fuentes jurídicas, volver a emitir en este momento una nueva euroorden daría lugar a la interpretación de que el instrumento utilizado para reclamar el arresto del expresidente de la Generalitat se ha empleado en fraude de ley.

La universidad de la capital danesa ha anunciado en su página web que Puigdemont participará el lunes en un debate a las dos de la tarde y ha confirmado su intención de intervenir "presencialmente". De confirmarse su presencia en Copenhague, sería la primera vez en que el expresidente abandona Bélgica desde que llegó a finales del pasado octubre para evitar comparecer ante la Justicia española.

El juez instructor de la causa por rebelión, sedición y malversación decidió el 5 de diciembre dejar sin efecto las órdenes de detención dictadas contra el expresident catálán y también los otros cuatro exmiembros de su Govern que le acompañaron en su huida a Bruselas: Antoni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí. Desde aquel momento, los cinco cuentan con libertad para desplazarse fuera de España sin riesgo a ser arrestados pero, si pisan territorio nacional, serán inmediatamente puestos a disposición de la Justicia.

Las fuentes consultadas explican que el Tribunal Supremo no contempla por el momento otro escenario que no sea la vuelta a España del imputado. Sólo cuando la instrucción se encuentre próxima a su finalización y el juez Pablo Llarena cuente con el material completo para sustentar su acusación, el magistrado se plantearía volver a reclamar la entrega. En ese caso estaría respaldado, además, por el argumento del paso del tiempo y el incumplimiento de Puigdemont de su promesa electoral de regresar a territorio nacional.

"Han expresado su intención de volver"

La primera de las órdenes de busca y captura fue dictada por la Audiencia Nacional como consecuencia de su incomparecencia ante la citación de la juez Carmen Lamela, por entonces encargada de la investigación. Llarena asumió después el grueso de la causa por el 'procés' y cambió el criterio. Anuló, no sólo las órdenes europeas de detención sino también las órdenes internacionales que pesaban contra todos los huidos.

En el auto en el que explicaba su decisión indicaba que se está investigando un delito de naturaleza plurisubjetiva dotado de unidad jurídica inseparable, lo que requiere una única contestación para evitar respuestas contradictorias. Con posterioridad a la emisión de las órdenes, señalaba, "los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España, con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos para cuyos comicios se han presentado recientemente".

Explicaba lo anterior indicando que no tiene sentido arriesgarse a que la entrega no se curse por todos los delitos que se imputan. Todo es -decía- una unidad jurídica inseparable y la depuración de las distintas responsabilidades penales "debe ser llevada de manera unificada, pues de otro modo podría romperse la continencia de la causa y conducir el proceso a respuestas contradictorias y divergentes para los distintos partícipes".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios