CONSIDERA POSIBLE LIDERAR EL 'GOVERN' DESDE EL EXTRANJERO

Puigdemont: "No pierdo la fe de cambiar los hechos. ¿Por qué nos debemos rendir?"

El 'expresident' en el exilio no considera un problema poder llevar Cataluña desde Bélgica, según ha confirmado en una entrevista realizada en 'Catalunya Ràdio'

Foto: El expresidente catalán, Carles Puigdemont, atendiendo a los medios en Bruselas. (EFE)
El expresidente catalán, Carles Puigdemont, atendiendo a los medios en Bruselas. (EFE)

"Marco mental". Carles Puigdemont repitió varias veces el concepto ante su desagrado por las preguntas que le hacía Mònica Terribas en 'Catalunya Ràdio'. No hay plan B a su investidura. Pero va más lejos: "Yo no pierdo la esperanza de cambiar los hechos. ¿Por qué nos debemos rendir? No puedo aceptarlo de ninguna manera porque la gente ha votado eso. No pasa por nuestra cabeza retroceder o rectificar lo que le complazca al señor 155".

Los hechos. Durante la entrevista Puigdemont los ha desafiado varias veces, como algo tan español como un Don Quijote que dijese que no son molinos, que son gigantes. Como, por ejemplo, cuando ha asegurado que Oriol Junqueras podría ser 'conseller' desde la cárcel. "Para mí, Oriol Junqueras y el resto son los 'conseller' que había antes. Eso no puede cambiar a menos que personalmente antes se aparte. Oriol Junqueras puede ser 'conseller' de Economía si quiere. La situación es tan salvaje que no podemos aceptar otra cosa".

"La alternativa es que yo sea presidiario y no presidente. No hay plan B, el plan A es restitución porque es lo que nos ha encargado la gente", y de ahí no se ha movido el líder de JxCAT.

Puigdemont no respondió la mayoría de las preguntas, que versaron sobre cómo piensa ser investido si sigue residiendo en Bélgica. Pero sobre lo que dijo, se manifestó una obstinación en no querer aceptar lo que pasó después de que el Parlament proclamase la independencia a finales de pasado mes de octubre. Incluso contradiciéndose a sí mismo. Antes de apuntar que Junqueras podía ser 'conseller' desde la cárcel, negaba esta misma condición para sí mismo: "Seguro que no podré gobernar desde la prisión. En prisión usted no me podría entrevistar, no podría escribir, no podría recibir gente. La única realidad es que el 155 fue derrotado en las urnas”.

La tozudez de los hechos

"No podemos hacer que el señor Rajoy y la coalición del 155 que han tenido una estrepitosa derrota electoral termine ganando por la vía de los hechos", volvió a apuntar. Puigdemont contra los hechos, Puigdemont contra la realidad.

Evitó en todo momento aceptar que insistir en su investidura alarga la aplicación del 155 y perpetúa la prolongación de la suspensión de la autonomía. "La restitución no pasa por aceptar las consecuencias del 155. La restitución pasa por aceptar el resultado de las elecciones", aseguró Puigdemont.

Carles Puigdemont llama a Josep Turull tras establecerse la mesa del Parlament. (EFE)
Carles Puigdemont llama a Josep Turull tras establecerse la mesa del Parlament. (EFE)

Sobre sí mismo

Esta percepción de la realidad también afecta a su persona. A juicio de Puigdemont, "soy un presidente perfectamente investible. Espero que se respeten mis derechos. Espero que mi derecho como diputado no lo cuestione nadie. Especular sobre otros escenarios no es de recibo". Y relativizó la opinión de los letrados del Parlament.

Se molestó cuando la periodista le apuntó su situación en la capital belga. "Yo no estoy huído de la justicia española y se suspendió la eurorden. Puedo ir a cualquier lugar de Europa Si el señor Rajoy no se reúne conmigo es porque no quiere". El pequeño detalle de que no se ha movido de Bélgica para seguir en libertad lo obvió.

"Si el Rey no firma mi nombramiento, el problema lo tiene el Rey. Si tengo los votos suficientes en el Parlament, ¿por qué no me han de nombrar? El jefe de Estado no tiene ningún derecho a subvertir el mandato popular", añadió este viernes Puigdemont.

Sobre su actividad en Bruselas, Puigdemont replicó que "no le diré con quién me he reunido. Si queremos coser y que el mundo vea que el problema no lo tenemos nosotros, nos tenemos que reunir con gente de manera muy discreta y se hace mucho trabajo desde fuera de la cárcel".

Incluso abrió la puerta a un regreso pactado con el Gobierno español. "Técnicamente no puedo descartar nada. No puedo perder la esperanza de que el Estado español entienda que hay que respetar la normalidad democrática. Mi deber es no descartar nada".

Sobre el mecanismo de investidura que presentarám al presidente del Parlament, Roger Torrent, sólo apuntó que no será un decisión que tome en solitario: “La decisión la estamos tomando conjuntamente, tenemos claro que este es el objetivo de nuestro grupo parlamentario y de otros grupos". Pero ni un detalle de cómo será. Y sobre su relación con ERC sólo un apunte: "En el 'Plan de restitución' no hay fisuras". De nuevo, lejos de la realidad.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios