"DEBEMOS CAMBIAR LA ESTRATEGIA", han dicho

Junqueras y los 'exconsellers' ante el Tribunal Supremo: entramos "en una nueva fase"

Uno de los puntos en los que más han incidido es que rechazan de forma rotunda el uso de la violencia, componente esencial para la comisión del delito de rebelión

Foto: Furgón en la puerta de carruajes del Supremo. (EFE)
Furgón en la puerta de carruajes del Supremo. (EFE)

Oriol Junqueras y los siete 'exconsellers' del Govern de Carles Puigdemont que han comparecido este viernes ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena han justificado su renuncia a la vía unilateral que desembocó en la aprobación de la DUI el pasado 27 de octubre y explicado al juez que la situación en Cataluña "ha entrado en una nueva fase" y ahora confían en impulsar una negociación con el Ejecutivo central para alcanzar pactos y acuerdos.

Según explican a El Confidencial fuentes presentes en la declaración, los acusados han seguido guiones similares durante la declaración, han reconocido que los hechos han demostrado que los partidos soberanistas deben "cambiar la estrategia" e incidido en que la Constitución es "flexible" y permite un reconocimiento de "la situación de Cataluña". El grueso de las declaraciones se ha producido en respuesta a las preguntas de sus defensas.

En cuanto a la aplicación del 155, su acatamiento ha venido salpicado de críticas. Lo aceptan por "imperativo legal" y no comparten la decisión del Gobierno de aplicarlo con la consecuencia de que quedaron fulminantemente cesados y el Parlamento se disolvió para la convocatoria de elecciones. Sus argumentos se han dirigido a demostrar que no se resistieron a las destituciones y que si se han presentado a los comicios es porque lo aceptan. Todos salvo Meritxell Borrás y Jordi Cuixart concurren en el 21-D.

Además, descartan de forma rotunda el riesgo de fuga y se han comprometido a quedar a disposición de la Justicia cuando sean llamados y destacado que con unas elecciones a 20 días que pretenden ganar resulta impensable que escapen del territorio y eludan a las autoridades. Su participación en la campaña se hará en cumplimiento de la vías democráticas, han añadido.

Junqueras y los 'exconsellers' ante el Tribunal Supremo: entramos "en una nueva fase"

Uno de los puntos en los que más han incidido, al igual que ya hicieron en su primera declaración ante la juez Carmen Lamela en la Audiencia Nacional, es que rechazan de forma rotunda el uso de la violencia, componente esencial para la comisión del delito de rebelión, el que lleva aparejadas las penas más altas de los tres que se les imputa en grado indiciario junto a la sedición y malversación.

La vía escocesa

A pesar de que todos ellos han respondido a un argumentario coincidente en muchos aspectos, cada uno ha elegido su camino para defender que deben ser puestos en libertad. Por ejemplo los miembros de ERC Carles Mundó y Raül Romeva se han referido a la vía escocesa como salida al 'problema' catalán. Por contra Dolors Bassa ha reconocido abiertamente que era consciente de que los acontecimientos del último mes y medio siguieron un guión inconstitucional, tal y como apuntan las fuentes consultadas. Junqueras y Romeva no han contestado al Ministerio Público, al contrario que el resto que sí lo ha hecho con mayor o menor grado de cooperación.

Una de las que más cooperación ha mostrado ha sido Meritxell Borrás, del PDeCAT, que se encuentra fuera de la carrera electoral. Borrás ha respondido durante casi una hora después de reclamar declarar sobre el fondo de la acusación de su contra y más allá de los términos fijados por la providencia del juez que quería centrar la comparecencia en los motivos para la libertad. Ella y otro de los acusados, Joaquim Forn, han respondido también a la acusación popular ejercida por VOX.

La mayoría han recurrido para justificar su arraigo a motivos personales como que tienen hijos, familiares ancianos o con alguna enfermedad, hipotecas o bienes a proteger. También han destacado que tienen pleno conocimiento de los hechos que se les imputan.

Los 10 acusados han regresado a las cárceles de Soto del Real, Estremera y Alcalá Meco donde esperarán el lunes la decisión del juez Llarena, que ha citado a los procuradores a las nueve de la mañana para notificarles el auto en el que adopte su decisión final. Para la Fiscalía, las declaraciones no han sido suficientes y ha mantenido su criterio inicial e insistido que deben continuar en la cárcel.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios